Omar Vizquel ya es un inmortal del béisbol venezolano

Considerado el mejor campocorto venezolano de todos los tiempos y ganador de 11 guantes de oro durante su permanencia de 24 temporadas en Grandes Ligas, el caraqueño fue electo al Salón de la Fama del Béisbol criollo con el 77% de los votos, número que incluso quedó muy por debajo de las expectativas, pero que en definitiva le bastó para ingresar al templo de los inmortales de la pelota nacional.

Omar Vizquel ya es un inmortal del béisbol venezolano
Foto: Leones del Caracas

Vizquel, capitalino y caraquista por demás, debutó en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional en 1984 vistiendo el uniforme de sus amados Leones del Caracas, conjunto que le encomendó el dorsal número 23 y con el que mostraría toda su magia en el shortstop.

Con las tropa melenuda, Omar participó en trece campañas entre el año de su debut y 2007, destacando zafras en las cuales no acompañó al equipo por restricciones de Major League Beisbol o por decisión propia. Durante ese periplo, el querido y reconocido infield bateó 383 hits en 1.391 turnos para un porcentaje vitalicio .275. Vizquel estuvo presente en 144 encuentros de postemporada y levantó el trofeó de campeón con la manada en cuatro ocasiones.

Sus mayores hitos están reservados a la Gran Carpa, allí fue titular en 2.968 cotejos vistiendo seis uniformes de franquicias distintas. El 3 de abril de 1989 entraba en acción por vez primera con los Marineros de Seattle, ciudad en la que permaneció hasta 1993; los Indios de Cleveland lo recibirían desde 1994 hasta 2004, periodo que representó los diez mejores años de su excelsa carrera.

En 2005 se muda a la Bahía de San Francisco, con los Gigantes defendería las paradas cortas hasta 2008. Luego, el indetenible pico descendente lo haría recalar después en Rangers de Texas, Medias Blancas de Chicago y Azulejos de Toronto, organización esta última con la que marcaría su retiro en 2012.

En el Big Show despachó 456 dobles, 77 triples, 80 cuadrangulares y 2.877 hits. Además, Manos de Seda, tal como le apodan quienes fueron testigos presenciales de su virtuosa rapidez en cada doble matanza, registró 951 carreras remolcadas, 1.445 anotadas, 405 bases estafadas y 1.028 bases por bolas.

Lo mejor que se le resalta a Vizquel, es su guante; lo que lo hizo acreedor de 11 Premios Guante de Oro, distinción que entrega la marca deportiva Rawlings y que avala la MLB. Este galardón lo ganó además en ambas ligas. Vizquel asistió tres veces al juego de estrellas, estadística algo corta si le contrasta con los años que estuvo en servicio en el denominado mejor béisbol del mundo.

Omar Vizquel es dueño del promedio de fildeo más elevado en los más de 100 años de historia que posee el béisbol estadounidense con .985. Es además, el líder de todos los tiempos en lo que a doble plays ejecutados se refiere, con 1.735.

El muchacho de El Cafetal, urbanización caraqueña al este de la ciudad; es además el pelotero con mayor edad en recibir un premio Guante de Oro, cuando conquistó el reconocimiento en 2006 y teniendo para ese momento, 39 años.

Vizquel es de igual forma, un exaltado al Salón de la Fama de los Indios de Cleveland, equipo que ha reconocido el alto desempeño del venezolano mientras estuvo en sus filas y con el que llevó a la novena hasta dos series mundiales en la década de 1990. Ahora Omar, aguarda una segunda oportunidad para ser inmortalizado al Hall de la Fama de Grandes Ligas, nicho ubicado en Coopertstown y que goza del más alto prestigio internacional.

La ceremonia de elevación en Venezuela, se llevará a cabo a finales de este 2018, tal como ha sido costumbre en el país. En esa misma fecha que será anunciada en breves días, también será llevado a los libros históricos, el toletero guairista Robert Marcano; figura indiscutible de los Tiburones de la Guaira, quien aparte de ser uno de los grandes beisbolistas de la década de los 80 en el país, abrió el camino para los jugadores venezolanos en las exóticas Grandes Ligas del Japón.