11’ Bruno Barreto (Rampla), 27’ Juan Pablo Rodríguez (Racing), 91’ Mauricio Affonso (Racing)
Que no pare de llover
Mauricio Affonso festeja el segundo de Racing junto a Daniel Acosta. FOTO: Tenfield.

Que no pare de llover

Racing volvió a ganar agónicamente en un Estadio Olímpico pasado por agua y se mantiene como único puntero del Torneo Apertura en siete fechas disputadas.

manu-olivera-diaz
Manuel Olivera Díaz

Un encuentro que prometía, al que el albiverde llegaba con la esperanza de volver a sumar de a tres y superar a Nacional, que el día anterior lo había bajado de la punta. Rampla, de mal arranque, afrontaba este choque tras una victoria ante Wanderers.

 

El partido arrancó y paró. Apenas hubo tiempo para alguna jugada aislada, siendo la más peligrosa un centro al área que bajaba fácilmente Contreras, para iniciar un contragolpe que culminaba con Tabó rematando cruzado y generando un córner para la academia. Poco después, y debido a la tormenta eléctrica que acompañaba a la fuerte lluvia, Jonathan Fuentes decidió poner punto y a parte al partido en 11 minutos, aplazándolo hasta que finalizara la misma.

Foto: AguantenChe
Foto: AguantenChe

Tras comprobaciones sobre el estado del terreno de juego por parte de la terna arbitral, se reanudó la primera mitad. De esa manera, y casi sin tiempo para que los hinchas que se habían ido -creyendo que no se seguiría jugando- volvieran, cayó el primero de la tarde. Bruno Barreto empalaba un fuerte disparo desde afuera del área que se colgaba del ángulo, adelantando al picapiedra 1-0 en el score.

Racing, fiel a su estilo

Larriera y los suyos, fieles a un estilo que viene mostrando grandes resultados, continuaban intentando manejar la pelota por abajo, en una cancha que yacía pantanosa en varios sectores. De esa manera, a los 27' minutos Juan Pablo Rodríguez cabeceaba de gran forma un centro pasado, poniendo en tablas el lluvioso duelo de la tarde, 1-1.

Poco después y en un gran jugada entre los hábiles atacantes racinguistas, Zabala recibió el esférico frente al arco, pero una gran reacción del guardameta verdirrojo impidió el segundo. 

 

Peligro en ambos arcos

La segunda mitad se presentaba con un local un tanto conforme con el empate y una visita que mostraba intenciones de ganarlo. Ida y vuelta y mucha lucha, en un campo empozado y encharcado por la gran cantidad de lluvia, que impedía en numerosas ocasiones el juego por abajo, forzando el 'pelotazo'. Una chilena de Malán que se iba rozando el palo izquierdo de Contreras y una peligrosa pelota aérea que repelía Long, daban el aviso de que el gol, en caso de caer, vendría por arriba.

El DT de los de Sayago mostraba variantes en ofensiva, dando ingreso a Affonso por Fernández primero, y a Acosta por Zabala después. Pero los minutos pasaban y el gol no llegaba, generando en la cabeza del hincha cervecero el recuerdo de los dos partidos anteriores, ganados en el último suspiro de los descuentos.

Affonso desató la locura

El picapiedra, que no dominaba la pelota pero sí encontraba algunas ocasiones, empezaba a replegarse y cuidar el resultado. La escuelita, primero con un cabezazo de Malrechauffe al palo y luego con un córner de Nicollini al travesaño, ponían contra las cuerdas a los de Saralegui. Y pocos minutos después, en una de las últimas, Affonso conectó con la cabeza un centro al área, enviando el esférico al fondo de las redes para sellar el 2-1 final y estallar la euforia en la tribuna visitante. Una semana más, Racing es el líder.

 

Resumen del partido, cortesía de Tenfield:

VAVEL Logo
CHAT