Alianza Lima recuerda a Sandro Baylón a 16 años de su fallecimiento
Montaje: Luis Burranca.

Alianza Lima recuerda a Sandro Baylón a 16 años de su fallecimiento

En VAVEL Perú homenajeamos la carrera del encaminado a ídolo cuya vida se vio interrumpida, después de una fiesta de año nuevo.

luis-burranca-barthelmess
Luis Francisco Burranca

Llegó el 2016, una fecha en donde el mundo entero celebra la llegada de un nuevo año y 365 días en donde la gente se promete nuevos objetivos. No obstante, para Alianza Lima, desde hace 16 años, el 1 de enero no es una fecha para celebrar, sino para recordar. Pues, fue un día como hoy del año 2000 en donde la carrera de la joven promesa del fútbol peruano, Sandro Baylón. Hoy, en VAVEL Perú para iniciar el año, te contaremos sobre la carrera de uno de los jugadores 'íntimos' más queridos'.

Sandro Paulo Baylón Capcha nació en el barrio limeño de Independencia un 11 de abril de 1977. En su niñez, fue un destacado en los deportes, a pesar de que su familia trataba de impedir su ingreso a este rubro. No obstante, Sandro ya estaba llamado a continuar con el legado que dejó su tío, uno de los ídolos 'grones' y miembro de la generación dorada de la Selección Peruana, Julio Baylón.

Siendo el mejor de su colegio en el Atletismo, Baylón encontró el amor en el fútbol Y más aún, viendo los partidos del equipo al que admiraba, Alianza Lima. Teniendo a la generación de los 'potrillos' como ejemplo, el apodado 'mudo' ejercía tal picardía como un buen defensa central. Al punto de que fue llevado a las divisiones inferiores del equipo 'blanquiazul'.

La oportunidad dorada de Baylón llegaría en 1996. Cuando con la camiseta del Deportivo Bella Esperanza (Equipo filial de Alianza Lima en aquel entonces), se convirtió en el mejor jugador del Torneo de Reservas. Por lo que no tardó en ser llevado al primer equipo.

1997 fue el año dorado para la carrera de Sandro. Puesto a que bajo su joven sentido de líder sin ser capitán, perteneció a la generación que rompió con el duro maleficio de los 18 años sin conocer la gloria de un título. Sin duda, su mejor campaña. Y la mejor manera para recordarlo es con sus curiosas celebraciones de gol con señal de rezo.

El defensa llevó también su sentido de líder al equipo olímpico de la Selección Peruana. Un liderazgo tal que le otorgó la banda de capitán durante aquel entonces.

Tras la campaña del 97', Baylón fue una de las estrellas en ascenso en el equipo 'íntimo'. Junto con él, otra estrella también empezaba a brillar en el rubro con luz propia. Hablamos del delantero Claudio Pizarro.

Baylón continuó siendo pieza clave en Alianza. Pese a que en 1998 no se realizó una vistosa campaña, en 1999 logró llegar a la final. Definición de Clásico en donde se perdió ante Universitario de Deportes. No obstante, lo peor estaba por venir.

Y es que tras una celebración por las fiestas del año nuevo recibiendo el nuevo milenio, Baylón chocó su auto contra un poste de luz en la bahía de Costa Verde, luego de haber manejado a excesiva velocidad. El hombre de los gestos angélicos dejó este mundo a la edad de 22 años.

Hoy en día, existen retratos, fotografías, libros entre otras cosas relacionadas a la corta carrera de Sandro Baylón. Un hombre que pese a su joven, corta e interrumpida carrera, es venerado como los grandes.

VAVEL Logo