Ni el tiro del final
Imagen: Estadao.

Ni el tiro del final

Danubio cayó derrotado por 1-2 ante São Paulo el miércoles por la noche en el Estadio Luis Franzini por la penúltima etapa de la fase de grupos de la Copa Libertadores.

damian-de-los-santos
Damián de los Santos

El empate era un hecho. Siendo su equipo local el planteo de Leonardo Ramos nunca varió en esta edición del torneo continental: sus hombres hacen el desgaste en el comienzo del partido —en dos de los tres encuentros consiguieron ponerse en ventaja— y luego esperan a que el rival adelante sus líneas para encontrar espacios en la defensa contraria. La primera parte del libreto habitualmente sale a la perfección, pero no así la segunda.

Lo más triste es que esta vez la derrota fue injusta. En la última pelota la visita consiguió la victoria.

Sin Matías De los Santos —expulsado frente a Corinthians—, Marcelo Tabárez —operado exitosamente en las últimas horas por la detección de un tumor en un testículo— Gonzalo Barreto y Hamilton Pereira —lesionados—, Danubio intentó cerrar su participación en la Copa Libertadores de forma decorosa. Con dos partidos por disputar, el conjunto franjeado tenía chances matemáticas de avanzar a la siguiente ronda, pero la realidad marcaba que la clasificación únicamente podía acontecer en un caso de laboratorio.

El primer tiempo fue mal jugado por ambos equipos. São Paulo estaba perdido en la cancha y Danubio dejó jugar a la visita y cuando pudo intentó aproximarse a la valla de Rogério Ceni.

Una mala salida con el pie del golero brasileño y una buena presión de Milesi permitieron a Fornaroli pisar el área y rematar sin marca, pero el tiro débil terminó en las manos del experimentado golero, en lo que fue en el minuto 10 la primera de las tres jugadas de gol de la primera mitad.

Un centro desde el flanco izquierdo del ataque visitante terminó con un desafortunado despeje de cabeza de Pereyra, que se hubiera convertido en la apertura del marcador de no haber sido por una notable intervención del portero Torgnascioli.

Minutos después, Bastos trepó por derecha y mandó un envío que cruzó toda el área y encontró a Alexandre Pato, quien remató pero halló bien parado al capitán y golero danubiano, quien logró enviar la pelota al córner. 

El juvenil arquero fue uno de los pilares del elenco junto con Fornaroli, quien si bien malogró tres claras situaciones de gol fue la figura del encuentro. En la primera mitad Ignacio González tuvo buenas intenciones pero no pudo asociarse con sus compañeros. En los visitantes el destacado fue Michel Bastos. Ganso no se mostró en todo el cotejo y Pato en la primera mitad apareció esporádicamente.

Cuando transcurrían dos minutos del complemento, un bombazo de Leandro Sosa sacudió el partido. El volante capturó un rebote y sacó un misil desde diez metros fuera del área que se coló en el medio del arco de Rogério Ceni, quien nada pudo hacer.

Danubio parecía tener el control del encuentro, porque si bien no lograba tener la posesión del balón el rival no se encontraba fino en el manejo de la pelota. Sin embargo, en el minuto 60 y tras un error de marca, Alexandre Pato apareció por el segundo palo y conectó de cabeza un envío proveniente desde el sector izquierdo para igualar el encuentro. Enseguida Fornaroli pudo volver a poner al elenco franjeado en ventaja tras una buena jugada individual, pero su remate terminó en las manos del portero.

São Paulo creció luego del gol.  En una jugada exactamente igual a la del empate, Alexandre Pato se perdió su segundo tanto. Otra vez hubo un error en defensa tras el envío, pero en esta ocasión el cabezazo del delantero norteño fue contenido por Torgnascioli.

A cinco minutos del final Fornaroli tuvo una ocasión inmejorable para convertir. Silvera lo habilitó y lo dejó de cara al gol, pero el delantero elevó su remate y desaprovechó una situación que hubiese otorgado al conjunto local su primera victoria en el certamen.

En una de las últimas jugadas del partido, otra vez Michel Bastos centró desde la izquierda y nuevamente un jugador brasileño apareció sin marca dentro del área. El argentino Ricardo Centurión saltó libre y cabeceó para colocar la pelota lejos del alcance del golero y dejar a São Paulo muy cerca de la clasificación a los octavos de final.

El cansancio producto de la propuesta futbolística, la superioridad individual del rival, errores en la marca en el juego aéreo y la mala fortuna le jugaron una mala pasada al conjunto de Leonardo Ramos, que se fue con las manos vacías del Estadio Luis Franzini.

Danubio quedó eliminado de la Copa Libertadores sin haber cosechado puntos en lo que va del torneo. Le resta viajar a Buenos Aires para enfrentar a San Lorenzo el 22 de abril e intentar obtener algún punto que permita que la tabla de posiciones refleje las más que dignas producciones futbolísticas que ha mostrado en el certamen.

VAVEL Logo