Una invitación a soñar a cuenta de la Vinotinto sub-20

Arranca un nuevo Mundial juvenil en Corea del Sur, país al que asiste la selección venezolana con una gran preparación y una generación curtida que aspira a grandes cosas

Una invitación a soñar a cuenta de la Vinotinto sub-20
Foto: Prensa FVF

La Vinotinto sub-20 viajó a tierras asiáticas para enfrentarse a las mejores selecciones del mundo de la categoría que estarán reunidas en el Campeonato Mundial 2017 en Corea del Sur, una oportunidad que los dirigidos por Rafael Dudamel se ganaron a pulso con su trabajo y tras realizar un excelente Sudamericano a inicios de este calendario, torneo en el que terminaron en la tercera plaza del hexagonal final y superaron a países como Argentina o Brasil.

Los chicos criollos estarán encuadrados con los combinados de Alemania, Vanuatu y México, en lo que será un grupo peleado y bastante parejo. Ante eso empiezan las interrogantes ¿podrá Venezuela avanzar de la fase de grupos? ¿Si avanza en cuál posición lo hace? ¿Tiene equipo Venezuela para vencer a los alemanes? y más importante ¿cuál será la clave para que la Vinotinto logre superar este primer escollo? todo esto intentaremos responderlo en el desarrollo.

La preparación es una gran basa

A ese Campeonato Sudamericano en Ecuador llegaron con una excelente de preparación de casi dos años, en los que hubo módulos en el país, giras internacionales, amistoso contra otras selecciones y trabajo en conjunto con la selección mayor. Así que el éxito en el país de la mitad del mundo no fue un regalo, todo se consiguió a base de un gran trabajo sumado a una planificación meticulosa que permitió a este grupo superar todas las dificultades que lleva un torneo como el sudamericano.

Ronaldo Lucena en el encuentro ante la selección de Italia / Foto: Prensa FVF
Ronaldo Lucena en el encuentro ante la selección de Italia / Foto: Prensa FVF

Para el Mundial en oriente, Dudamel no dejó ningún cabo suelto en lo que se refiere a la logística del equipo. Se inició con módulos dentro del país, viajaron a Maturín y Chile junto a la selección de mayores, luego de eso vino otra convocatoria para San Cristóbal antes de emprender viaje a Honduras con el equipo ya conformado. En tierras "catrachas" disputaron dos amistosos más ante la selección hondureña, subcampeona de Concacaf. 

De Centroamérica se inició la expedición a Italia. En el país de la bota jugaron tres partidos: ante la Juventus primavera con empate a 1-1, ante la Sampdoria sub-20 con victoria 2-0 y un empate a cero goles con su similar de Italia en el que se dejó una grata impresión. Entonces, tomando en cuenta el cómo llegan las selecciones, los muchachos de la Vinotinto tienen una ventaja ante las demás. Son dos años que tiene este grupo de jugadores en un trabajo continuo lleno de módulos, concentraciones, viajes y amistosos que les permite hoy ser una selección de gran engranaje, quizás de los mejores.

Jugadores curtidos en otras ligas y torneos internacionales

Otro buen síntoma que tiene este equipo es la variedad de futbolistas que ya hacen vida en campeonatos de fútbol fuera de Venezuela y muchos de los que aún siguen en el país han participado con sus clubes en torneos de mucha importancia como la Copa Libertadores o la Copa Sudamericana, un plus de experiencia realmente importante a la hora de analizarlo.

Después del excelente sudamericano fueron llevados a otras latitudes jugadores como el capitán Yangel Herrera fichado por el Manchester City pero enviado al New York City de la MLS donde ha jugado al lado de Andrea Pirlo. Heber García se marchó al Sud América de la difícil liga uruguaya y Williams Velázquez fue comprado por el Watford, aunque sigue jugando en Estudiantes de Caracas.

Por otro lado, Adalberto Peñaranda otorga un plus de experiencia de una liga como la española donde fue la revelación en la campaña pasada siendo el salvador del Granada. Yeferson Soteldo se convirtió rápidamente en la figura ofensiva del Huachipato de la liga chilena. Dos jugadores que serán muy importantes en el club. Y ellos, junto a Yangel Herrera y Wuilker Fariñez, se han convertido en habituales de los llamados para la selección absoluta.

Yangel Herrera en un partido de la MLS / Foto: Futbol MLS
Yangel Herrera en un partido de la MLS / Foto: Futbol MLS

Además de ellos, otras piezas claves como Sergio Córdova, Wuilker Fariñez, Ronald Hernández, Jan Hurtado, Samuel Sosa o Eduin Quero han visto una importante cantidad de minutos en torneos internacionales con sus clubes, lo que supone una buena base de experiencia para llevarla al campo de juego con la Vinotinto.

En definitiva: se puede soñar 

Un grupo lleno de talento, conformado por futbolistas que ya dan de qué hablar en otras latitudes, con un cuerpo técnico meticuloso y que ha demostrado conocer a la perfección a este conjunto de chamos, además de que será el segundo mundial para Rafael Dudamel al mando de una selección juvenil. Pero no es sólo talento lo que tiene este equipo.

Son meses y meses de trabajo, de mucha preparación, fueron dos navidades concentrados sin estar con sus familias, también tienen cantidades de juegos amistosos ante equipos de mucho valor. Viajes, concentraciones y trabajo en equipo que hacen de esta generación una gran esperanza para el fútbol de Venezuela.