0-1, min.2, Julio Santa Cruz; 1-1, min.25, Carlos Nuñez; 1-2, min.76, Milton Benitez.
Peñarol, aún no aparece
La tristeza y desazón de Viera y Novick; los festejos de los "Guaranies". Foto: Tenfield

Peñarol, aún no aparece

Por la Copa de Verano, Peñarol perdió 2-1 ante Nacional de Paraguay y terminó en la última posición de este cuadrangular, en donde el equipo sigue mostrando falencias en todos los sectores de la cancha.

alanmineo
Alan Mineo

Había perdido los dos clásicos ante Nacional, no había ganado en lo que iba del verano y el equipo conducido por Pablo Bengoechea no jugaba bien. Verano más que pobre a nivel futbolístico. Ante Nacional de Paraguay, podría cerrar el mismo con una alegría, aunque eso no iba a suceder.

Tan sólo habían transcurrido dos minutos del primer tiempo y el conjunto paraguayo se había puesto en ventaja, gracias al gol de Julio Santa Cruz, quien sorprendió a Leandro Gelpi, el arquero local. A raíz de eso, Peñarol no encontró juego colectivo en general, sólo en algunos pasajes del encuentro, en donde el juvenil Facundo Rodríguez mostró ingenio y buena visión para habilitar a los delanteros.

En una jugada comandada por el mismo mediocampista, el equipo de Bengoechea llegó a la igualdad de forma inesperada, ya que Carlos Nuñez conectó con su cabeza un centro enviado por él cuando iban 25 minutos. A pesar del gol en contra, Nacional seguía desplegando su juego ante las desconcentraciones defensivas de su rival, a tal punto que pudo haber terminado el primer período arriba en el marcador.

Para la segunda mitad, el DT local decidió hacer cambios, con el objetivo de seguir observando futbolistas de su plantel y comenzar a delinear el equipo que está obligado a ganar el Torneo Clausura de este año. Ingresaron Diogo Silvestre y el “Japo” Rodriguez, entre otros, pero sus ingresos no influyeron en el sistema de juego presentado por el entrenador, y es por eso que se le dificultó la tenencia de la pelota. No sólo eso, sino además le costó armar jugadas de peligro hacia la portería defendida por Ignacio Don.

Con esos inconvenientes, el equipo paraguayo creció en cuanto a fútbol y trató de aprovechar las situaciones que tenía a su favor. Una de ellas lo tuvo como protagonista al mediocampista Milton Benítez, quien convirtió el segundo gol de la noche con un remate de fuera del área.

Tras ello, Peñarol intentó de cualquier forma llegar a una hipotética igualdad y estirar el encuentro hacia los penales. Eso no sucedió como consecuencia de las indecisiones de sus jugadores y de Bengoechea, encargado de mejorar a su equipo para la temporada oficial.

El "Manya" quedó último en el cuadrangular disputado en el Estadio Centenario y deberá mejorar bastante a nivel colectivo e individual, con el fin de que el equipo comience a aparecer. El futuro “Mirasol” sigue siendo dudoso.

VAVEL Logo
    CHAT