En la cima para el clásico
Foto: Tenfield

En la cima para el clásico

Peñarol goleó 4 a 1 a Villa Teresa en la antesala del clásico ante Nacional. Los goles fueron de Valdez, Ifrán, Forlán y Palacios.

BrianBorges
Brian Borges
PeñarolGastón Guruceaga; Matías Aguirregaray, Carlos Valdez, Guillermo Rodríguez, Diogo Silvestre; Sebastián Píriz, Nahitan Nández, Luis Aguiar (68' Cristian Palacios); Diego Forlán; Diego Ifrán (77' Carlos Luque) y Marcelo Zalayeta (63' Nicolás Albarracín). DT: Pablo Bengoechea.
Villa TeresaRamiro Bentancur; Gabriel De León, Diego Viña, Jonathan Souza Motta, Daniel Leites; Santiago Chacón (77' Omar Pérez), Daniel Pereira, Ademar Martínez, Martín Arguiñarena (89' Gerónimo Beato); Diego Martiñones y Michel Miranda (58' Facundo Rodríguez). DT: Vito Beato.
MARCADOR27' Carlos Valdez (P), 59' Diego Ifrán (P), 61' Diego Ifrán (P), 66' Martín Arguiñarena (VT) y 80' Cristian Palacios (P).
ÁRBITROÓscar Rojas. Asistentes: Miguel Nievas, Eduardo Aguirre y Andrés Martínez.
INCIDENCIASAmonestados: 59' Daniel Pereira (VT) y 85' Nicolás Albarracín (P).

Peñarol y Villa Teresa se enfrentaron por la fecha número once del Torneo Apertura, en el Estadio Centenario. El resultado fue altamente positivo para los dirigidos por Pablo Bengoechea, ya que lograron golear para preparar entonadamente el cásico de la fecha que viene. Igualmente, en varios tramos del encuentro no lograron dominar.

El encuentro comenzó con Peñarol teniendo el dominio del balón, colocando a Nahitan Nández en el centro del campo, a Sebastián Píriz y Luis Aguiar a sus costados, y más adelantado (en una posición más centrada que partidos anteriores) estuvo un Diego Forlán muy participativo. El “Carbonero” intentaba salir jugando por sus laterales, pero tanto Santiago Chacón como Martín Arguiñarena no dejaban que esto suceda, ejerciendo una buena presión cuando los locales se aproximaban hacia la mitad del campo.

En los primeros 20 minutos existieron dos llegadas terminadas por Diego Ifrán: la primera fue a los 5’, cuando todo comenzó en una combinación por derecha entre Matías Aguirregaray y Aguiar, luego pasó la jugada a Marcelo Zalayeta, para que éste pivoteara y generara que el delantero oriundo de Cerro Chato rematara, pero Ramiro Bentancur se lució. A los 17’, nuevamente el arquero de Villa Teresa tapó un buen remate del ex Danubio desde fuera del área.

Cuando el encuentro entró en una laguna, llegó un córner ejecutado por Forlán a los 27’, que terminó en la cabeza de Carlos Valdez, quien en el primer palo remató a gol. Los conducidos por Vito Beato reaccionaron ante el tanto encajado y tuvieron tres oportunidades en lo que restó de la primera parte: a los 29’, Chacón remató un centro de Arguiñarena, pero Guruceaga mandó el balón al tiro de esquina. Diez minutos más tarde, Diego Martiñones bajó un centro de Daniel Leites, y nuevamente el argentino disparó, pero el esférico se fue apenas desviado. Ya cuando se iba la primera mitad, un furibundo disparo de Arguiñarena desde fuera del área terminó detrás del arco defendido por Guruceaga, porque éste se estiró notablemente para restar esa pelota.

El último equipo en la tabla de posiciones mereció algo más en los primeros 45’, pero para el segundo tiempo Peñarol no perdonó. A los 4’, una “bocha” cruzada de Forlán hizo que Zalayeta la bajara y le quedara larga, pero Ifrán aprovechó bien la situación y definió cruzado para ampliar el marcador. Dos minutos después, llegó el gran mazazo: Forlán recibió un balón por parte de Aguiar tras un contragolpe y remató de gran manera para vencer el intento de Bentancur.

Peñarol se distrajo después de este gol, y ya pensaba en Nacional. Pero, Villa Teresa no quería irse sin anotar en su debut en el Centenario. A los 66’, Arguiñarena avanzó con pelota dominada unos metros por su sector y lanzó un balón bien dirigido que se coló contra el palo izquierdo de Guruceaga. Los rojiblancos se ilusionaron con seguir descontando, pero a los 80’ una nueva desatención en un córner terminó con Cristian Palacios empujando la pelota hacia las redes.

Peñarol cumplió, goleó, se durmió y despertó a tiempo. Ahora espera con ansias el encuentro clásico del domingo siguiente.

VAVEL Logo