Guía selección alemana 2018: La lucha por llegar al pentacampeonato (FALTA IMAGEN)

Los dirigidos por Joachim Löw buscarán refrendar el título obtenido en Brasil 2014, manteniendo una generación base de aquel logro y reforzándose con futbolistas nuevos y de excelente calidad.

Hablar de Alemania es hablar de una de las potencias del fútbol a nivel mundial, la más clásica del torneo junto a Italia, refiriéndose exactamente a combinados europeos.

Se puede leer fácil, pero en la historia de la 'Mannschaft' solamente existen cuatro Copas del Mundo en sus vitrinas, siendo el combinado europeo más laureado junto con los italianos.

A pesar de que en la actualidad no viven su mejor momento, ya que apenas lograron su primer victoria 2-1 frente Arabia Saudita el pasado viernes, donde la cuatro veces campeona no ganaba desde el pasado mes de octubre, Alemania no deja de ser clara contendiente al título.

¿Cómo llegan a Rusia 2018?

Los germanos fueron claros dominantes de su grupo durante las eliminatorias mundialistas, donde obtuvieron 30 puntos en un grupo que tenía como rivales a Irlanda del Norte, República Checa, Noruega, Azerbaiyán y San Marino.

Alemania fue una máquina aplanadora durante las 10 victorias obtenidas; marcaron un total de 43 goles a favor y solo recibiendo anotación en cuatro ocasiones.

Entrenador

El proyecto de Joachim Löw comenzó terminando la Copa del Mundo 2006 donde Alemania fue anfitriona y tercer lugar de este certamen en aquel entonces, relevando a Jurgen Klinsmann en el banquillo. Cabe aclarar que Löw fue auxiliar de Klinsmann en aquel año.

Su proyecto basado en la continuidad y la renovación constante ha dado increíbles frutos de los cuales Alemania ha disfrutado, teniendo como saldo: un tercer lugar mundial (Sudáfrica 2010), una Copa Confederaciones (Rusia 2017), misma donde Löw decidió darse el lujo de dejar a sus mejores futbolistas y disputarla con un equipo alternativo, además del más grande título, la Copa del Mundo 2014 celebrada en Brasil.

Táctica

Löw posiblemente recurra a su típico 4-2-3-1. De acuerdo a Alex Delmas de La Vanguardia, los germanos recurren a posesiones altas como en el juego directo para ir a por las segundas jugadas.

Mantiene como base casi a la misma retaguardia que utilizó en Brasil 2014: Manuel Neuer en el arco y una defensa central con Matt Hummels y Jerome Boateng, Joshua Kimmich como lateral derecho y Jonas Hector como lateral izquierdo.

En el mediocampo un contención nato y natural como Sami Khedira, acompañado de Toni Kroos, quien fungirá como una especie de creador de juego y manejará los hilos del mediocampo y ataque germano.

El ataque germano con Muller y Draxler por los costados, mientras que Ozil generando futbol detrás de Werner, quien fungirá como centro delantero.

Jugador a seguir

Con la salida de varios referentes de la Selección Alemana campeona del mundo, Kroos pasó a ser uno de los genios y figuras de este combinado.

El cuatro veces campeón de la Champions League, tres de ellas de manera consecutiva con el Real Madrid, es dueño de una derecha letal, siendo la piedra angular de cada construcción ofensiva de sus conjuntos. Además, aporta sacrificio a la hora de la recuperación y una pegada magnífica en las jugadas a balón parado.