Un 2016 con muchos contrastes

La blanquirroja terminó el segundo año clasificatorio para la Copa del Mundo Rusia 2018 con muchas variantes y rendimientos colectivos sobresalientes.

Un 2016 con muchos contrastes
Paolo Guerrero disputando el balón (Fotografía: Getty Images North America)

Perú  inició el presente año con muchas dudas, los hinchas pidieron un cambio generacional a gritos y la Copa América Centenario fue el punto de partida con miras al próximo proceso clasificatorio.  La selección peruana vivió un año muy intenso y  analizaremos los partidos claves que le servirán de cara al futuro.

El 24 de marzo rescató un punto ante Venezuela, puesto que empató 2-2 en Lima, la situación se agravó cinco días más tarde, perdió 1-0 ante Uruguay en Montevideo.  Los ánimos estaban muy caldeados, el ambiente fue muy tenso en un país futbolero que continúa sin clasificar para la fase final.

La Copa América Centenario que se celebró en Estados Unidos, fue un salvavidas para la selección peruana. Ricardo Gareca apostó por combinar juventud y experiencia, aunque le faltó peso ofensivo la blanquirroja hizo una excelente campaña.  Se despidió ante Colombia en los Cuartos de final, cayó 4-2 en definición por penales. Algunos jugadores emblemáticos como Claudio Pizarro, Jefferson  Farfán y Juan Vargas dejaron de ser titulares habituales para darle paso a una nueva generación.

En la reanudación de  la clasificación sudamericana, los resultados le fueron esquivos a Perú y se notó una leve mejoría colectiva con respecto a procesos anteriores. En el camino hubo una situación insólita, Bolivia alineó a Nelson Cabrera y fue penalizada por la comisión disciplinaria de la FIFA.

Otro grato momento, rompió una racha de doce años sin ganar en condición de visitante, goleó categóricamente por 4-1 a Paraguay en Asunción y sus posibilidades estaban intactas.  Concluyó con un pequeño traspié en casa, perdió 2-0 ante Brasil pese a todo los hinchas peruanos reconocieron el esfuerzo de los jugadores.

Ricardo Gareca originalmente quiso respaldar a los mismos jugadores que le dieron rédito en la Copa América que se celebró en Chile el año pasado, tras  un inicio desalentador y con pocos argumentos futbolísticos algunos imaginamos que  la crisis de resultados se agravaría pero nos equivocamos.

El respaldo a nuevas figuras como Christian Cueva, Beto da Silva, Christian Benavente, Nilson Loyola, Pedro Aquino, Edison Flores y  Andy Polo amplió el universo de jugadores.  Perú reaccionó a tiempo, aunque la Copa del Mundo continuará como un sueño lejano, lo más importante  será consolidar un estilo y sostenerlo en los próximos años.  La blanquirroja aún no plasmado todo su potencial colectivo y  en marzo del próximo año visitará a Venezuela y luego recibirá a Uruguay en Lima.