0-1, min. 21, Cobelli. 1-1, min, 28, Blanco. 2-1, min. 39, Máximo Banguera. 2-2, min. 85, Cobelli.
Punto agridulce para el Barcelona SC

Punto agridulce para el Barcelona SC

Jornada 16 de la segunda etapa de la Serie A de la liga ecuatoriana, el Monumental fue testigo de cómo el Barcelona SC y el Deportivo Cuenca empataron a 2, en un duelo con mucha carga sentimental para Máximo Banguera tras perder hace escasos días a su madre.

paullucin
Paúl Lucín

El Monumental albergó el duelo entre el Barcelona Sporting Club ante el Deportivo Cuenca, correspondiente a la 16º fecha de la 2ª etapa de la Serie A del fútbol ecuatoriano. Partido de vital importancia para los intereses del cuadro torero que aspira a ganar esta segunda etapa y jugar la final ante Emelec.

Partido en el que los locales partían como favoritos pero la falta de gol y de contundencia en sus acciones ofensivas hicieron que se escapasen 2 puntos a falta de 6 jornadas para que concluya el campeonato ecuatoriano. El cuadro morlaco se adelantó en el minuto 21 por medio de Cobelli que fue asistido por Walter Zea tras aprovechar un error de Blanco en el centro del campo y la mala salida del meta Máximo Banguera. 0-1 para el Deportivo Cuenca y jarro de agua fría para el conjunto canario. Pero la alegría le duró poco a los morlacos ya que siete minutos después, Blanco envío dentro del marco visitante un centro de Pedro Pablo Velasco para sellar el empate a uno en el electrónico. Otra vez el marcador igualado y los locales se vinieron arriba, jugando con más confianza. Corría el minuto 39 de partido y Ely Esterilla se adentró en el área del Deportivo Cuenca y el cancerbero Hamilton Piedra en su intento por detenerle, cometió penalti. Lanzamiento desde los once metros para el Barcelona Sporting Club y el lanzador del penalti fue el portero de la escuadra local, Máximo Banguera. El número 1 de los locales anotó el penalti y sus compañeros se fundieron en un abrazo con el meta que ayer fue goleador. 

Pero lo que se vivió en el estadio de la ciudad de Guayaquil superó lo extrictamente deportivo. El gol de Máximo Banguera no solo significaba el 2-1 para el Barcelona S.C. sino que el meta le dedicó el gol a su difunta madre y sus compañeros tuvieron el detalle de cederle ese lanzamiento de penalti. Banguera que demostró entereza, no huyó de la responsabilidad y acabó marcando el segundo tanto del combinado local. Con esta ligera ventaja para los jugadores de Rubén Israel, el colegiado José Luis Espinel señaló el camino a los vestuarios.

Tras la reanudación, el cuadro amarillo fue amor y señor del partido, se hizo con la posesión del esférico y tuvo claras ocasiones de gol para ampliar su renta por medio de Isamel Blanco, Christian Suárez y Ely Esterilla pero la mala puntería de los delanteros toreros y el acierto de la defensa y del portero del Deportivo Cuenca evitaron el tercer gol. Pasaban los minutos y el marcador no se movía, todo parecía indicar que Rubén Israel conseguiría otra victoria para acercarse al título. Sin embargo, ocurrió lo que se temía: el empate.

Los jugadores del Barcelona SC no pudieron ampliar su renta y los jugadores de Gustavo Duró  supieron defender su portería y buscar el gol al contragolpe. Corría el minuto 85 de partido y los morlacos sabían que no se podía volver a Cuenca con las manos vacías y otro error de los locales en el centro del campo permitió a Juan Manuel Cobelli plantarse solo ante Máximo Banguera para marcar el segundo de su equipo y el segundo de su cuenta particular que significaba el empate que cerraría el partido. 

Deportivo Cuenca sacó un empate cuando peor lo tenían pero una defensa ordenada y la ambición por el gol hicieron que finalmente se llevasen 1 punto de Guayaquil. Los jugadores del Barcelona Sporting Club dejaron escapar un partido que tenían dominado pero si no quieren ver como sus aspiraciones se desvanecen tendrán que reponerse con una victoria. Su próximo duelo será ante su eterno rival, Emelec, en otro Clásico del Astillera que se jugará el miércoles 19 de noviembre en el Estadio George Capwell.

VAVEL Logo
CHAT