En Liguilla, Toluca se le complica a Cruz Azul
Alejandro Vela falló en la tanda de penaltis.

Terminó la fase regular del Torneo de Apertura 2013 del futbol mexicano y tras 17 jornadas quedaron definidos los duelos de la fase eliminatoria.

El América buscará el bicampeonato e intentará sacudirse la maldición del súper líder ante Tigres; Santos buscará valerse de la experiencia ante Querétaro, que disputa apenas su segunda fase final; León se enfrentará ante Monarcas, reciente campeón de Copa; y en el hipotético duelo más parejo, Cruz Azul se medirá ante Toluca, siendo esta la quinta ocasión que se verán las caras en la Liguilla.

Fue en la temporada 1977-1978, cuando los Celestes y los Diablos Rojos se encontraron en Cuartos de Final por primera vez en la historia. En el juego de ida, Cruz Azul se fue con la mínima ventaja, pero en la vuelta, Toluca de la mano de Héctor Hugo Eugui forzó a la prórroga, aunque Carlos Jara anotó el 2-3 que le dio el pase a semifinales al equipo de la capital.

En el Apertura 2005, también como cuarto y quinto, Toluca derrotó 1-0 a los Cementeros en la Bombonera y consiguió mantener esa ventaja en el Estadio Azul. Al tiempo, el cuadro escarlata se coronaría campeón.

Poco después, en el Clausura 2006, los Choriceros repetirían la dosis al eliminar una vez más a Cruz Azul en Cuartos de Final (en esta ocasión como tercero y sexto de la clasificación). En la ida, Toluca ganó 2-1 y en la vuelta la Máquina no logró sacar más que el empate.

Sin embargo, el duelo más importante entre estos dos equipos, llegaría años más tarde cuando protagonizaron la gran Final del Apertura 2008. Toluca se llevó la ventaja 0-2, en el juego de ida, pero en la vuelta Cruz Azul consiguió el empate y todo se definió desde los once pasos. Aquel 14 de diciembre, los Diablos Rojos consiguieron su novena estrella.

El destino ha llevado a estos dos equipos a enfrentarse una vez más en la fiesta grande de la Liga Bancomer MX, en la que los dirigidos por Guillermo Vásquez intentarán continuar su camino rumbo al campeonato y olvidarse de una vez por todas de los malos antecedentes.

VAVEL Logo