Indios de Cleveland, primer invitado a la Serie Mundial
(Foto: MLB)

Contra los pronósticos, los Indios de Cleveland se coronan campeones de la Liga Americana. Y por la forma en que lo lograron, se pensaría que los Azulejos de Toronto no ofrecieron resistencia. En pocas palabras, ni las manos metieron. Revisando estadísticas, todo indica que así fue.

Como usted sabe amable lector, el objetivo del béisbol es conseguir carreras. Imposible ganar si esto no se cumple. Los Azulejos, después de verse contundentes ante los Rangers de Texas, llegaron a Cleveland como corderos al matadero.

En la Serie Divisional ante Texas, Toronto hizo en tres juegos 21 carreras y 29 hits. En la Serie de Campeonato, en 5 juegos se redujo su producción a 8 carreras y 32 hits. Claramente se observa que el problema para los muchachos de John Gibbons fue el bateo oportuno, y que los principales peloteros como Bautista, Martin y Pillar, estuvieron apagados en toda la serie. Ninguno de ellos rebasó la famosa línea Mendoza. Esto es, arriba de los .200 de porcentaje.

El objetivo del béisbol es conseguir carreras. Imposible ganar si esto no se cumple.

No se puede ocultar el mérito que hizo Cleveland para llegar a la Serie Mundial. Su pitcheo estuvo a la altura de esta fase de la postemporada. No es nada fácil callar los bates contrarios. Su porcentaje de carreras limpias terminó en 1.43. Una cifra que realmente asombra para un equipo que no figuraba para llegar al Clásico de Otoño.

Con esto, se consolida que el pitcheo es un gran factor en el Rey de los Deportes.

Sin embargo, el bateo es el contraste. En esta Serie, los Indios tuvieron un bateo colectivo de .164, dando lugar a que las carreras fueron producto del bateo muy oportuno.

El próximo 25 de octubre se inicia la Serie Mundial en el estadio Progressive Field de Cleveland.


Serie de Campeonato en la Nacional

Por otro lado, los ojos de los aficionados están puestos en el accionar de los Cachorros de Chicago, y su esfuerzo por quebrar la maldición de no llegar al Clásico Mundial por más de 100 años. Sin embargo, se han topado con un equipo californiano que, a pesar de que se ubicó como uno de los peores relevos de esta postemporada, el pitcheo ha mostrado otra cara. Los Dodgers de los Ángeles están al frente en la serie 2-1, y para orgullo de México, esta noche lanza Julio Urías, con una enorme oportunidad de abrir un juego de Campeonato en la Nacional.

Será un gran duelo frente a John Lackey, además de que Chicago buscará emparejar la serie.

Muy comentada la decisión del manager Dave Roberts en la Serie Divisional ante Washington, cuando optó por Kershaw para lanzar el cuarto juego, siendo que el lugar estaba destinado a Urías. A fuerza de ser sinceros, esta decisión fue obra de buscar un lanzador con experiencia. Sobre todo, con una mentalidad con más años en Grandes Ligas. Dejar a Julio, era ponerlo al centro de un circo romano.

Urías se convertirá esta noche como el lanzador más joven en postemporada, superando a Bret Saberhagen en 1984.

¿Podrán los Cachorros llegar a la Serie Mundial? Todo depende del pitcheo de los Dodgers. Esto porque Chicago también está sumido en un slump de bateo considerable.

Probablemente esta serie se extenderá hasta el fin de semana. Nos falta mucho béisbol por ver.

VAVEL Logo