Mucho castigo para un buen Zulia FC

Después de un gran primer tiempo, el equipo de Daniel Farías perdió terreno y dejo que el Lanús controlara la pelota hasta que llegaran al empate final.

Mucho castigo para un buen Zulia FC
FOTO: ZULIA FC
Zulia FC
1 1
CA Lanús
Zulia FC: Renny Vega; Daniel Rivillo (Henry Palomino), Henry Plazas, Herve Kambou, Edixon Cuevas, Pedro Cordero; Yohandry Orozco, Junior Moreno, Juan Arango, Jefferson Savarino (Albert Zambrano); Sergio Unrein (Ronny Maza).
CA Lanús : Esteban Andrada; José Luis Gómez, Marcelo Herrera, Diego Braghieri, Maximiliano Velásquez (Nicolás Pasquini); Matías Sánchez (HernánToledo), Iván Marcone, Matías Rojas (German Denis); Alejandro Silva, José Sand y Lautaro Acosta.
MARCADOR: 1-0, min. 34, Rivillo. 1-1, min. 62, Sand.
ÁRBITRO: Arbitro: Wilmar Roldan (COL). Amonestó a Kambou (min. 9), Toledo (min. 39), Cuevas (min. 45).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Copa Conmebol Libertadores entre el Zulia FC y el Club Atlético Lanús en el estadio José Encarnación Pachencho Romero de Maracaibo. 10.871 espectadores.

EL Zulia FC no pudo mantener el buen rendimiento de la primera mitad y terminó cediendo un empate contra el Lanús de Argentina en la Copa Conmebol Libertadores.  Con un cambio de formación y una disposición diferentes,  los negriazules controlaron muchos pasajes de la primera parte con mucha posesión de la pelota y cerrando espacios para neutralizar el ataque posicional del rival. En la segunda mitad, los locales cedieron terreno, espacios y la victoria.

Daniel Farías dio un golpe en la mesa con la formación. Con tres centrales nominales y dos carrileros para hacer más ancha la cancha,  consiguieron vulnerar a sus rivales con mucha facilidad aprovechando la imprecisión argentina en la primera mitad. Con el 5-4-1, los locales lograron esconder sus problemas defensivos. Por otro lado, Lanús mantuvo el 4-3-3 clásico de Almirón con Iván Marcone como el eje retrasado del triangulo del medio y como el organizador del equipo en el momento de pasar al ataque con jugadores de la talla de José Sand y Lautaro Acosta.

FOTO: ZULIA FC
FOTO: ZULIA FC

En la primera mitad, los locales mostraron su superioridad con Juan Arango en una posición libre para asociarse con sus compañeros y hacer mucho daño en una zona donde Lanús necesitaba generar superioridad para que su juego predominara. El capitán criollo era indetectable para los volantes argentinos y con eso una de las batallas ya estaba ganada. Las oportunidades no tardarían en llegar con Jefferson Savarino y Yohandry Orozco moviéndose por todo el frente de ataque para hacer daño con sus gambetas y cambios de ritmo,  uno con mayores responsabilidades en la generación de ataques y el otro mostrándose con mayor desequilibrio en zona de enganche, donde su rival solo tenía a Marcone. Pero, pese a tener mucho la pelota, la primera oportunidad clara del partido llegaría a partir de un contragolpe orquestado por Daniel Rivillo y que terminó con Orozco fallando el mano a mano contra Andrada, quien nunca perdió la compostura. Los carrileros empezaban a tener relevancia en el desarrollo del encuentro,  tanto en ataque con sus proyecciones y en defensa neutralizando a los extremos rivales.

Con un desarrollo favorable en el verde césped del “Pachencho” Romero, el Zulia conseguir colocarse por delante en el marcador con una jugada orquestada por Pedro Cordero por banda derecha que culminaría con un centro para que Rivillo,  apareciendo como un extremo, definiera de una manera notable para batir al guardameta rival. Un resultado acorde al dominio de los petroleros,  quienes parecían haber aprendido la lección después del 5-0 en “La Fortaleza”. Con poco más terminaría la primera mitad con un 1-0 que hacía soñar a los fanáticos marabinos con una noche histórica.

Daniel Rivillo festejando su gol // FOTO: ZULIA FC
Daniel Rivillo festejando su gol // FOTO: ZULIA FC

El Zulia FC se había rendido al repliegue y a los contragolpes con Savarino y Orozco 

Con la llegada de la segunda mitad, los locales perderían posicionamiento en campo rival y comenzaría a ceder metros para que Lanús construyera con comodidad desde sus centrales y con Marcone teniendo una mayor influencia en su zona de confort. El Zulia se había rendido al repliegue y a los contragolpes con Savarino y Orozco para ganar en los duelos individuales pero con poca eficacia de cara al arco rival. Si no haces, te hacen dicen muchos fanáticos del futbol cuando no consigues convertir las oportunidades en anotaciones y,  así seria. Una jugada aislada con José Sand, mostrando su eterna categoría, superó a los defensores zulianos y marcaría el empate,  injusto desde el desarrollo pero justo para los que pregonan la frase antes mencionada.

Con el empate, los locales volverían a posicionarse en campo rival y comenzaría a generar una cantidad impresionante de oportunidades que no conseguirían concretar. Orozco fallando otro mano a mano, Savarino tomando malas decisiones en los contragolpes y Arango excediéndose en los tiros de larga distancia acompañados por un Ronny Maza, que no entró de la mejor manera en un partido complicado.

Con un empate, que era mucho castigo para un buen Zulia, terminaría el partido. Un empate amargo por el desarrollo del partido pero, pese a todo, mantiene al conjunto criollo en carrera por conseguir la clasificación a la segunda fase de la Copa Libertadores,  pero teniendo la obligación de superar a Nacional como local y a Chapecoense en Brasil para poder seguir haciendo historia. 

FOTO: ZULIA FC
FOTO: ZULIA FC