Sangre cafetera para Atlético Venezuela

Francisco Rodríguez se transforma en el tercer extranjero del equipo Tricolor

Sangre cafetera para Atlético Venezuela
Francisco Rodríguez entrenando con sus compañeros. FOTO: Alex Useche. Prensa Atlética Venezuela

El mediocampista colombiano Francisco Rodríguez Ibarra se convierte en nuevo jugador del Atlético Venezuela de cara a la temporada 2017 donde, el equipo dirigido por el argentino Ignacio Nacho González disputará la Copa Sudamericana 2017.

El volante de 29 años de edad llega en calidad de cedido desde Águilas Doradas de Rionegro de la primera división colombiana, equipo actual del defensor central Edwin Peraza, y se convierte en el tercer extranjero del Equipo Nacional para la temporada 2017 junto a los argentinos Cristian González y Emiliano López.

“La verdad la copa internacional es lo que más me ha motivado para venir a este club. Para ningún jugador es un secreto que le gustaría jugar una Copa Sudamericana y se me presenta esa oportunidad con este club. Lo importante es hacer una buena copa, dejar el nombre de esta institución en alto y para eso vamos a trabajar y prepararnos”, dijo el mediocampista.

El nacido en Valle del Cauca debutó como profesional en el año 2007 con el Barranquilla FC donde permaneció por dos temporadas. Posteriormente pasó por el Junior de Barranquilla y Boyacá Chicó.

“Gracias a Dios que permitió todas las cosas y que se hicieran bien. Vengo a préstamo pero lo hago con la intención de quedarme. El contacto se dio por un técnico que tuve en Junior de Barranquilla y me recomendó. Además de eso los directivos de Atlético Venezuela ya tenían tiempo queriendo contar con mis servicios y me hicieron un seguimiento. Al final este semestre se dio la oportunidad y llegamos a un acuerdo”, afirmó el mediocampista.

El equipo de Nacho González sigue preparándose de cara a la próxima temporada donde buscarán superar lo realizado con el entrenador español Alex Pallarés. El próximo partido de preparación será contra el Portuguesa FC en el marco de la Copa Bicentenaria 2017.