Batacazo tricolor en Brasil
Damonte fue fundamental en la mitad de la cancha

Nacional planteó de muy buena forma el partido. No dejó jugar a Vasco da Gama. Salió bien parado, sin regalar espacios, pero sin intención de meterse atrás. Cristian Núñez en la derecha y Vicente Sánchez por la izquierda tuvieron llegadas permanentes e Israel Damonte fue un factor fundamental en la recuperación de pelota, lo mismo que el juvenil Gonzalo Romero, incluido a último momento por Gallardo en lugar de Piriz y que cumplió una gran labor en su debut copero. Nacional le sacaba la pelota, lo cerraba en la mitad de la cancha y el Vasco no sabía qué hacer.

Otro que tuvo un gran partido fue Alexis Rolín. Demostró total solvencia y se hizo impasable para los brasileros. Estuvo acompañado de muy buena forma por Andrés Scotti, que salió lesionado en el entretiempo.
 
Adelante, Viudez jugó tan bien como aquel juvenil que pintaba para fenómeno cuando recién surgía en Defensor. Se conectó muy bien con Vicente sánchez y sus ataques eran constantes dolores de cabeza para la defensa del vasco. Fue muy bueno generando contragolpes, sobre todo a las espaldas de los laterales. En su momento Gallardo dijo que si Viudez se ponía las pilas podría estar al nivel de Neymar. Habrá que ver si el tiempo le da la razón. 
 
Con ese panorama en el partido, no era de extrañar que los tricolores decretaran la apertura del marcador. Luego de un córner de Viudez, la tocó el defensa brasileño Dedé y se metió en su propia meta. Scotti lo salió a festejar como si fuera propio y así parecía, pero las imágenes muestran que fue de Dedé en contra.
 
El segundo tiempo el partido arrancó aún mejor para Nacional. En la primera incidencia que tuvo llegó el segundo. Un desborde de Tabaré Viudez por la derecha, tras un gran pase de Matías Cabrera, derivó en un centro pasado que terminó conectando, de cabeza, Vicente Sánchez. Fue otro gol para Nacional en un momento clave. Y minutos más tarde Vicente tuvo el tercero de contragolpe. Tras gran pase de Viudez, eludió al arquero y cuando solo había que empujarla, la tiró por arriba. Habría sido el 3 a 0 y partido totalmente liquidado, pero se lo perdió.
 
Los locales consiguieron el descuento por parte de Alecsandro, luego de que Nuñez llegara tarde para cerrar. Esa anotación motivó que los minutos finales del partido tuvieran una emoción inesperada hasta ese momento, ya que era inimaginable que Nacional pudiera perder el partido. Cuando faltaba poco para el final, burián hizo una gran atajada en un mano a mano. Y en los descuentos, tras un tiro libre, vasco lograba el tan buscado empate, que fue correctamente anulado por offside.
 
Un arranque de Nacional que da para soñar en grande. Se sacó de arriba lo que parecía ser el partido más complicado del grupo y de seguir en este nivel, tiene todo para clasificar como primero.
VAVEL Logo