Juventus fichó al venezolano Christian Makoun

El mediocampista vinotinto, subcampeón del mundo de categoría Sub20 en Corea 2017, fue oficializado por la Juventus de Turín como nuevo jugador de su plantilla; tras conseguirlo a préstamo por año procedente del conjunto nacional Zamora FC.

Juventus fichó al venezolano Christian Makoun
Foto: solovenex.com

La escuadra italiana anunció además, que posee sobre Makoun una opción de compra por cuatro años si el futbolista demuestra un buen desempeño al norte de la bota. El jovencito, promesa del futbol venezolano, cuenta actualmente con 18 años y ya tiene pasaporte europeo.

Makoun que formará parte en primera instancia del equipo filial en el actual campeón del Calcio, habría pasado los exámenes médicos respectivos la tarde de ayer y sería de esta manera el segundo venezolano que milita en la Juventus, luego de la pasantía que tuviera el medio de contención Tomás Rincón.

Christian, ya acapara la atención de algunos medios y a su paso por las instalaciones juventinas, ha posado para algunas cámaras de trabajadores y aficionados. Sólo es cuestión de horas para que el club, realice la presentación oficial ante la prensa y lo divulgue con todos los detalles respectivos, a través de su página web.

El nacido en la población carabobeña de Naguanagua un 5 de marzo del año 2000, y que cuenta también con ascendencia camerunesa; viene trabajando con la selección vinotinto desde sus categorías menores. Su primera gran participación se registró en el Campeonato Suramericano Sub15 de Colombia 2015.

El espigado futbolista de 1.81 metros de altura, inició su carrera como defensor central, posición que también desempeña con bastante holgura; pero su mejor utilidad en la zona medular, lo ha llevado a convertirse en un gran destructor del juego contrario, dado su portento físico.

Makoun, que a simple viste, parece un jugador con características netamente defensivas, posee como sello principal, una gran pegada desde los tiros libres directos y una gran velocidad hacia cualquier sector de la cancha. Estos atributos fueron los mismos que observaron desde Italia, donde los ojeadores impulsaron su arribo al viejo continente para continuar con el crecimiento futbolístico del criollo.