Nacional ganó en el Tróccoli ocho años después

La Villa se sorprende

Nacional sorprendió a Cerro que comenzó el partido con un planteo poco inteligente, tirando centros a dos delanteros diminutos como Juan Delgado y Héctor "Romario" Acuña, cuando eran marcados por Sebastián Coates y Andrés Scotti (más altos y más corpulentos) y ganaban siempre. Y el Bolso, inteligente, sacaba buenas jugadas y a los 25 minutos un pase notable de Nacho González hacia el juvenil Leandro Barcia y el remate de este, vulneró la valla de Odriozola por primera vez en la tarde y apenas siete minutos después, una pelota cruzada desde el sector izquierdo permitió al propio Barcia, que debutaba como titular y sólo había jugado catorce minutos ante Cerro Largo, duplicar diferencias. El Bolso ganaba ya 0-2.

Cambios cerrenses

A los 37 minutos, el entrenador local Pablo Rodríguez metió un cambio, sacó al mediocentro argentino Julio Aguilar e ingresó Hugo Silveira, delantero corpulento que se adecuaba más al sistema de juego, pero una lesión le hizo quemar el segundo cambio, tres minutos después, a los cuarenta, con el ingreso de Cossú por Caballero, que chocó rodillas con Barcia. A los 43, una falta al borde del área, permitió a Claudio "El Chancho" Dadomo, batir la valla de Gustavo Munúa. La inexorable ley del ex, que casi nunca falla. Un ex Nacional vacunando al Bolso, con su notable pegada.

Al volver del descanso, Cerro mete el tercer cambio, pasa a línea de tres y Nacional liquida de contra

Nacional, con el mismo esquema y disposición de la primera mitad, salió a concluir con el trámite y la velocidad arriba, permitió a otro juvenil de 18 años como Gastón Pereiro, liquidar el encuentro, nuevamente Barcia protagonista, sin dudas el jugador del partido metió un pase hacia Pereiro que luego de la definición del 21 tricolor, fué lapidario para los intereses villeros, un 1-3 que parecía irremontable y que Nacional seguiría de largo, pero se detuvo allí.

Barcia aguantó hasta que tuvo que salir lesionado en su rodilla

Un choque en la mitad de la cancha hizo al juvenil resentirse de aquel choque con Pablo Caballero (quien tuvo que abandonar el campo de juego), ingresó por el Renato César, quién luego se iría desgarrado. El Bolso finalizó el partido con diez hombres, ya que había utilizado todas sus variantes.

Pablo Melo y Rodrigo Odriozola, en distintas incidencias debieron irse expulsados

Pablo Melo zarandeó en el suelo de la camiseta para apurar a un Gastón Pereiro que había sido víctima de una falta, fué amonestado por el árbitro Roberto Silvera, pero luego de la amonestación, el calvo defensor ex Nacional volvió a hacer lo mismo, en la cara del árbitro que le perdonó la roja. En otra jugada, Carlos de Pena corría para irse solo contra la portería albiceleste y marcar el cuarto gol, cuando Rodrigo Odriozola salió vehemente con la pierna arriba, que despejó el balón pero luego la dejó y provocó una espectacular caida del volante por izquierda bolsilludo, era roja y expulsión para el arquero villero, que el Perro Silvera no observó. Las jugadas no influyeron en este encuentro, pero podrían influir en el próximo, cuando Cerro deba recibir a Fénix, ya que estos jugadores evidentemente no acarrearán suspensión.

Pudo descontar el dueño de casa, pero fué bien anulado un tanto a Romario Acuña

Cerro pudo descontar a poco del final, pero Romario Acuña partió cuarenta centímetros adelantado, si bien era muy finito, el línea Collazo acertó en esta decisión. La pelota, luego de pegar en el poste y el propio Acuña tomar el rebote, se iba al fondo, pero bien anulado porque el pequeño delantero partía en posición adelantada. Así finalizó el encuentro, Cerro con más enjundia que fútbol y Nacional aguantando con uno menos.

Lo que les viene

Cerro recibirá a Fénix en la proxima fecha y cerrara de visitante en Belvedere ante otro complicado como Liverpool. Los villeros no aprovecharon la derrota de Sud América ante Defensor Sporting y deberán ganar ambos partidos para salvarse del descenso a la Segunda División Profesional sin depender de nadie. Mientras que Nacional recibirá en el Gran Parque Central al descendido Miramar Misiones y cerrará el Clausura ante el propio Fénix como visitante en el Estadio Centenario, debe sumar para intentar ganar la Tabla Anual, o al menos clasificar a Copa Bridgestone Libertadores. Se coloca a cuatro puntos del Montevideo Wanderers, tres de River Plate y dos de Danubio.

VAVEL Logo