David Peralta disfruta de su buen momento

El jardinero de los Cascabeles de Arizona muestra mejorías con el madero.

David Peralta disfruta de su buen momento
El venezolano está demostrando lo que puede hacer defensiva y ofensivamente / Foto: A Toda Mecha.

La pelota venezolana se caracteriza por exportar en su mayoría jugadores en el infield, especialmente en el campo corto. Sin embargo, en los últimos años son muchos los jugadores criollos que se han posicionado como figuras principales en sus respectivos equipos como jardineros, tal es el caso del carabobeño David Peralta, outfield de los Cascabeles de Arizona. Ya va una semana en donde el venezolano ha puesto en práctica algunos consejos y su ofensiva ha tenido un giro drástico en relación a los primeros diez encuentros de la temporada 2017.

David Peralta debutó en Grandes Ligas en el 2014.

“Hice algunos ajustes porque me estaban jugando mucho con defensa especial. Me están jugando para el jardín derecho porque estoy halando la pelota demasiado”, así comentó Peralta  al diario Líder.

El cambio ofensivo del criollo es bastante interesante, en inicios de la temporada bateaba para .195 puntos con tan solo tres anotadas. Pero ahora en los últimos 8 juegos, el jardinero promedia un average de .486, un cuadrangular, 8 carreras anotadas y 3 impulsadas, además de 17 imparables en 35 turnos al bate. “Ahora voy concentrado en ser más selectivo en el home para hacer buenos contactos”, agregó el criollo.

El récord de Peralta

Así como Miguel Cabrera, José Altuve y compañía han marcado historia en algún momento, a David Peralta le llegó la oportunidad. El pasado sábado 22 de mayo, el criollo impuso un nuevo récord para la franquicia de Arizona al batear cuatro dobles en un mismo encuentro. “Para ser honesto, no sabía que había impuesto un récord cuando llegue quieto a la segunda base”, declaró Peralta para MLB. La contribución del criollo, sirvió para que los Cascabeles vencieran 11x5 a los Dodgers de Los Ángeles.

La temporada para el carabobeño

La campaña 2016 no fue la más deseada para Peralta debido a que estuvo un poco más de la mitad del torneo ausente por una lesión en una de sus muñecas, “El año pasado no fue fácil para mí, pasaron muchas cosas, entre ellas una operación pero las tomé como aprendizaje para mejorar”, declaró el jardinero de los Cascabeles que solo jugó 48 encuentros donde tuvo un promedio de .251 en apenas 171 apariciones al plato. Ahora en la actual temporada, Peralta busca establecerse como el RF titular del equipo, aunque en 2015 jugó siempre en el LF, se siente cómodo en esta nueva posición y considera que es un reto que quiere afrontar.