La Pizarra Vinotinto: Un nuevo comienzo

Venezuela vs Colombia / Lunes 30 de enero / 17 horas / Sudamericano Sub-20 de Ecuador / Estadio Olímpico de Atahualpa, Quito / La Vinotinto busca su primera victoria del cmapeonato en su debut en el Hexagonal Final

La Pizarra Vinotinto: Un nuevo comienzo
Un nuevo reto para la Vinotinto

Comienza un nuevo torneo de cara al Mundial Sub-20 en Corea del Sur. La Vinotinto, que no sabe que es ganar ni perder, busca ante el combinado colombiano, despertar y lograr el objetivo principal: Viajar a Corea del Sur en el mes de mayo.

El conjunto de Rafael Dudamel logró crecer en rendimientos individuales y comportamientos colectivos pero sigue estando errático de cara al arco rival. El estado de forma de los responsables de anotar parece no ser la adecuada. La cercanía a la clasificación al Campeonato del Mundo puede significar el plus para los Peña, Balza y Romero.

Los resultados no grafican los desarrollos de los encuentros de Venezuela que mostró superioridad en cada uno de sus juegos cuando se jugaba en igualdad de condiciones. Contra Colombia, el desequilibrio de los volantes y aprovechar las mínimas oportunidades que se puedan generar serán las armas principales de la selección.

La posición de Soteldo

El número 10 venezolano ha logrado resaltar por sobre el resto de jugadores en el Sudamericano. El desequilibrio que genera cuando reciba la pelota y tiene campo para conducir la pelota para romper líneas es brutal aunado a su habilidad para regatear y aglutinar rivales para otorgarle espacios a sus compañeros.

La discusión nace cuando, por jugar a una o dos velocidades más que sus compañeros,  termina siendo aislado y encerrado por los rivales sin tener opción de pase corto o espacios para rematar al arco. Las conductas de los individuos dentro del campo siempre terminan siendo contra respuesta a el desarrollo táctico de su equipo. Si Soteldo no está bien acompañado es complicado que logre ser el del Zamora FC. Exigirle que supere duelo de 3x1 con poco espacio es imposible sobre todo si los balones largos siguen siendo el arma principal de salida del balón para los centrales criollos.

El Juego Asociado

La selección sigue confiando en los balones largos para trascender de manera más directa al arco no termina de dar los dividendos esperados por el cuerpo técnico. El estado de la cancha de Ibarra dificultaba los ataques posicionales y las combinaciones rápidas junto a traslados de 2 o 3 tiempos,  razón por la cual los balones largos estaban a la orden del día.

Las características de los ofensivos venezolanos exigen al equipo un planteamiento con más control de la pelota y que la misma sea para desorientar al rival. Desordenarlo para encontrar los espacios para hacer daño aunado a movimientos constantes para no otorgarle referencias a los rivales.

La paciencia en el momento de ser poseedor de la pelota y saber detectar los puntos débiles del rival deben ser las primeras respuestas que deben responder las combinaciones y sociedades entre los ofensivos quienes, si logran integrar a los defensores responsables principales de sacar la pelota desde la primera zona del campo, pueden encontrar resultados positivos.

La contundencia tiene que llegar a Ecuador

El planteamiento táctico colombiano de reducción de espacios y repliegue bajo dificulta la generación de ocasiones de gol para el rival,  lo que obliga a los criollos a aprovechar las pocas oportunidades que puedan conseguir en el partido. Luego de la derrota contra Ecuador, el combinado cafetero encontró en la solidez defensiva su principal aliado para dejar en blanco a Brasil y Chile.

Ronaldo Peña será clave dentro de las posibilidades criollas en el Hexagonal. Debe encontrar esa racha que lo convierte en el líder vinotinto de cara al arco rival y quien pueda aparecer cuando las ideas no fluyan de la manera plateada. Es necesario aprovecha la primera media hora de partido para que el desgaste y la desesperación comiencen a jugar su propio partido afectando el debut de los nuestros.

Colombia: El sistema de Piscis Restrepo

"Colombia es una selección fuerte y competitiva"

Rafael Dudamel, entrenador la selección de Venezuela Sub-20

El combinado cafetero fue in cresendo su rendimiento en el Sudamericano. Despues de empatar a última hora contra el combinado paraguayo y la derrota contra la selección ecuatoriana,  el combinado dirigido por Carlos Piscis Restrepo aprovechó las ausencias brasileñas para conseguir su primera victoria y depender de sí mismo contra Chile en el último partido. La victoria contra La Roja le otorgó el pase al Hexagonal final.

Picsis encontró el equipo titular en el trascurso de los partidos: Jorge Segura y Carlos Cuesta como centrales apoyado por las bandas con Leyser Renteria y Anderson Arroyo con Harold Balanta y Eduard Atuesta delante de ellos,  formando parte de la primera línea de volantes,  con la responsabilidad de recuperar y abastecer de balones a Luis Díaz, Ever Valencia y Jorge Obregon. Michael Gómez funge como delantero centro y Manuel Arias como guardameta son quienes tienen la responsabilidad de marcar diferencias en las áreas.

Los Cafeteros han tenido  un juego poco convincente más apegado a la táctica que a la brillantez. Muy esquemático sin salirse de un guión preestablecido dependiente de los individuos para generar desequilibrio de cara al arco rival.  La aparición de Ever Valencia sorprendió a todos logrando liderar los ataques supliendo al lesionado Ceter.

“Estos torneos son muy especiales. Nosotros hemos querido darle seguridad a una Colombia que por momentos se muestra insegura y lo hemos logrado. Hemos tenido gol y eso puede ser un punto de partida, pero el fútbol debe mejorar, debe ser más sólido”

Carlos Piscis Restrepo,  entrenador de la selección colombiano Sub-20