Guaros ¡Bicampeón de la LPB!
Foto: @GuarosOficial

Guaros ¡Bicampeón de la LPB!

El quinteto crepuscular venció por 97-86 a Trotamundos de Carabobo en una reñida final de LPB que por poco termina de nuevo en trifulca

samuel-clemente
Samuel Clemente

Guaros de Lara se alzó este pasado sábado con el trofeo de campeón de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB), derrotando en el Domo Bolivariano de Barquisimeto a la tropa valenciana en una final que tuvo de decidirse en el séptimo encuentro de la serie.

Guaros se lleva de esta manera su segundo campeonato consecutivo en Venezuela, tras coronarse en la temporada pasada en la que derrotó en la final a Marinos de Anzoátegui en seis partidos.

Los larenses, a pesar de no contar con una de sus figuras indiscutibles como lo es Gregory Vargas quien estuvo fuera de la cancha por sanción disciplinaria, dominaron todo el cotejo. Se impusieron en el primer cuarto del encuentro por ventaja de 29-25; una cifra que se acortó por una unidad en el segundo periodo, pero que igual terminó favoreciendo a Guaros por pizarra de 53-51.

Trotamundos, que no estuvo a la altura de este último choque, descendió en su accionar para el tercer cuarto; periodo en el que cayó por un estruendoso 80-68. El ritmo no cambiaría, la última etapa del compromiso se sellaría con el resultado final, con ventaja de once tantos para los campeones venezolanos.

En las últimas instancias del partido, el base importado de Trotamundos Terrel Stoglin perdió el control de su impotencia y le arrebató el balón al árbitro principal quien se disponía a autorizar un tiro libre, para patearlo hacia la tribuna; seguidamente se desenfundó la camiseta y la lanzó al medio de la cancha. En ese preciso instante los jueces lo expulsaron y saliendo del tabloncillo realizó gestos obscenos contra los jugadores rivales y contra toda la afición crepuscular que se dio cita en las instalaciones.

El comportamiento de Stoglin generó una airada reacción tanto en los basquetbolistas de Guaros como en toda la fanatizada, situación tensa que tuvo que ser calmada por el cuerpo técnico de la escuadra y por la seguridad interno que prestó servicio de resguardo al espectáculo.

La acción sin dudas, marcó un precedente en la LPB; torneo que desde 1974, brinda a todos los venezolanos un espectáculo de altura. Desempeño que se ha visto mermado en el país por la marcada crisis económica actual.

Recordemos que la génesis de los hechos que empañaron esta final, surgieron el pasado jueves 2 de agosto en el tercer duelo, cuando una riña en el Fórum de Valencia en la que se vio involucrado el piloto de Guaros Gregory Vargas; generó una sanción en su contra que derivó luego en una medida cautelar contra la Liga Profesional de Baloncesto por parte de un tribunal civil y ordinario.

Posteriormente, la LPB sostuvo una reunión que desencadenó un golpe de autoridad, refrendado la sanción contra el jugador Vargas por seis compromisos, e invalidando cualquier intromisión de un jugado civil. En ese encuentro entre directivos de la Liga y representantes de los diez equipos que forman parte de la competición, de estableció de manera democrática continuar la final, reprogramando el séptimo choque para que las diferencias deportivas, de dirimieran en la cancha y no sobre la base de una protesta.

Tyshawn Taylor lució inmenso

El estadounidense de 28 años resultó ser el jugador más valioso de esta Gran Final, siendo el jugador indispensable para la remontada guara en los partidos cinco y seis de esta serie definitiva. Incluso, la noche del sábado registró 27 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias, siendo el máximo anotador de su equipo, junto a Néstor Colmenares quien cosechó 22 unidades.

VAVEL Logo