Wanderful
Wanderers fue fiel a su estilo y se llevó la victoria con absoluta justicia | Foto: Pulzo

Wanderful

Montevideo Wanderers derrotó 1-0 a Palestino en el Gran Parque Central el martes por la noche por la tercera etapa de la fase de grupos de la Copa Bridgestone Libertadores.

damian-de-los-santos
Damián de los Santos

El técnico Alfredo Arias logró que su equipo se impusiera notoriamente sobre su rival realizando una excelente tarea durante la primera parte y controlando a los visitantes en el segundo tiempo. El planteo del bohemio ahogó al equipo trasandino en el comienzo, mientras que en el complemento los chilenos se adueñaron del balón pero no lograron inquietar al golero Leonardo Burián.

En la primera mitad el local tuvo ocho situaciones claras de gol y mereció irse al descanso por lo menos dos goles arriba. La primera ocasión se produjo al minuto de juego, cuando el equipo uruguayo presionó sobre la línea final del conjunto chileno. Joaquín Verges robó la pelota y asistió notablemente a Gastón Rodríguez, pero el golero de Palestino salió del área chica y cortó el envío, quedándole el balón a Nicolás Albarracín, quien se encontraba parado en la medialuna y sacó un fuerte disparo que desvió el portero.

Siete minutos después, tras una serie de rebotes dentro del área, Albarracín asistió de taco a Rodríguez por el sector izquierdo y éste sacó una bolea potente que atajó el joven golero adversario. En el minuto 11 Wanderers volvió a presionar en campo enemigo y esta vez fue Albarracín quien consiguió el balón y asistió a Rodríguez. El volante zurdo tiró de forma cruzada y la pelota se fue apenas desviada. Tres minutos más tarde, el lateral izquierdo. Maximiliano Olivera anticipó al golero tras un córner, pero el cabezazo se fue muy alto. El conjunto bohemio asedió a su rival en los primeros minutos.

En la jugada siguiente el uruguayo Diego Chaves probó desde fuera del área, pero el balón fue controlado por Leonardo Burián. La otra ocasión de gol de Palestino en el primer tiempo también tuvo la participación del delantero ex Nacional, quien habillitó a Matías Vidangossy, quien no pudo rematar al arco cuando quedaba cara a cara con el arquero porque con lo justo apareció Paulo Lima para enviar la pelota al tiro de esquina.

En el minuto 22 llegó la apertura del marcador. Matías Santos jugó el balón con Leandro Reymundez, quien estaba dentro del área y le devolvió el pase estando de espaldas al arco. El volante central del bohemio sacó un remate rastrero que se coló junto al vertical derecho del portero Darío Melo. Wanderers merecía ponerse en ventaja y lo logró a través de un tiro de media distancia.

Sobre el cierre de la parte inicial, el conjunto local repitió una fórmula que parecía rendirle de buena forma: Verges colocaba pases entre líneas para la aparición de Reymundez, quien en velocidad le ganaba cómodamente a los defensores chilenos. En una primera oportunidad el tiro del delantero se fue ancho y lejos del arco, mientras que en la segunda fue el caño izquierdo del golero de Palestino quien impidió que se ampliara la diferencia.

El equipo del Prado llegó con comodidad en el primer tiempo y mereció mejor suerte. Sus hombres realizaron un trabajo físico desgastante y no dejaron jugar a los trasandinos de forma cómoda. Joaquín Verges fue la figura del partido. Se movió con libertad por todo el frente de ataque, fue incontrolable para la defensa rival y asistió con precisión a sus compañeros. Fue bien secundado por Reymundez, quien ganó en velocidad siempre que se lo propuso y, si bien no pudo convertir, fue un dolor de cabeza constante para los hombres de Pablo Guede.

En la segunda mitad el equipo uruguayo administró sabiamente sus energías y le cedió el balón a Palestino, quien jamás pudo inquietar y no pesó, aunque manejó los hilos del encuentro en ese lapso del partido.

Ambos equipos tienen un estilo similar y jamás renunciaron al fútbol por bajo y  los toques cortos.

La primera jugada de riesgo para el arco bohemio se produjo recién cuando transcurrían 20 minutos del complemento. Maximiliano Olivera no se encontraba en el lateral izquierdo y nadie lo relevó, por lo que el puntero Leonardo Valencia apareció sin marca y quedó cara a cara con el golero, pero se demoró y fue ahogado por Leonardo Burián.

Cuatro minutos después, el volante bohemio Jonathan Rodríguez —quien había ingresado en lugar de Gastón Rodríguez—  probó desde fuera del área, pero su remate, aunque pasó cerca, se perdió por la línea de fondo.

En el minuto 76, Marcos Riquelme bajó un envío llovido dentro del área y obligó al golero de Wanderers a intervenir de forma notable, saliendo del área chica y ahogando el grito de gol del jugador de Palestino. Sobre el cierre, un cabezazo del zaguero Paulo Díaz tras un tiro de esquina pasó cerca de uno de los ángulos y asustó a más de uno en el Parque Central.

Fue victoria del elenco de Alfredo Arias, quien debe estar más que satisfecho por la excelente labor realizada por sus hombres. El equipo se mostró sólido en todas las líneas y fue incisivo en ataque, donde además de destacarse la brillante tarea de Verges y Reymundez  —pilares de la victoria bohemia—, también contó con la presencia de Nicolás Albarracín en la banda derecha, quien si bien entró poco en juego, cuando lo hizo demostró por qué es quien lleva la camiseta número 10 en el equipo. Además, cabe resaltar la buena labor de Alex Silva, quien además de clausurar su sector trepó asiduamente por el sector derecho, y la tarea de Leonardo Burián, quien le transmitió seguridad a la última línea del conjunto bohemio.

El elenco del Prado con esta victoria suma 6 unidades al igual que Boca Juniors y ambos son los líderes del grupo, pero el conjunto argentino aún debe disputar su tercer partido de esta fase frente a Zamora. En la próxima etapa Wanderers viajará a Santiago de Chile para enfrentarse nuevamente con Palestino el jueves 19 de marzo.

VAVEL Logo