Pelearon, cayeron y se fueron
Aurich clasificó a la Libertadores como subcampeón nacional peruano. (Foto: elbocon.pe)

Desorden, emotividad y muchos goles. Así fue la descripción del épico encuentro entre Juan Aurich y Tigres por la sexta fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores. Un partido en donde los peruanos cayeron por 5-4 ante los mexicanos en el estadio Elías Aguirre de Chiclayo. El resultado hizo que tanto el conjunto visitante, que ya estaba clasificado, vaya a los octavos de final junto con River Plate. Quien necesitaba una victoria ante San José de Oruro y una derrota o empate del conjunto chiclayano, quien quedaría eliminado tras la derrota.

Los goles, como bien se sabe, no se hicieron espera. A los 10 minutos, el atacante Enrique Esqueda aprovechó un balón ante la falta de inteligencia en la zaga defensiva peruana para darle el primer gol a los mexicanos. El portero 'aurichista', Pedro Gallese, que tuvo una de sus peores noches, no pudo aguantar el asedio de la visita.

Pero así como hay acción, también hay reacción. Y la de Juan Aurich tampoco se hizo espera. Ante un planteamiento ofensivo por parte del técnico Roberto Mosquera, el 'ciclón' puso el empate por un golazo de pelota parada, cortesía de Germán Pacheco. El argentino anotaría a los 14'.

Sin embargo, los errores defensivos seguían jugando en contra de los locales. A dos minutos del tremendo gol de Pacheco, Esqueda volvería a aparecer para concretar el doblete y poner sonrisas tanto en su equipo como en River Plate en Buenos Aires. La pelea seguía y las reacciones de Aurich continuaban. La evidencia se dio notoria cuando a pocos minutos del final del primer tiempo, el panameño Luis Tejada aparecería para dar el empate.

Complemento no apto para cardíacos

Los segundos 45 minutos empezaron con sonrisas para los peruanos. Rápidamente, en el inicio, una falta sobre Óscar Vílchez en el área cobraría el penal a favor de Aurich. Tejada, como bien lo sabe hacer, volvería a aparecer con el gol frente la portería de Enrique Palos, dando vuelta al partido. La alegría en el Estadio Monumental de Buenos Aires parecía empezar a apagarse.

No obstante, cuando todo era algarabía para el Perú, Dieter Villalpando pondría el gol que enmudecería Chiclayo. El volante mexicano se convertiría poco después, en la figura del partido con un otro gol más y sus burlas hacia la defensa peruana. Esqueda pondría el quinto gol. Tanto que sepultaría al conjunto local y clasificaría a River Plate. El consuelo peruano, se encontró en el doblete de Germán Pacheco. Quien aparecería a pocos minutos del final.

Con este resultado, Juan Aurich queda eliminado de la Copa Libertadores, siendo tercero en la tabla con 6 puntos en la tabla del grupo 6. Los clasificados a los octavos de final del certamen son Tigres, puntero con 15 unidades, y River Plate con 7.

VAVEL Logo