Otra vez Nacional se impuso en la adversidad, como en el Torneo Apertura y como más le gusta al hincha. A pesar de haber sufrido la expulsión de Maximiliano Calzada, aguantó muy bien gracias al excelente trabajo de su arquero Leonardo Burián, que con esta actuación desquita el error que tuvo en el clásico pasado y brinda seguridad al arco tricolor.

El primer tiempo fue muy bueno, muy entretenido, con varias situaciones para ambos lados. Peñarol fue dominador, con situaciones más claras que los de Gallardo. Apenas comenzado el partido, tras centro de Silva, un cabezazo de Zalayeta pasó realmente muy cerca. Fue el primer llamado de atención de Gallardo para los zagueros, que lo dejaron cabecear muy libre y perdieron la referencia de marca. Luego, a los 2 minutos, Nacional se aproximó por primera vez, con un remate rasante de Abero que picó algunas veces hasta llegar a las manos de Carini. Ya de arranque pintaba para ser un partido con muchas más situaciones que el clásico anterior, que tuvo más marca y lucha que jugadas.

A los 5 se dio la jugada más clara del primer tiempo. Estoyanoff ejecutó una pelota quieta que cabeceó Freitas solo. Gran respuesta del “cachorro” Burián, que tuvo la primera gran atajada del partido.

A los 12 hubo otra para el “bolso”. Tras coner de viudez, Alexis Rolín cabeceó afuera, cerca del palo. 2 minutos después, tras centro de Recoba, Abero mandó un cabezazo con pique incluido y pasó muy cerca por arriba.

Para el segundo tiempo hubo varios cambios. Cabe recordar que al ser por un torneo de verano se permitían hasta 5 por cuadro. Por el lado de Nacional ingresaron Matías Vecino y Renato César por y Matías Abero y Joaquín Boghossian. Por Peñarol, Walter López y Nicolás Amodio por Nicolás Freitas (amonestado desde los 7 minutos) y Santiago Silva.

Luego vendrían dos chances muy claras para el “manya” por parte de Marcelo Zalayeta. A los 18 minutos, sacó un gran remate cruzado que tuvo otra gran respuesta del arquero tricolor. A los 44, tras un gran enganche que dejó tirado a Scotti, sacó un derechazo que Burián mandó muy bien al córner. Si los primeros 45 no terminaron con victoria aurinegra fue por la seguridad del “cachorro” en el arco. El partido no se fue al descanso con ventaja de los aurinegros porque no supo capitalizar las chances que tuvo por “culpa” de Burián, que tuvo grandes atajadas.

Los segundos 45 también fueron muy entretenidos. A los 3 minutos Nacional fabricó una excelente jugada. Nuñez se escapó por la derecha y sacó un gran centro dejándosela servida a Matías Vecino, ex seleccionado sub 20, que le pegó muy desviado. Luego, a los 7 minutos se dio la primera situación de peligro para los carboneros. Tras corner de Luis Aguiar, que estuvo muy participativo en el juego, Nicolas Amodio cabeceó y pasó cerca del palo izquierdo de Burián.

Hasta que llegó el único grito de gol de la noche. Tras un muy buen centro de Recoba al punto Penal, saltó Jadson Viera, que cabeceó hacia abajo y se desvió en un rival, mandando la pelota con mucha fuerza contra el palo derecho de Fabián Carini. Potente e inatajable. Quizás de forma inmerecida, el conjunto tricolor se puso en ventaja gracias a una jugada de pelota quieta. Premio a la eficacia.

A los 13, vecino se escapó solo por la derecha, enganchó a Juan Alvez y sacó un remate muy desviado. No anduvo con la puntería fina el ex Central Español, que tuvo un partido muy flojo. Un minuto después, tras un mal despeje de Rolín, la pelota le quedó a Aguiar, que enganchó y sacó un remate cruzado que fue desviado por Burián, que puso el pie en el momento justo. En el rebote lo tuvo Estoyanoff, pero se encontró nuevamente con el “cachorro”, que la mandó al corner.

Todo cambió los 18 minutos, cuando se dio una jugada que cambió el curso del partido y lo hizo aún más emocionante. Maximiliano Calzada se fue justamente expulsado por doble amarilla, tras darle una patada de atrás a Luis Aguiar. Nacional iba a tener que aguantar una arremetida de Peñarol, que por su superioridad numérica se iba a ir con todo al ataque. Gregorio Pérez, decidido a salir a empatarlo, puso a Rodrigo Mora por Darío Rodríguez. Gallardo, para aguantar la arremetida, sacó a Viudez y puso a Santiago Romero, para tener más presencia en la mitad de la cancha.

En los minutos restantes, el carbonero abusó del pelotazo frontal y tuvo una sola clara jugada de gol. En un foul, sacaron rápido y dejaron a Zalayeta cara a cara con Burián, que nuevamente tuvo una gran respuesta mandándola al córner.

Después no hubo tiempo para más. Peñarol fue más pero no pudo con Burián. Nacional tuvo su revancha en el segundo clásico del año. Sufiendo, como le gusta al hincha, se lleva la victoria a su casa.

VAVEL Logo
Sobre el autor
Juan Pablo Aguirre
Periodista. Conductor junto a Javier Pérez del programa "Menos que Nuestra Reputación" en "RadioPasillo" (www.radiopasillo.net). Futbolista y Basketbolista frustrado. Defensor de los goleros