Salvador Pérez está listo para la acción

El venezolano se encuentra recuperado al 100% de su lesión.

Salvador Pérez está listo para la acción
Salvy viene con todo este año / Foto: MLB.

El receptor venezolano de los Reales de Kansas City, Salvador Pérez, recibió la buena noticia de que podrá estar presente en los entrenamientos primaverales, luego de haber sufrido una lesión en el segundo encuentro del Clásico Mundial de Béisbol (CMB) contra Italia.

Pérez, recibió un fuerte golpe en su rodilla izquierda en una jugada decisiva del encuentro, fue golpeado por el italiano Drew Butera, quién es también compañero del criollo en los Reales. El careta venezolano, se perdió todos los encuentros posteriores de Venezuela en el CMB debido a una inflamación en su rodilla, siendo una pieza clave en el funcionamiento de Los Vinotintos, que lamentablemente no pudo seguir presente en la competición.

Salvador Pérez, ha ganado el Guante de Oro en cuatro oportunidades, además de un anillo de campeonato en 2015.

Ned Yost, mánager de los Reales de Kansas City, informó al portal web de MLB en español, que su receptor estaría listo para debutar el próximo viernes 24 de Marzo. “Esperamos tenerlo por lo menos 6 entradas detrás del plato en ese encuentro”, declaró el dirigente.

La lesión de Salvador Pérez, fue uno de los tantos inconvenientes que Venezuela tuvo durante su participación en el Clásico, puesto que el venezolano es un líder al momento de dirigir tanto a los lanzadores, como a todos los jugadores en el terreno de juego.

Dentro del conjunto de Kansas, Salvador es más que un pelotero, es un segundo mánager dentro del campo, fue por ello, que cuando el equipo de Grandes Ligas se enteró de su lesión, rápidamente se pusieron en contacto con el jugador para saber su estado físico y atacar lo antes posible la situación del venezolano. 

En la campaña pasada, Salvy, bateó para .247, con 22 cuadrangulares y más de 60 impulsadas en 139 juegos.

Se espera que inicie sus entrenamientos como bateador designado y luego de ello, pueda estar al mando en el home plate para el día viernes.