Golpe Maestro
Un misil de Tabárez sorprendió a todos en el Parque Roberto  | Foto: Sitio oficial de Danubio

Golpe Maestro

Danubio derrtotó 1-0 a Racing el domingo por la tarde en el Parque Roberto con un gol de Marcelo Tabárez sobre el cierre del encuentro por la primera fecha del Torneo Clausura.

damian-de-los-santos
Damián de los Santos

El equipo de Maroñas, pese a que fue superado futbolísticamente por su rival prácticamente a lo largo de todo el encuentro, encontró un gol sobre el final y se llevó los tres puntos en su visita a Sayago. Las numerosas bajas del conjunto franjeado hicieron mella en el equipo, que no encontró su fútbol y no mereció llevarse la victoria.

Las partidas hacia el exterior de sus dos principales figuras —Salvador Ichazo (Torino) y Camilo Mayada (River Plate)— se sumaron a las ausencias de los jugadores de la última selección sub 20 —Gastón Faber, Guillermo Cotugno y Horacio Sequeira—, a las suspensiones de Federico Ricca y Agustín Peña y a las lesiones en este verano de Gonzalo González y Jadson Viera. A su vez, por precaución, pensando en el encuentro del próximo jueves frente a San Lorenzo, Leonardo Ramos decidió que Fabricio Formiliano e Ignacio González tampoco fuesen de la partida.

Danubio presentó este domingo un equipo joven y de emergencia cuyos integrantes no tienen la costumbre de jugar conjuntamente, lo cual se vio claramente reflejado tanto a primera como a segunda hora. Es que en el preliminar de Tercera División Racing derrotó 4-0 a un equipo que también fue alternativo, ya que sus principales figuras habían sido ascendidas al plantel principal.

Racing, por su parte, pareció no haber extrañado las ausencias de Cristian Tabó (Nacional) y Damián Malrrechaufe (Quilmes). El equipo de Pablo Alonso jugó del mismo modo que lo hacía el de Mauricio Larriera. Quizá mostró algunos desajustes en defensa, pero se mostró sólido en líneas generales y, de seguir por este camino, no será una utopía soñar con la clasificación a un torneo internacional.

Los primeros 30 minutos del partido fueron vistosos, intensos y emotivos.

Si bien el conjunto albiverde comenzó mejor, la primera ocasión de gol la produjo a los 6 minutos de juego Bruno Fornaroli, quien remató desde fuera del área. El balón pasó cerca del palo izquierdo de Jorge Contreras.

Luego de este intento de Danubio, si bien el partido tenía un ida y vuelta frenético, el conjunto de Sayago fue quien tuvo las más claras oportunidades. En el minuto 11 una combinación entre Agustín Gutiérrez y Mauricio Affonso pudo culminar en la apertura del marcador, pero el hábil puntero no pudo controlar el balón cuando quedaba cara a cara con Franco Torgnascioli. La defensa despejó la pelota, que cayó en los pies del lateral Gonzalo Aguilar, que probó desde lejos pero la pelota se fue desviada.

Tres minutos más tarde, Pablo Lacoste tomó el útil sobre la línea de fondo tras un córner, amagó con pierna derecha, superando así la marca del defensor que lo encimaba, y remató de zurda a quemarropa, obligando a intervenir a Torgnascioli, que tras gran esfuerzo logró enviar el balón al saque de esquina. Dos minutos después, Gutiérrez ejecutó desde muy lejos un tiro libre que tenía la intención de caer en el corazón del área, pero que se cerró haciendo que la pelota se colase en el arco. El disparo tomó por sorpresa al golero danubiano, quien había recibido una falta de Cocodrilo que, de no haber existido, probablemente hubiera dado lugar al primer gol del partido, ya que difícilmente el capitán franjeado hubiese podido responder y rechazar el balón aún no habiendo recibido la infracción.

El asedio de La Escuelita no cesaba. Tras una jugada preparada y de pelota quieta, quien pudo convertir fue Juan Pablo Rodríguez, pero el capitán de Danubio —quien fue la figura del encuentro— otra vez respondió de buena manera, yendo abajo contra su vertical derecho enviando la pelota al tiro de esquina. En el minuto 27, Ignacio Nicolini probó de pelota parada con un envío llovido al segundo palo, pero el arquero franjeado se encontraba despierto y otra vez logró con un manotazo evitar la caída de su valla.

Daniel Acosta y Agustín Gutiérrez fueron los destacados en la primera etapa en el conjunto de Alonso. La defensa del conjunto de Maroñas tenía muchos problemas al intentar contener los embates de los hábiles ofensores de Racing, por lo que los detuvieron constantemente mediante faltas. Sin embargo, cuando el partido no era interrumpido por infracciones, se mostró vertiginoso.

Agustín Tabárez fue el único jugador que preocupó al albiverde en todo el encuentro. A los 21 minutos, un centro del zurdo atacante desde la izquierda dejó de cara al gol al argentino Matías Castro, quien se esforzó por conectar el balón pero no pudo hacerlo de buena forma, por lo que su remate desde el área chica se fue por encima el travesaño. Diez minutos después, tras una habilitación de Emiliano Ghan a espaldas de Aguilar, el propio Tabárez tuvo su oportunidad, pero definió muy mal al quedar mano a mano con Contreras.

Racing se apagó en los últimos 15 minutos de la primera etapa y el partido cayó un pozo. A los 42 minutos Aguilar se distrajo y dejó que Bruno Fornaroli recibiese de espaldas al arco dentro del área sobre el flanco izquierdo del ataque danubiano. El delantero pivoteó y con un toque sutil se desmarcó de Rodrigo Brasesco, quien lo encimaba desde atrás, quedando en posición de remate. El tiro cruzado pasó rozando el caño izquierdo de Contreras, que voló pero no pudo desviar la pelota.

En el segundo tiempo, si bien el partido siguió siendo de ida y vuelta, las numerosas imprecisiones y faltas tornaron deslucido al encuentro. El conjunto franjeado no inquietó en el complemento. Solamente llegó con peligro en una ocasión sobre el cierre del cotejo, pero aún así se llevó la victoria.

A los 3 minutos de la segunda etapa, Affonso hizo de pared y devolvió un pase de Acosta, quien pisó el área y eludió a Torgnascioli. Luego de hacerlo quedó sin ángulo de tiro, por lo que decidió enviar un centro que fue capturado por Diego Zabala —quien había ingresado pocos minutos antes—, quien no le pudo entrar de lleno al útil, por lo que su envío pudo ser despejado por el zaguero Matías De los Santos, que se encontraba apostado sobre la línea de meta.

Veinte minutos después, un centro de Nicolini culminó con una mala salida del portero franjeado, quien dejó la pelota en los pies de Rodríguez, pero la defensa visitante se encargó de ahogar su remate —en primer lugar— y también el de Affonso, quien recogió ese primer rebote.

En el minuto 36 Racing elaboró un contragolpe que perfectamente pudo sentenciar el encuentro. Una pared entre Zabala y Rodríguez dejó en posición de gol al delantero, quien prefirió rematar al arco en vez de pasarle la pelota a Renzo López, que se encontraba solo y sin marca en la zona central del área. El egoísmo de Zabala le costó tres puntos al conjunto de Sayago.

El juvenil centrodelantero de Nacional tuvo su revancha. Juan Pablo Rodríguez lo hablitó a 3 minutos del final por el sector izquierdo de la ofensiva cervecera, pero Torgnascioli tras una tapada fenomenal envió el buen remate al tiro de esquina.

Cuando el árbitro asistente mostraba el tablero electrónico indicando que se jugarían 3 minutos de adición, Martín Silvera recibió el balón por el sector derecho. El volante vio llegar a Tabárez y dio el pase atrás. El zurdo, al ver que nadie lo presionaba, sacó un brutal latigazo desde fuera del área que venció las manos de Contreras, quien tocó el balón pero no logró despejar el potente disparo que se detuvo en las redes de su valla.

Un gol inesperado e injusto le dio la victoria a Danubio, que, si bien contará con más jugadores a disposición para los próximos encuentros, deberá mejorar mucho si quiere hacer un papel decoroso en la Copa Libertadores. La cita es el próximo jueves a la hora 20.15 frente a San Lorenzo en el Estadio Centenario.

VAVEL Logo
CHAT