Tigres UANL
Tigres UANL
Team
Soccer

Tigres UANL

1960 San Nicolás de los Garza, Nuevo León


Los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) es un equipo de futbol que participa en la Liga MX, que juega de forma ininterrumpida en dicha categoría desde Invierno 1997.

Fue fundado el 7 de marzo de 1960 y juega actualmente en el Estadio Universitario en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, con capacidad para 42 mil personas.

Dentro del exitoso palmarés del conjunto felino ostentan siete campeonatos de liga (1977-78, 1981-82, Apertura 2011, Apertura 2015, Apertura 2016, Apertura 2017 y Clausura 2019); tres Copa MX  (1975-76, 1995-96 y Clausura 2014) y tres Campeón de Campeones  (2015-16, 2016-17 y 2017-18).

Foto: Tigres UANL
Foto: Tigres UANL

El inicio del rugido

En 1957 fue fundado el Club Deportivo Nuevo León que fue formado por el desaparecido Deportivo Anáhuac, sin embargo tres años después, los denominados “Jabatos” tuvieron problemas financieros y cedieron su franquicia a la UANL, que le cambió el rostro al equipo, le puso el mote de “Tigres”, vestido de amarillo y azul un 7 de marzo de 1960.

Los primeros directivos fueron Ernesto Romero Jasso y Luis Lauro Treviño, pero dos años después se encontraron con otro problema económico y cedieron el conjunto al Club Deportivo Nuevo León, encabezado por Alejandro Belden, Lorenzo Milmo, Sergio Salinas, Sergio Belden, Luis Lauro González y Francisco Barrenechea.

Los felinos en varias ocasiones estuvieron cerca de descender a la tercera división, pero en la década de 1960 encontraron su única recompensa con Guillermo Arciniegas, quien se convirtió en el primer campeón de goleo en la campaña 1968-69 con 24 goles.

Otro cambio de presidencia ocurrió en la temporada 1969-70, bajo el cargo de Roberto Méndez Cáceres, que poco a poco comenzó a formar un plantel competitivo.

En la temporada 1971-72 tuvieron su primera oportunidad de subir a la Primera División, pero se toparon en la final contra un poderoso Atlas que los sacudió 4-0 en el Estadio Azteca para arrebatarles el sueño.

Sin embargo, tres años después encontraron la fortuna al meterse a la ronda de calificación y después de eliminar a Unión Curtidores, se despacharon en la final a la Universidad de Guadalajara con un marcador global de 3-2, a pesar de caer en el último partido 2-0 que fue conocido como el “juego de terror”, debido a la agresividad de los aficionados melenudos; por lo que los Tigres por fin ascendieron.

Primer clásico, primer campeonato y primer título de liga

El 13 de julio de 1974 fue la fecha histórica para el fútbol regiomontano con el primer clásico que acabó en empate 3-3, destacando que la UANL sufrió en su primer torneo, pero logró salvar la categoría.

Un año más tarde, los Tigres levantaron la Copa en 1975-76 tras vencer al favorito América, mientras que tuvieron a su primer campeón de goleo en el Máximo Circuito gracias a las nueve anotaciones de Alfredo "Alacrán" Jiménez.

En la 1976-77 estuvieron cerca de descender, pero en la fase por el no descenso vencieron por la mínima 1-0 a Zacatepec con tanto de Iauca, por lo que los Cañeros se fueron a la Segunda División.

La campaña de 1977-78 quedará marcada para la historia en la memoria de los aficionados felinos, ya que su club logró avanzar a la fiesta grande del fútbol mexicano y se instalaron por primera vez en su historia en la gran final con nombres muy recordados como Tomás Boy, el peruano Gerónimo Barbadillo "Patrulla" y dirigidos por el mítico Carlos Miloc.

Su rival por el campeonato fueron los Pumas de la UNAM, que no contaron con las figuras de Hugo Sánchez y Leonardo Cuellar, ya que los futbolistas se fueron al Mundial de Argentina 1978.

Durante los primeros 90 minutos en el “Volcán”, el uruguayo Walter Mantegazza se aventó un doblete para darle la ventaja de dos goles a su equipo, mientras que la vuelta en el Estadio Olímpico Universitario acabó en igualdad de 1-1, por lo que el club regiomontano se proclamó campeón por primera vez en su historia.

Foto: Mediotiempo
Foto: Mediotiempo

De nueva cuenta en la capital mexicana

Los Tigres durante la década de 1980 no figuraron dentro de los primeros sitios, sin embargo, en la campaña de 1981-82 alzaron su segundo título de liga a costa de los Potros de Hierro del Atlante.

En aquel año se instalaron en el segundo lugar del Grupo 1 por detrás del América con 44 puntos, por lo que en la liguilla eliminaron en cuartos de final con global de 3-2 a los Leones Negros, en las semifinales vencieron 2-1 al América y en la final al Atlante.

Ante el conjunto azulgrana, la victoria en el partido de ida fue de 2-1. En aquella ocasión, Eduardo Moses adelantó a los “Prietitos”, pero  Tomás Boy y en el tiempo de compensación el brasileño Geraldo Goncalves le dieron la vuelta.

Una vez más en la capital, pero ahora en el Estadio Azteca, fue el recinto que albergó la coronación de los felinos. El Atlante se llevó el triunfo en los últimos 90 minutos con tanto de Cabinho, pero en la tanda de penales fueron más eficaces y ganaron 3-1, dejando al mítico Azteca en pleno silencio.

Foto: Tigres UANL
Foto: Tigres UANL

El doloroso descenso y el rápido regreso

La década de 1990 quedó marcada por el descenso de los felinos, en lo que fue una temporada atípica, ya que se adjudicaron el torneo de copa al derrotar como visitante 1-0 a los Rojinegros del Atlas, pero en la liga no vieron la suya.

El partido clave fue el que disputaron ante su acérrimo rival en temporada 1995-96, los Rayados de Monterrey, el cual perdieron 2-1 y aunado a la victoria de Morelia, los mandó a la Segunda División.

Foto: Agencias
Foto: Agencias

A pesar de ello, los universitarios accedieron a la liguilla, pero fueron eliminados rápidamente por los Rayos de Necaxa; esta situación dio pauta para que la Federación cambiara su reglamento y pusiera que el club que descendiera no podía clasificar a la fiesta grande.

La UANL realizó un convenio con FEMSA y CEMEX (donde este último se quedó a cargo años después) para regresar al conjunto regiomontano lo antes posible.

La agonía duró solo un año, debido a que en el primer torneo corto se impusieron en el global 3-1 a Atlético Hidalgo, mientras que al siguiente semestre le repitieron la dosis a los Correcaminos de la UAT con un categórico 4-1.

Sin embargo, Tigres tardó varios años en volver a ser protagonista en la primera división.

No llegó el tercer título pero sí la zona del descenso

Los felinos contrataron a Alejandro Rodríguez como su presidente y trajeron a Ricardo Ferretti como su técnico, por lo que en el Invierno del 2001 llegaron a la final donde parecía que tenían la mesa servida para el título, no obstante, Walter Silvani con un gol de media cancha sentenció el partido 3-1 en favor de los Tuzos del Pachuca para que se coronaran en el “Volcán”.

La internacionalización de los Tigres llegó en años consecutivos en 2005 y 2006 al participar en Copa Libertadores y pasar de la fase de grupos, sin embargo, no consiguieron avanzar a semifinales debido a que cayeron ante Sao Paulo en cuartos en su primera aparición, y al siguiente año por Libertad en el 2006.

Las malas gestiones directivas y deportivas provocaron una crisis en el cuadro universitario, que provocó que en el Clausura 2009 se metieran de lleno en la lucha por el no descenso. En aquella ocasión, de nueva cuenta estuvieron como protagonistas Necaxa, Morelia y los propios felinos, al igual que en su primer descenso, pero un empate ante los purépechas y la derrota de los Rayos en el Estadio Azteca ante el América provocó que los felinos salvaran la categoría.

Una época dorada

El 17 mayo del 2010 se contrató a Miguel Ángel Garza y se volvió a confiar en un viejo conocido como el “Tuca”, por lo que los buenos resultados no tardaron en llegar y en el Apertura 2011 se metieron a la liguilla como el tercer mejor equipo.

En dicha instancia golearon a Pachuca en cuartos, vencieron por la mínima al Querétaro y vencieron en la gran final por marcador global de 4-1 a Santos, para obtener su tercera estrella.

Foto: Agencias
Foto: Agencias

Para el Clausura del 2014 siguió cosechando trofeos, pero esta vez lo hizo en la Copa MX al golear en el partido decisivo 3-0 a los Alebrijes de Oaxaca del Ascenso MX.

En el Apertura 2014 llegaron a la gran final, pero sucumbieron ante las Águilas del América con un resultado global de 3-1.

Sin embargo, la contratación bomba llegó a mediados del 2015 donde los universitarios se hicieron de los servicios del francés André-Pierre Gignac.

El primer torneo del galo fue formidable, ya que los felinos se metieron a la liguilla como el quinto mejor equipo con 28 puntos, eliminando a Chiapas en cuartos y a Toluca en “semis”; en la gran contra los Pumas de la UNAM ganaron en la ida 3-0 y parecía todo definido, pero en una dramática vuelta cayeron por el mismo resultado en el tiempo regular y en los tiempos extras se fueron a penales, donde los regios se impusieron 4-2 para quedarse con el campeonato.

Al siguiente año, Tigres solo perdió en cuatro ocasiones y se metió como el tercer mejor club; en una liguilla llena de revancha, eliminó a Pumas en cuartos incluyendo un 5-0 en la vuelta, se impuso a León en la antesala de la final y por el campeonato tuvo revancha ante el conjunto azulcrema.

La ida quedó 1-1 y la vuelta 0-0 (que se disputó en plena Navidad), por lo que en los tiempos extras Edson Álvarez puso a soñar al cuadro capitalino, pero Jesús Dueñas al 118 mandó el partido a los penales y, en dicha faceta, Gignac, Juninho y Pizarro sentenciaron la cuarta estrella de los amarillos y azules.

En el Clausura 2017 de nueva cuenta el conjunto del “Tuca” volvió a ser protagonista del certamen, donde regresaron a la gran final, sin embargo, en el cotejo de vuelta disputado en el estadio Akron ante las Chivas cayeron 2-1 con un polémico penal no marcado al francés André-Pierre en el tiempo de compensación.

Final del recuerdo

El Apertura 2017 quedará marcado para la historia de la institución, debido a que llegaron a su tercera final de forma consecutiva al acabar como sublíderes del torneo.

En cuartos y semifinales se enfrentaron contra dos viejos conocidos, ya que avanzaron en primera instancia ante León por mejor posición en la tabla y, después, no tuvieron mayor problema para golear al América.

El rival en turno eran los Rayados de Monterrey, su acérrimo rival. En la ida empataron 1-1 con goles de Nicolás Sánchez y Enner Valencia. La vuelta disputada en el “Gigante de acero” puso a soñar a la pandilla con el tempranero gol de Dorlan Pabón, pero Eduardo Vargas y Francisco Meza en menos de cinco minutos hicieron callar al estadio para adjudicarse el campeonato en la casa del rival.

Foto: El Universal
Foto: El Universal

Tuvieron que pasar tres temporadas para que los felinos se instalaran una vez más en la final de la Liga MX. En el Clausura 2019 ahora el rival fue ante el León, en una serie no muy recordada por ser poco lúcida.

Gignac en el juego de ida marcó el único gol de la eliminatoria para que los Tigres sellaran su séptimo campeonato y culminaran su época dorada.

Las copas internacionales no se dieron

Tigres se internacionalizó en la década del 2010, no obstante, no pudieron levantar ningún título de alta envergadura.

Los felinos regresaron a la Copa Libertadores en el 2015 en donde sorprendieron a propios y extraños por su buen accionar.

No tuvieron problemas para avanzar en la fase de grupos ante el Juan Aurich y San José, además de que empataron en dos ocasiones con River Plate.

En los juegos de eliminación directa echaron al Universitario de Sucre, luego al Emelec y después al favorito Internacional de Brasil en las semifinales, donde ganaron en la vuelta 3-1 para avanzar a su primera final.

Los Millonarios fueron su rival y tras empatar 0-0 en la ida, en el Monumental fueron superados con un categórico 3-0.

Foto: Agencias
Foto: Agencias

Un año después se dio su revancha en la Concachampions y otra final ante el América, no obstante, la suerte no estuvo de su lado al perder ambos cotejos y ser superados 3-1 en el global.

Su desquite no tardó en llegar en este mismo torneo y tras dejar en el camino a los Pumas y Vancouver en 2017, en la final perdieron 2-1 ante Pachuca (1-0 en la vuelta), quedándose en la orilla de su primer Mundial de Clubes.

Así mismo, Monterrey y Tigres se volvieron a encontrar en una final, pero en la edición de la Concachampions del 2019. Los felinos llegaron a esta faceta gracias a que eliminaron en cuartos a Houston Dynamo y a Santos en “semis”.

La gran final de ida la perdieron 1-0 en el “Volcán”, mientras que durante los últimos 90 minutos no pudieron darle la vuelta y terminaron empatando 1-1, lo que provocó que perdieran una final más.

Esta biografía fue elaborada por Adrián Hernández Ruiz

//