Palmezano comienza a tomar la batuta.

Con anotaciones de Palmezano, Guaycochea y Moreno,  el conjunto petrolero regresa a la victoria en el campeonato local.

Palmezano comienza a tomar la batuta.
FOTO: ZULIA FC
Zulia FC
3 0
Caracas FC
Zulia FC: Renny Vega; Daniel Rivillo, Henry Plazas, Hervé Kambou, Edixon Cuevas (Carlos Moreno, min. 86); César Gómez, Junior Moreno, Luciano Guaycochea (Pedro Cordero, min. 70); Yohandry Orozco (Kenny Romero, min. 81), Brayan Palmezano, Juan Arango.
Caracas FC: Eduardo Herrera; Moisés Acuna, Giácomo Di Giorgi, Rubert Quijada, Daniel Linárez; Gabriele Rosa (Robert Hernández, min. 45), Robert Garcés, Evelio Hernández; Fredys Arrieta (Reiner Castro, min. 59) , Edder Farías, Ounes Molleda (Jorge Echevería, min. 67).
MARCADOR: 1-0, min. 1, Palmezano. 2-0, min. 52, Guaycochea. 3-0, min. 77, Junior Moreno.
ÁRBITRO: Árbitro: Leonardo Caripa (LARA). Amonestó a Robert Hernández (min. 51), Moisés Acuna (min. 56) y Renny Vega (min. 68)
INCIDENCIAS: Partido reprogramado de la sexta jornada del Torneo Apertura 2017 entre el Zulia Fútbol Club y el Caracas Fútbol Club en el estadio José Encarnación “Pachencho” Romero de Maracaibo.

Después de una semana complicada por los empates contra el Lanús en casa y en Acarigua contra el Portuguesa FC aunado a la transferencia de Jeferson Savarino al Real Salt Lake de la primera división del balompié estadounidense,  el Zulia FC necesitaba tener contra  el Caracas FC un segundo aire dentro del campeonato local que, al mismo tiempo, le sirviera como un descubrimiento para el resto de los partidos en ambas competencias.  El conjunto negriazul, con un gran despliegue colectivo e individual,  goleó sin inconvenientes al Caracas FC en el estadio José Encarnación “Pachencho” Romero de Maracaibo en un partido reprogramado de la jornada 6 del Torneo Apertura 2017.

Daniel Farías dispondría de un 4-3-3 con Brayan Palmezano ocupando la posición de Jefferson Savarino por la banda dejándole a Yohandry Orozco el centro del ataque,  donde tenía mayor panorama para conducir y ser desequilibrante en el último tramo de la cancha. Por su parte, Arango regresaía a jugar en zona ofensiva como extremo izquierdo pero con mucha influencia en la zona de creación del equipo en conjunto con Junior Moreno y Luciano Guaycochea. Por su parte, Noel “Chita” Sanvicente repetiría el mismo once que venía de superar al Carabobo FC en condición de visitante en la jornada pasada, relegando a Miguel Mea Vitali y Robert Hernández en el banco de suplentes.

Con solo segundos de comenzar el partido, la propuesta zuliana comenzaría a tener frutos con Yohandry, en posición de delantero centro, asistiendo a Palmezano, extremo izquierdo, quien anotaría en su debut en el césped del “Pachencho” Romero con mucha complicidad del guardameta Eduardo Herrera, que todavía no demuestra las garantías necesarias para suplir a Farínez. Sin ni siquiera un minuto cumplido en el reloj del árbitro, el Zulia FC ya tenía la comodidad que otorga el resultado a favor.

Después los minutos serían frenéticos con ambos equipos atacando con mucha facilidad y hasta estrellando tiros a los postes. Caracas era dependiente de Farías y Arrieta en zona ofensiva,  mientras que el Zulia se mostraba más fuerte en lo colectivo con Palmezano y Orozco siendo desequilibrantes en zonas peligrosas para los defensores visitantes. Los fanáticos, que disfrutaban el desempeño del equipo, comenzaron a gritar “Savarino, Muchas Gracias” en apoyo a la salida del atacante zuliano a la MLS.

Con el comienzo de la segunda mitad, los locales dominarían con facilidad con César Gómez jugando muy cómodo en el eje central del campo y con los interiores llegando constantemente al área de Herrera. El 2-0 llegaría por intermedio de Luciano Guaycochea que, como interior, pisaría el área rival aprovechando un excelente centro de Henry Plazas para ampliar la diferencia y sentenciar el encuentro desde el juego mismo. “Los Rojos” no tendrían respuesta ante el aluvión petrolero que finiquitaría la goleada con un golazo de Junior Moreno,  quien la coloco imposible para el guardameta Herrera, mero espectador de las anotaciones locales.

Con el partido 3-0, las alegrías llegarían por intermedio de Palmezano, que parece ser el elegido para suplir a Savarino tanto dentro como fuera de la cancha. El jovencito lo hizo todo bien y hasta parecía jugar a una velocidad mayor que la de sus compañeros en ataque. Los fanáticos gozaron son sus corridas y amagues ante unos defensores rivales que no podían detenerlo cuando tenía espacios para conducir y desequilibrar.

 Con este resultado, el conjunto zuliano regresa a la victoria después de una semana complicada y comienza con el pie derecho una seguidilla de encuentros importantes que termina con el partido contra el Nacional de Montevideo por la Copa Conmebol Libertadores,  donde se jugarán la vida en la competición internacional.