Brasil y Argentina a intentar superar los demonios
Argentina tiene 26 años sin ser campeón de América // Foto: Depor

Uno de los enfrentamientos que siempre llamará la atención de todo el mundo será cuando dos de los gigantes sudamericanos estén bajo un mismo campo de juego. Este martes, Brasil y Argentina disputarán las semifinales de la Copa América 2019 con la clara consigna de llegar a la gran final, de lo contrario, quien pierda consumaría un gran fracaso, debido a que recientemente ninguno de los dos ha ganado un torneo importante.

Quitarse los fantasmas

Brasil llega a las semifinales sin un lúcido fútbol, ya que los cuatro equipos a los cuales se ha enfrentado han cerrado los espacios y han jugado al contrataque. Si bien es cierto que la Verde amarela goleó a Bolivia y Perú, no lo hizo con el famoso ‘jogo bonito’; mientras que con Venezuela y Paraguay sufrió de más y a pesar de crear varias jugadas manifiestas de gol, no las pudieron concretar.

Más allá del nivel futbolístico que tendrá que mejorar el equipo de Tite, Brasil jugará en un estadio que no le trae buenos recuerdos.

En el Estadio Mineirao durante el Mundial 2014, Alemania le propinó una goleada histórica a Brasil en su propia casa 7-1, derrota que lo dejará marcado de por vida.

El destino y las circunstancias vuelven a colocar a la Canarinha en semifinales de un torneo oficial de nueva cuenta en Belo Horizonte, agregando que lo hará contra el acérrimo rival; por lo que tiene prohibido perder y también, intentará darle una alegría a su afición si es que derrotan a Argentina.

Levantar un trofeo

Argentina no ha ganado la Copa América desde que lo hizo en 1993 ante México y, a pesar de que ha llegado a varias finales, no ha podido sacar el triunfo, por lo que la presión tanto de la afición como de los medios de comunicación ha sido incesante tras el bajo nivel en los últimos duelos.

La presión mediática indudablemente se centra en un jugador: Lionel Messi. El delantero del Barcelona carga con las miradas y se le critica o alaba cuando está jugando a la pelota, sin embargo, la Albiceleste ha carecido de una asociación del medio campo hacia enfrente y, en la parte baja, ha dejado espacios que han sido aprovechados por los rivales.

Colombia les ganó en la primera fecha y posteriormente empataron con un penal de Messi ante Paraguay. Lograron su pase al derrotar al invitado Qatar y en cuartos de final no tuvieron mayores apuros para imponerse a la Vinotinto.

Argentina no ha podido derrotar en partido oficial a Brasil desde el 2005. Inclusive, el balance histórico favorece a la Canarinha con 41 triunfos por 26 empates y 38 derrotas.

La Selección Albiceleste tiene el escenario ideal para echar a perder la fiesta del anfitrión y de paso meterse a un final más, no obstante en caso de caer, el puesto de Lionel Scaloni estaría severamente en peligro.

VAVEL Logo