26 y 27 de octubre, días de aniversarios en Peñarol
Foto: Taringa

26 y 27 de octubre, días de aniversarios en Peñarol

Peñarol festeja entre el día de ayer y el de hoy dos hechos históricos en su historia: la obtención en 1966 de la Copa Intercontinental ante Real Madrid en España y la victoria del “clásico sin golero” frente a Nacional en el Uruguayo de 1991.

GastonLarrosa
Gaston Larrosa

La segunda intercontiental

En el día de ayer se cumplieron 48 años. El manya era campeón de la Copa Libertadores de América luego de vencer en históricas finales a River Plate, la última luego de ir 2 a 0 abajo. El Real Madrid al serbio Partizan por 2 a 1. Se reeditaba la primera final del torneo con el antecedente del 0 a 0 en Montevideo y el 5 a 1 a favor de los españoles en el Santiago Bernabeu.

En el partido de ida, el aurinegro vencería 2 a 0, con dos goles de su goleador estrella Alberto Spencer a los minutos 39 y 79. Así se iba al encuentro de vuelta, los merengues debían ganar para forzar una tercera final, pero los mirasoles tenían otros planes. El director técnico Roque Gastón Máspoli, paró los siguientes 11: Ladislao Mazurkiewicz; Juan Lezcano, Luis Alberto Varela y Tabaré González; Néstor Gonçálves, Omar Caetano, Julio Cesar Abaddie y Julio Cesar Cortés; Alberto Spencer, Pedro Rocha y Juan Joya.

Fue Rocha quien a los 28 minutos de penal puso el 1 a 0. A los 37, el ecuatoriano Spencer anotaba el 2 a 0. Peñarol, fiel a su historia, consumó la hazaña, le ganó al Real Madrid, se vengó de 1960 y logró su segunda Copa Intercontinental sumando la que había vencido a Benfica en el año 1961.

El clásico sin golero

Un día como hoy pero de 1991, se enfrentaban los dos equipos grandes del futbol uruguayo. Peñarol y Nacional jugarían un partido que quedaría en la historia como “el clásico sin golero”. En un primer tiempo bastante parejo, el  0 a 0 quedó como lo más justo para ambos.

En la segunda mitad los mirasoles se pusieron en ventaja con gol del Manteca Jorge Martínez, quien puso el 1 a 0 luego de una gran jugada de Paulinho. Cuando pasaba la media hora de la segunda mitad, se realizaron las dos variantes permitidas, ingresaron Adrian Paz y Ricardo Viera.

A falta de 11 minutos para terminar el encuentro, Julio César Dely Valdés recibió una falta de Fernando Álvez al borde del área, y el árbitro Otello Roberto expulsó al portero de los carboneros. Ya sin cambios, un jugador de campo debía tomar el lugar en el arco.

Jorge Gonçálves tomó la responsabilidad, que no le pesó ni un poco. Descolgando varios centros y un tiro libre del ángulo, logró disimular la ausencia de Álvez y mantener el resultado. Peñarol le ganó 1 a 0 a su eterno rival con el aliciente de haberlo hecho con un jugador de campo en el arco.

Ese histórico día los aurinegros se pararon con: Fernando Álvez, Alfonso Domí­nguez, Jorge Goncálvez, Sergio Panzardo, Paolo Montero; Carlos Sánchez, Diego Dorta, Andrés Martí­nez, Gabriel Cedrés; Sergio Martí­nez, Paulo “Paulinho” Alves.

VAVEL Logo
CHAT