Guía selección marroquí 2018: leones del Atlas

Los Leones del Atlas se han ausentado por veinte años de la justa mundialista, en su retorno no tienen un panorama ideal, comparten grupo con dos de los contendientes al título, España y Portugal, un verdadero milagro hará pasar a los dirigidos por Hervé Renard, el francés con corazón africano.

Guía selección marroquí 2018: leones del Atlas
Foto: VAVEL México

Solo hay una competencia más gitana que la Liga Mx en el mundo, es la eliminatoria africana, en la que cada cuatro años cambia radicalmente, definiendo lo que es el futbol de aquel continente, en ésta edición Marruecos lideró el grupo C de clasificación de la zona africana al encabezar una tabla formada también por Costa de Marfil, Gabón y Mali, regresó a la justa mundialista gracias a una camada de futbolistas interesantes, con una mezcla de técnica europeo y un desorden africano, dando como resultado un equipo que para nada será un flan.

Desmenucemos la plantilla africana empezando por la portería. Munir, el titular que viene de una buena temporada en la segunda de España, curiosamente uno de los rivales, Bono, obviamente no el de U2, si no el portero del Girona, también de la segunda Española y Ahmed Reda Tagnaouti que juega en la liga local.

En defensa está la estrella, Mehdi Benatia, central que juega en Italia, en la Juventus, poca cosa ¿no?, Romain Saiss, su pareja que tira rostro en la Premiere League, Manuel Da Costa, Nabil Dirar, laterales que juegan en la liga turca, Achraf Hakimi que juega poco, pero comparte vestidor con Cristiano en el Madrid, y completa la defensa Hamza Mendyl que juega en la liga francesa.

En el centro del campo tienen a Mbark Boussoufa que juega en Emiratos Arabes, a Karim El Ahmadi y a Sofian Amrabat que juegan en Holanda además de Youssef Ait Bennasser, Younes Belhanda, Fayçal Fajr  y Amine Harit, todos ellos repartidos en ligas europeas.

Arriba tienen a Khalid Boutaib que juega en turquia, Aziz Bouhaddouz de la segunda alemana, Ayoub El Kaabi de la liga local, Nordin Amrabat de la segunda de España, Hakim Ziyech que juega en la liga de exportación por excelencia, la holandesa, Mehdi Carcela de la liga belga y Youssef En-Nesyri del Malaga de España.

En la dirección técnica  tiene al francés más africano, que trata de impregnar  el estilo europeo en un juego desordenado históricamente, se antoja épico que pase de grupos, pero ha mostrado ser un hueso duro de roer.