9' Gastón Rodríguez (W), 41' Luis Torrecilla (RP), 55' Matías Santos (W), 76' Danilo Peinado (W), 79' Danilo Peinado (W), 83' Kevin Ramírez (W).
Una lotería clásica
Foto: Tenfield

Una lotería clásica

Montevideo Wanderers derrotó por 5 a 1 a River Plate en el Parque Viera.

BrianBorges
Brian Borges

Por la tarde del sábado, en el Parque Alfredo Víctor Viera, Wanderers otorgó una fiesta de fútbol y goles ante River Plate, en el marco de la 4ª fecha del Campeonato Apertura, finalizando con un marcador de cinco goles a uno.

El partido comenzó con un ida y vuelta impresionante, con llegadas para ambos lados, ejerciendo presión y practicando un buen fútbol a ras del suelo. Si bien las dos escuadras llegaron con preponderancia, fue el locatario quien pegó primero: a los 9’ un gran desborde de Gastón Rodríguez (quien le ganó la cuerda a Cristian González) terminó internado en el área y definió al primer palo, ante la sorpresa de Nicola Pérez.

Después del gol, River Plate intentó con más contundencia y tuvo varias chances para anotar, hasta que en el minuto 41 un tiro libre al borde del área ejecutado notablemente por Luis Torrecilla se coló en el ángulo izquierdo del arco defendido por Leonardo Burián.

En el último minuto de los 45 reglamentarios llegó la jugada más importante del partido: un entredicho entre Gastón Rodríguez y “Kily” González terminó con un cabezazo de este último, quien se fue merecidamente a las duchas antes de tiempo.

Al comenzar la segunda parte, se vislumbraron grandes blancos en el mediocampo blanquirrojo, ante la ausencia de un hombre para lo que restaba del partido. Estos espacios  fueron muy bien aprovechados por el “Bohemio”, que a los 55’ sentenció el encuentro: tras una gran atajada de Nicola Pérez ante Gastón Rodríguez, Matías Santos encontró el balón suelto en el área chica y lo mandó a guardar. A partir de allí el partido fue sólo blanco y negro. Muchas ocasiones de gol tuvo el elenco dirigido por Gastón Machado, quien encontró en Pablo Ceppelini y Danilo Peinado los dos cambios ideales para este encuentro.

Peinado anotó un tanto de cabeza tras un desborde de Colombino, y una definición cruzada después de recibir una pelota de Ceppelini en los minutos 76 y 79, respectivamente. Ya River estaba totalmente desdibujado sobre el campo de juego y no encontraba respuesta, cuando en el minuto 83 Kevin Ramírez marcó el último gol del encuentro para Wanderers.

El Bohemio se fue con un sabor extra dulce, por lo que significa golear en un clásico y además, jugar el fútbol que predica Machado, que también le encanta a su gente. En cambio, River salió del Viera muy golpeado y deberá recibir a Racing con una cara diferente si quiere salir victorioso. Juan Ramón Carrasco deberá cambiar muchas cosas si no quiere terminar insultado por su parcialidad como en los últimos 20 minutos de este encuentro.

VAVEL Logo
CHAT