La contracrónica: Empate con poco fútbol

La Vinotinto sub-20 continúa su participación en el Sudamericano, esta vez el rival fue Perú, una selección que no se la puso fácil al conjunto criolllo. Con un marcador final de 1-1 ambos equipos se llevaron un punto.

La contracrónica: Empate con poco fútbol
Foto CONMEBOL

Luego de un descanso bastante merecido por los esfuerzos ante Uruguay, Venezuela volvió al terreno de juego para enfrentarse a la selección de Perú que llegaba con sed de puntos a esta fecha y vaya que lo hicieron notar: “los Incas” salieron con todo en los primeros minutos del compromiso

Cuando todos apenas se acomodaban en sus asientos, un tiro de esquina peruano casi se convierte en gol olímpico. Era la primera ocasión del peligro de los peruanos, quienes dominaban el compromiso pero eran tibios a la hora de generar peligro en el arco venezolano.

Wilker Fariñez en varias ocasiones salvó a una Vinotinto que no lograba contrarrestar el dominio peruano. El equipo blanquirojo intentó irse adelante en el marcador mediante la pelota parada o disparos de larga distancia, pasaban los minutos y no corrían con suerte.

Poco y nada en lo colectivo

A Venezuela le cuesta la construcción de juego, le pasó ante Uruguay y el primer tiempo ante Perú no fue la excepción. El equipo criollo tiene muchos meses de trabajo, cuenta con una camada de jugadores importantes y aunque Rafael Dudamel quiso plantar en cancha a una selección más ofensiva, seguía careciendo de asociaciones colectivas. Y a todo lo antes mencionado hay que sumarle el mal estado del terreno de juego.

El propio Yeferson Soteldo habló luego del partido sobre los movimientos que tuvo que realizar para poder intentar entrar en el circuito de juego del equipo “tomé la decisión de jugar por el medio porque en la banda no me estaban llegando pelotas y me sentía incómodo”.

También Dudamel habló en conferencia de prensa sobre lo poco mostrado en fase colectiva “hemos estados muy lejos de nuestro nivel fútbolístico, Perú ha controlado por gran parte del partido la mitad de la cancha y allí nos costó mucho elaborar nuestro juego”.

Cuando el cronómetro marcaba el minuto 36, el capitán Yangel Herrera cayó en el área y el colegiado sentenció el penal para Venezuela, era la primera opción de peligro para la selección dirigida por Dudamel y momento idóneo para irse arriba en el marcador sacudirse el dominio peruano. Pero no pudo ser, el mismo Herrera cobró el penal y en dos ocasiones la pegó en el travesaño. El marcador no se movía.

Perú con los tiros libres de Távara y el buen juego de Ugarriza y Suicho generaban incomodidad en la defensa Vinotinto.

Ronaldo por Ronaldo y a mejorar

Para el arranque de la segunda mitad, el DT venezolano Rafael Dudamel hizo un cambio que significo mejoría en su equipo: Salió Ronaldo Chacón y entró Ronaldo Lucena, ambos jugadores comparten nombres pero también posición, Lucena terminaría siendo importante en el accionar venezolano.

Caía la tarde y Venezuela mejoraba. Soteldo galopaba y llevaba peligro, Yangel Herrera era el capitán del partido, un fuera de serie, Sergio Cordova y Ronaldo Peña con remates hacían trabajar a Carlos Gómez y también Ronaldo Lucena desde la pelota para intentaba llevar peligro. Era el momento para Venezuela.

Venezuela era mejor pero como en el fútbol todo puede suceder, Perú picó adelante en el marcador cuando peor la pasaban en el partido. Un saque largo del portero Carlos Gómez que la defensa venezolana no supo rechazar, fue a parar hasta los botines Roberto Siucho que siguiendo con la tónica del buen partido que estaba teniendo, la mandó al fondo de la red. Nada que hacer para Fariñez.

Yangel Herrera, fútbol en estado puro

Fallar un penal puede lanzar por el suelo el rendimiento de un jugador durante un partido, pero pareciera que Yangel Herrera ni se inmutó luego de fallar en el minuto 36. Siguió jugando como sabe, demostrando el talento que lo catapultó hasta la selección mayor.

Herrera durante todo el compromiso recuperó balones y también se descolgaba para atacar a la defensa peruana. Un jugador que le sobra carácter para este tipo de compromisos. Transcurrían los 15 minutos finales del encuentro y seguía siendo el mejor en cancha por parte de la Vinotinto.

Hay un jugador que le aporta mucho a Yangel Herrera para que este tenga libertad de moverse hasta el frente de ataque, ese compañero es Luis Ruíz, dicho volante cumplió de principio a fin su trabajo, por gran tramo del partido tuvo que cubrir en solitario la zona de recuperación. Fue uno de los puntos altos de la selección. A la calladita hizo un gran esfuerzo.

Corrían los minutos finales y a Venezuela le costaba llegar hasta el arco rival, la pelota parada podía ser el arma en esta ocasión y así fue, un centro de Ronaldo Lucena encontró a Yangel Herrera quien usó su último cartucho de energía para elevarse y de cabeza anotar el empate en el minuto 88. Las caras de los peruanos lo decían todo, era la tarde de Herrera.

Era la tarde de Herrera en todos los sentidos: falló un penal, se fajó para mantener al equipo vivo en el partido, anotó un gol y cuando ya parecía que no había tiempo para más salió expulsado por doble tarjeta amarilla.

Una expulsión que pone a Rafael Dudamel a rascarse la cabeza para intentar suplir esta baja tan importante para el próximo partido.

Con el 1-1 en el marcador terminó el partido, segundo empate para Venezuela, la victoria tendrá que esperar unos días más. “el partido no me deja satisfecho, el resultado me deja tranquilo porque logramos rescatar un punto” dijo Dudamel.