Xolos de Tijuana
Xolos de Tijuana
Football Team
Soccer

Xolos de Tijuana

2007 Tijuana


El Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente, conocido comúnmente como Club Tijuana, Xolos de Tijuana o, simplemente, Xolos, es un equipo mexicano de fútbol profesional que tiene como sede la ciudad fronteriza de Tijuana, en el estado de Baja California. Actualmente, el Club Tijuana milita en la Liga MX, máxima categoría del fútbol mexicano, en donde es uno de los equipos más jóvenes en cuanto a existencia, pues su fundación se llevó a cabo el día 14 de enero del año 2007.

Años de falsas esperanzas

Los Xolos fueron una respuesta a varios años sin que un equipo de fútbol pudiera hacer cimientos sólidos en la ciudad de Tijuana. El primer intento serio fue el extinto Ínter de Tijuana, club fundado en 1989 y que parecía tener un buen futuro después de que, en la temporada 1994-95, logró su ascenso deportivo a la Segunda División del Fútbol Mexicano, conocida en ese entonces como Primera División ‘A’.

Para el torneo Invierno 96, el Ínter cambiaría su nombre por el de Tijuana Stars, sólo para volver a su mote original un torneo después, en el Verano 97. Sin embargo, ese certamen fue el último para el equipo fronterizo, que descendió a la Segunda División después de caer en casa por 0 – 1 en un encuentro crucial por la permanencia ante el Club Deportivo Marte.

El club cambió su nombre en tres ocasiones más. Primero, al de Trotamundos de Tijuana; luego, fueron adquiridos por el Club Deportivo Guadalajara, el cual le pondría el mote de Chivas Tijuana, con el que se alcanzó la final del Invierno 98 en la categoría de plata; y, después, adoptarían el título de Nacional Tijuana.

Bajo esta razón social, la ciudad fronteriza volvió a tener fútbol en la Primera ‘A’ para el Clausura 2003, después de que el equipo comprara la franquicia de los recién descendidos Colibríes de Morelos. No obstante, después de una mala temporada y tras arrastrar el porcentaje de los Colibríes, descendió a la Segunda división ese mismo año y, consecuentemente, terminó por desaparecer.

La llegada de Grupo Caliente

Pocos años después, en 2006, la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) anunció que cada equipo de la Primera División debería tener un club filial en el circuito de ascenso. Fue así que un grupo de empresarios tijuanenses, encabezado por Grupo Caliente, adquirió la plaza del Club Querétaro, que acababa de conseguir su ascenso a la máxima categoría, y lo nombraron como Gallos de Caliente. Sin embargo, un año después el equipo se trasladó a la ciudad de Celaya, Guanajuato, para refundar el hasta entonces extinto Club Celaya.

Pero, a pesar de esta serie de cambios de dueño y de sede, en el mismo 2007, el ex Presidente Municipal de Tijuana y propietario del Grupo Caliente, Jorge Hank Rhon, se hizo de la franquicia que ocupaban los Guerreros de Tabasco. Hank trasladó el equipo a Tijuana, le cambió el nombre por el de Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente y lo registró ante la Federación Mexicana de Fútbol a nombre de su hijo. Este pequeño detalle cobraría una importancia vital más adelante.

Estadio Caliente, actual casa de los Xolos de Tijuana. / Fuente: Wikimedia Commons
Estadio Caliente, actual casa de los Xolos de Tijuana. / Fuente: Wikimedia Commons

Equipo importante en la Primera ‘A’

Ya establecidos y respaldados por un grupo importante en cuanto a inyección de capital se refiere, los Xolos hicieron su debut en la división de plata el domingo 14 de enero de 2007 en el Estadio Marte Rodolfo Gómez Segura de Ciudad Victoria. En ese encuentro, los tijuanenses caerían por marcador de 3 – 0 ante los Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Dos semanas después, Valtencir Gómes da Silva se convertiría en el primer jugador en anotar un gol para el Club Tijuana. El brasileño lo hizo en un escenario tan histórico como el Estadio Cuauhtémoc el día 28 de enero de 2007, al minuto 78 de un partido que su equipo terminaría perdiendo por 3 – 1 ante los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Da Silva también fue quien le otorgó su primera victoria al club, ya que, con dos goles suyos, derrotaron a Rayaditos, filial del equipo de Primera División, Monterrey, por 2 – 1 el 2 de febrero de 2007.

Aquel Clausura 2007, el Tijuana lo terminó sin pena ni gloria. El equipo que entonces era dirigido por Víctor Rangel ganó ocho partidos, empató uno y perdió otros ocho. Con estos resultados, los Xolos sumaron un total de 25 puntos, quedando fuera de la zona de clasificación a la Liguilla por sólo tres unidades.

Como el Estadio del Cerro Colorado, inmueble que solían utilizar los clubes tijuanenses de fútbol como sede de sus partidos como local, estaba siendo utilizado por el equipo de béisbol de la ciudad, los Toros de Tijuana, el Xolaje tuvo que disputar sus primeros encuentros en la Unidad Deportiva CREA. No fue sino hasta el 11 de noviembre de 2007, ya en el torneo Apertura, que el Estadio Caliente estuvo listo para recibir juegos de fútbol profesional. En el primer partido de este recinto, los Xolos derrotaron por marcador de 2 – 1 a Pumas Morelos. Al minuto 22, Diego Olsina fue el primer futbolista en mover las redes del Caliente.

Este torneo, sin embargo, no fue muy bueno en cuanto a resultados para la escuadra fronteriza. Tras un mal desempeño en el Clausura 2008, el Tijuana descendería a la tercera categoría al final de la temporada, pero fueron salvados por una decisión administrativa. Para el Apertura 2008, la FMF decidió expandir la cantidad de equipos que participarían en la Primera División ‘A’ de 24 a 26. Esta resolución le dio una segunda oportunidad al conjunto bajacaliforniano, que seguiría compitiendo en la categoría de plata.

Jugadores del Tijuana dirigidos por Joaquín del Olmo / Fuente: Wikimedia Commons
Jugadores del Tijuana dirigidos por Joaquín del Olmo / Fuente: Wikimedia Commons

Paradójicamente, este torneo fue el mejor hasta entonces para los Xoloitzcuintles, quienes cosecharon 32 puntos y se posicionaron en el segundo lugar de su grupo, lo que les bastó para disputar la Liguilla por el título. Tras eliminar por global de 4 – 1 al Mérida FC, Tijuana cayó por el mismo marcador en semifinales ante los Gallos Blancos de Querétaro, quienes se alzarían como campeones tras derrotar a Irapuato en la final. A partir de este punto, la historia de los Canes Prehispánicos no haría más que crecer.

En el Clausura 2009, el Club Tijuana fue el mejor equipo del torneo al conseguir 33 unidades. Motivados en la fase final, los Xolos derrotaron por global de 4 – 1 a Lobos en cuartos y, en semifinales, dieron cuenta de los Petroleros de Salamanca por marcador agregado de 4 – 0.

A pesar del gran envión anímico que tenía el equipo, su racha de 18 partidos invictos se vio cortada en la final de ida por el Mérida, que se llevaba la ventaja de 1 – 0 al partido de vuelta. En el Estadio Caliente, la Jauría no pudo contrarrestar la desventaja y, tras el empate a cero, el conjunto del sur de la República se consagró campeón del Torneo Clausura 2009.

El primer título

Para el Apertura 2009, el Tijuana no tuvo un buen torneo. El club sumó 20 puntos y se ubicó en el puesto número 11 de la tabla, lo que le impidió jugar la Liguilla por el campeonato de ese semestre. En el Bicentenario 2010, los Xolos caerían eliminados por 5 – 2 en semifinales ante el Necaxa, equipo que, a la postre, sería campeón. Sin embargo, el equipo de la frontera regresaría con todo para el próximo torneo.

El Club Tijuana concluyó el Apertura 2010 en la cima de la clasificación con 38 puntos, nueve más que el segundo lugar, los Indios de Ciudad Juárez. Como súper líderes, los Xolos clasificaron directamente a semifinales, en donde empataron sin anotaciones ante los Albinegros de Orizaba, pero este resultado les sirvió para pasar a la final por el criterio de posición en la tabla.

El Xolaje se disputaría el campeonato con otro equipo veracruzano, los Tiburones Rojos, que estaban ávidos de regresar a Primera después de haber descendido en el año 2008. El Partido de ida se disputó el 1 de diciembre de 2010 en el Estadio Luis ‘Pirata’ Fuente. En aquel histórico escenario, el cuadro del norte conseguiría la victoria por 0 – 2 con goles de Mauro Gerk y el capitán Javier Gandolfi.

Con una cómoda ventaja, el Tijuana recibió el partido de vuelta en el Estadio Caliente el día 4 de diciembre de 2010. Ese día quedaría marcado en la historia del club, pues fue la fecha en que, con solitaria anotación de Raúl Enríquez, los Xolos derrotaron al Veracruz y se proclamaron campeones del Torneo Apertura 2010 de la entonces ya llamada Liga de Ascenso. Este triunfo le otorgó al equipo de Baja California medio boleto para jugar en el máximo circuito.

Javier Gandolfi con el trofeo del Apertura 2010.
Javier Gandolfi con el trofeo del Apertura 2010.

El ansiado ascenso

Durante el Clausura 2011, el Tijuana tuvo una pequeña caída en su funcionamiento, pero no fue nada de qué preocuparse. Con 26 puntos, los Canes Prehispánicos ocuparon el cuarto sitio de la tabla y se clasificaron de nueva cuenta a la Liguilla.

En la fase de cuartos, los Xolos no tuvieron problemas para derrotar al Cruz Azul Hidalgo por marcador global de 7 – 3. Para las semifinales, los tijuanenses sorprendieron al eliminar por 3 – 0 al León, equipo que había terminado líder del campeonato con un total de 34 unidades. De esta manera, la escuadra dirigida por Joaquín del Olmo alcanzó su tercera final en tres años.

El 11 de mayo de 2011, el Estadio Caliente recibió el partido de ida de una nueva final de la Liga de Ascenso. En este partido, Luis Alberto Valdés adelantó al conjunto de Irapuato al minuto 7, pero Alejandro Molina consiguió empatar al 61, por lo que todo se definiría en el encuentro de vuelta.

La vuelta se disputaría en el Estadio Sergio León Chávez, sede del Club Atlético Irapuato. En ese inmueble, los locales se proclamaron campeones del Clausura 2011 después de que un gol de José Cruz Gutiérrez les diera la victoria por la mínima. Con este fondo, Tijuana e Irapuato, campeones del Apertura 2010 y del Clausura 2011, respectivamente, tuvieron que disputar un par de encuentros más para definir quién ascendía a la Primera División.

El partido de ida de la Final de Ascenso de la temporada 2010-11 se disputó el 18 de mayo de 2011. En esta ocasión, el Sergio León Chávez fue testigo de un 0 – 0 que dejaba la puerta abierta para cualquiera de los dos equipos, aunque el Tijuana tendría la ventaja de cerrar como local.

Con el Estadio Caliente como escenario principal, Xolos y Freseros se enfrentaban en una batalla por un sitio en el máximo circuito del balompié nacional el día 21 de mayo de 2011. Los locales se encontraron con la ventaja gracias a goles de Joe Benny Corona al minuto 28 y de Mauro Gerk al 31. Un autogol de Alejandro Molina al 37 le daba esperanza al equipo guanajuatense, pero los 90 minutos finalizaron con marcador de 2 – 1 a favor de los de la frontera.

Así, a tan sólo cuatro años de haber sido fundado, el Club Tijuana Xolitzcuintles de Caliente se convertía en el primer equipo bajacaliforniano en conseguir su ascenso a la Primera División del fútbol Mexicano, ocupando la plaza del descendido Necaxa. El equipo de Joaquín del Olmo mostraba grandes capacidades, pero nadie esperaba que un equipo tan joven fuera a rendir frutos tan grandes en la categoría dorada.

El sueño de disputar un torneo en la Primera División se tambaleó cuando, el 4 de junio del mismo año, Jorge Hank Rhon fue arrestado por autoridades federales. Esto comprometía la permanencia del equipo tijuanense en el plano profesional, ya que los estatutos de la Federación Mexicana de Fútbol prohíben la afiliación de un club cuyo propietario se encuentre preso o fugitivo. No obstante, la propia Federación dio a conocer que, ante ella, el Club Tijuana está registrado como propiedad de Jorge Alberto Hank Inzunza, no de Hank Rhon, su padre, por lo que los Xolos pudieron seguir compitiendo sin ningún problema.

Javier Gandolfi levantando el título de Ascenso / Fuente: Xolos de Tijuana
Javier Gandolfi levantando el título de Ascenso / Fuente: Xolos de Tijuana

Primer torneo en el máximo circuito

Tijuana debutó como plaza de primera división el 23 de julio de 2011, fecha en que los Xolos recibieron a Monarcas Morelia en la jornada 1 del Apertura 2011. El encuentro terminó con marcador de 1 – 2 a favor de la escuadra purépecha, pero será recordado como el partido en el que Joe Benny Corona marcó el primer tanto de los tijuanenses como equipo de primera.

La primera victoria del Xolaje en esta competencia llegó en patio ajeno durante la fecha número 3, cuando, con goles de Fernando Arce, José Sand y Dayro Moreno, la Jauría le dio la vuelta al Santos para ganar el partido por 1 – 3 en el Nuevo Estadio Corona. Su primer triunfo como locales lo consiguieron el 15 de octubre de 2011 al derrotar por 3 – 2 al Club Pachuca en partido correspondiente a la jornada 13.

Pero los números no fueron nada buenos para la escuadra fronteriza al finalizar el torneo. Con tres victorias, nueve empates y cinco derrotas, los Xolos sumaron 18 puntos y terminaron el campeonato en la posición número 15 de la tabla general. Con miras en la permanencia para el próximo semestre, la directiva decidió cortar a del Olmo después de caer como locales por 0 – 2 ante estudiantes en la jornada 9. El reemplazo sería un argentino llamado Antonio Mohamed, y esta probaría ser una gran decisión a futuro.

La era del ‘Turco’ y el primer campeonato

La Mano de Mohamed se hizo notar desde el principio en el Clausura 2012. La Jauría aseguró su permanencia en el máximo circuito en la jornada 12 después de derrotar al Atlas de Guadalajara el día 24 de marzo. No sólo eso, sino que la escuadra del norte consiguió marca de siete victorias, siete empates y sólo tres derrotas, sumando 28 unidades. Con estos números el Tijuana ocupó la séptima posición, lo que les significó disputar la Liguilla en su primer año en la máxima categoría.

El rival en cuartos de final sería Rayados. Aunque los Xolos no pudieron avanzar a la siguiente fase, dejaron un muy buen sabor de boca, ya que el equipo de Monterrey, sublíder general del campeonato, tuvo que batallar bastante para conseguir la victoria por global de 4 – 3.

Fidel Martínez y Alfredo Moreno, dos de los Xolos más emblemáticos de la época. / Fuente: Ascenso MX
Fidel Martínez y Alfredo Moreno, dos de los Xolos más emblemáticos de la época. / Fuente: Ascenso MX

Mohamed siguió al mando de la Jauría para el Apertura 2012, que sería un campeonato de ensueño para el club. Con nueve victorias, siete empates y únicamente una derrota por 4 – 0 ante el León, los Xolos terminaron la fase regular en el segundo puesto con 34 unidades, misma cantidad que el líder Toluca, pero con tres goles menos en su diferencial. Ahora sí, Tijuana estaba listo para encarar a quien fuera.

En la fase de cuartos, el rival fue, de nueva cuenta, Monterrey. En la casa de los Rayados, Tijuana se impuso con un gol solitario de Gregory Garza, y, en el Estadio Caliente, el empate 1 – 1 le otorgó el pase al Xolaje por marcador global.

Ya en semifinales, los fronterizos tuvieron que enfrentarse al único equipo que pudo vencerlos en la fase regular: el Club León. En el Nou Camp, los Pansas Verdes hicieron valer su condición de locales y, con goles de Othoniel Arce y Carlos ‘Gullit’ Peña, se impusieron por 2 – 0.

Los Xolos cerraban en casa, por lo que una remontada lucía complicada, pero no imposible. El coraje de los dirigidos por el ‘Turco’ Mohamed se hizo patente en el Estadio Caliente. Fidel Martínez, Duvier Riascos y Richard Ruiz fueron los autores de las anotaciones con las que Tijuana tendría su primera Gran Final de fútbol de Primera División. Para ser campeones, los Xolos tendrían que derrotar al mejor equipo del torneo: el Toluca de Enrique Meza.

Así, el 29 de noviembre de 2012, el Estadio Caliente recibió a los dos equipos más regulares del campeonato. Uno de los símbolos de aquel equipo tijuanense, Fidel Martínez, consiguió adelantar a los suyos al minuto 23, pero Édgar Benítez empataría el marcador apenas 120 segundos más tarde. No obstante, al 39, Pablo Aguilar apareció para devolverle la ventaja a los de Baja California, misma que ya no perderían durante el resto del partido.

Un 2 – 1 en la ida no era mal marcador, pero le tocaba a los Xolos visitar el complicado Estadio Nemesio Díez. Se esperaba que los mexiquenses aprovecharan la ventaja de cerrar en casa, pero, ante la sorpresa de muchos, goles de Richard Ruiz y Duvier Riascos pusieron cifras definitivas a la Gran Final.

De esta manera, el 2 de diciembre de 2012 y con marcador global de 4 – 1, los jóvenes Xolos de Tijuana se subieron a lo más alto del balompié azteca al coronarse como campeones del torneo Apertura 2012. Los aficionados al Club Tijuana aún no lo sabían, pero el futuro cercano les tendría preparadas más alegrías que decepciones.

Fernando Arce levanta el trofeo de la Primera División de México. / Fuente: Ascenso MX
Fernando Arce levanta el trofeo de la Primera División de México. / Fuente: Ascenso MX

La Libertadores de 2013

La gran actuación de los Xolos en el Apertura 2012 les permitió acceder a la fase de grupos de la edición 2013 del torneo de clubes más importante de América: la Copa Libertadores.

A Tijuana le tocó compartir el quinto sector con los equipos Corinthians (Brasil), San José (Bolivia) y Millonarios (Colombia). Los del 'Turco' Mohamed tuvieron una gran primera fase, en la que acumularon cuatro victorias, un empate y una derrota. Con 13 puntos en total, Tijuana fue el mejor segundo lugar y único equipo mexicano que clasificó a la fase final de ese certamen.

Para los octavos de final, los Canes Prehispánicos se enfrentaron al Palmeiras de Brasil. El partido en Tijuana culminó con empate sin anotaciones, por lo que se veía complicado que los fronterizos sacaran la eliminatoria adelante en tierras sudamericanas. Sin embargo, el cuadro mexicano volvió a dar la campanada y, con tantos de Duvier Riascos y Fernando Arce, eliminaron al Palmeiras en su casa por marcador de 2 -1.

En la fase de cuartos, los Xolos tendrían que enfrentar al mejor equipo de aquella edición de la Libertadores: el Atlético Mineiro de Ronaldinho. La ida en el Caliente fue muy entretenida. Goles de Riascos y de Fidel Martínez tenían al Tijuana 2 – 0 arriba en el segundo tiempo, pero anotaciones de Diego Tardelli al 66 y de Luan al 90+2 le dieron el empate a los sudamericanos.

Para el partido de vuelta en Belo Horizonte, el Mineiro era más que favorito, pero la Jauría Mexicana volvió a dar de qué hablar. Duvier Riascos volvió a poner a los Xolos al frente al minuto 25, pero Réver empató los cartones al 40. Después de un gran partido lleno de intensidad por parte de ambos equipos, el árbitro chileno Patricio Polic marcó un penal de Leonardo Silva sobre Pablo Aguilar al minuto 90+2.

De nueva cuenta, Riascos tenía la oportunidad de vestirse de gloria. El colombiano tuvo el pase a semifinales para Tijuana en su pie derecho, pero Victor Bagy alcanzó a atajar el último disparo del encuentro. El marcador global fue 3 – 3, pero, por haber anotado más goles como visitante, el Atlético Mineiro avanzó a semifinales y, a la postre, se alzó como campeón de América.

Juan Carlos Núñez enfrentando a Ronaldinho en los cuartos de la Copa Libertadores. / Fuente: Ascenso MX
Juan Carlos Núñez enfrentando a Ronaldinho en los cuartos de la Copa Libertadores. / Fuente: Ascenso MX

El fin de una era

Después de la eliminación del equipo a manos del Atlético Mineiro, Antonio Mohamed cumplió su palabra y dejó el banquillo de los Xolos por motivos familiares. El ‘Turco’ fue a dirigir al Huracán de Argentina, equipo en el que debutó tanto jugando como dirigiendo. Tras su partida, el argentino dejó una huella positiva e imborrable en la Ciudad de Tijuana.

Desde la partida de Mohamed, los Xolos no han vuelto a estar así de cerca de conseguir otro campeonato, si bien han seguido sumando muy buenas actuaciones en la ahora Liga MX. Un claro ejemplo de esto es el torneo Clausura 2017, en el que, dirigidos por Miguel Herrera, los Canes Prehispánicos terminaron la fase regular como líderes con 31 puntos, pero cayeron eliminados por marcador de 0 – 4 ante Tigres en las semifinales.

Actualmente, el Club Tijuana no sólo es un equipo consolidado en la Primera División, sino que, además, es un equipo muy competitivo en la Liga MX Femenil. Si bien las fronterizas no han ganado preseas en esta competencia, Xolos es uno de los conjuntos que más ha evolucionado desde la aparición de la Liga.

El Tijuana también ha volcado muchos esfuerzos en sus fuerzas básicas, lo que ha llevado al equipo a ser un invitado constante en las fases finales de los torneos de categorías inferiores.

Juan Martín Lucero, uno de los últimos referentes en la frontera. / Fuente: Wikimedia Commons
Juan Martín Lucero, uno de los últimos referentes en la frontera. / Fuente: Wikimedia Commons

Esta biografía fue redactada por Rodrigo Íñiguez.

//