México 4-3 Brasil: Copa Confederaciones 1999

En Octubre de 1992 se jugó, en Arabia Saudita, la primera edición de la King Fahd Cup. Dicho torneo constaba de 4 equipos que disputaban un total de 4 partidos. Partiendo de la ronda de semifinales. La disputaron Arabia Saudita como campeón de la Copa Asiática, Estados Unidos como campeón de la Copa de Oro, Argentina como campeón de la Copa América y Costa de Marfil como campeón de la Copa Africana de Naciones. En las semifinales Arabia Saudita derrotó 3-0 a Estados Unidos y Argentina 4-0 a Costa de Marfil. En el partido por el tercer lugar, Estados Unidos venció a Costa de Marfil 5-2 y en la gran final Argentina venció a Arabia Saudita 3-1 con goles de Leonardo Rodríguez, Claudio Caniggia y Cholo Simeone, para ser el primer campeón del certamen.

La segunda edición del torneo, en 1995, contó con 6 naciones participantes; Arabia Saudita como anfitrión, Dinamarca como campeón de Europa, Japón como campeón de Asia, Argentina como campeón de Sudamérica, México como campeón de Norte América y Nigeria como campeón de África. El torneo se dividió en dos grupos en los que el primer lugar iba a la final y el segundo al partido por el tercer lugar. Ahí México venció en tanda de penaltis 5-4 a Arabia Saudita, después de haber empatado a un gol, para quedarse con el tercer lugar. Mientras que Dinamarca venció al campeón defensor, Argentina 2-0 con goles de Michael Laudrup y Peter Rasmussen. Luis García fue campeón goleador con 3 anotaciones.

Romário y Ronaldo brillaron en la edición de 1997. Para la tercera edición, en 1997, el torneo dejaría de llamarse King Fahd Cup para ser bautizado como Copa Confederaciones y ser organizado por la FIFA. Esta edición se celebró, también, en Arabia Saudita, contó con 8 equipos y además adoptó su sistema actual. Dos grupos de cuatro equipos en los que los dos primeros lugares acceden a semifinales. Los equipos que disputaron este torneo fueron Arabia Saudita como anfitrión, Brasil como campeón del mundo, Uruguay como campeón de Sudamérica, México como campeón de Norte América, Sudáfrica como campeón de África, la República Checa como campeón de Europa (Alemania ganó la Eurocopa de 1996 pero no quiso asistir), Australia como campeón de Oceanía y los Emiratos Árabes Unidos como campeón de Asia (Arabia Saudita fue campeón de Asia en 1996 pero ya estaba calificado como anfitrión). Australia y Brasil disputaron la final luego de librarse de Uruguay (1-0, gol de Kewell) y la Republica Checa (2-0, goles de Romário y Ronaldo) respectivamente. En la final Brasil goleó a Australia 6-0 (3 de Ronaldo y 3 de Romário) y se coronó campeón. Fue el primer torneo en contar con Balón y Bota de Oro mismos que ganaron Denilson y Romário. El Balón de plata fue para Romário y el de bronce para Vladimir Smicer. El mismo Smicer ganó la Bota de plata y la de bronce fue para Ronaldo.

La edición de 1999 fue la primera en jugarse fuera de Arabia Saudita, concretamente en México. Las selecciones que la disputaron fueron México con anfitrión, Brasil como campeón del mundo (Francia ganó la Copa del Mundo en 1998 pero declinó la invitación a participar), Alemania como campeón de Europa, Arabia Saudita como campeón de Asia, Bolivia como campeón de Sudamérica (el campeón de Sudamérica en 1997 fue Brasil pero ya estaba clasificado como campeón del mundo), Egipto como campeón de África, Estados Unidos como campeón de Norte América (México ganó la Copa de Oro de 1998 pero ya estaba clasificado como anfitrión) y Nueva Zelanda como campeón de Oceanía.

México, Arabia Saudita, Bolivia y Egipto fueron parte del grupo A, mientras Brasil, Estados Unidos, Alemania y Nueva Zelanda estuvieron en el grupo B. Los partidos del grupo A se jugaron en el Estadio Azteca y los del grupo B en el Estadio Jalisco. Las selecciones de Brasil y Alemania no fueron las que asistirían a una Copa del Mundo pero tenían en sus filas a jugadores muy destacados. Dida, Jens Lehmann, Flávio Conceição, Mehmet Scholl, Serginho, Lothar Matthäus, Ronaldinho, Oliver Neuville, Émerson, Michael Ballack, Zé Roberto, Bernd Schneider o Vampeta participaron en el torneo.

En la fase de grupos, México goleo a Arabia Saudita 5-1 con cuatro goles de Cuauhtémoc Blanco y uno de José Manuel Abundis. Luego empató a dos goles con la selección egipcia con goles de Abundis -otra vez- y Pavel Pardo mientras que por Egipto anotaron Ahmed Hassan y Samir Kamouna. Al final venció a Bolivia 1-0 con un solitario gol de Francisco Palencia. Estos resultados mandaron a México directo a semifinales, como primer lugar del grupo A, con 7 puntos acompañados de Arabia Saudita con 4.

En el grupo B, Brasil goleó a Alemania 4-0 con goles de Zé Roberto, Ronaldinho y dos de Alex en el partido inaugural. Luego vencieron 1-0 a Estados Unidos con un gol de Ronaldinho y al final vencieron a Nueva Zelanda con goles de Marcos Paulo y -otro más- Ronaldinho. Brasil avanzó como primer lugar del grupo B con 9 puntos y Estados Unidos en segundo con 6 puntos.

En la primera semifinal, disputada en el mítico Estadio Azteca, México tuvo que llegar hasta el tiempo extra para vencer a Estados Unidos gracias a un gol de Cuauhtémoc Blanco que puso el 1-0 definitivo. En la segunda semifinal, en el Estadio Jalisco, Brasil goleo 8-2 a Arabia Saudita con 3 goles de Ronaldinho, 2 de Alex y 1 de João Carlos, Zé Roberto y Roni, para encontrarse con México en la Gran Final del Estadio Azteca.

Ya en la final, México -dirigido por Manuel Lapuente- se presentó con su 4-2-3-1 que en ataque se transformaba en un 3-5-2 donde Cuauhtémoc se movía con libertad detrás de la dupla Palencia-Abundis para tratar de conectar con ellos y con Ramón Ramírez, por izquierda, y Miguel Zepeda, por derecha. Por su parte, Vanderlei Luxemburgo, apostó con Brasil por un 3-4-3 donde Serginho era la principal apuesta para salir con balón controlado. Vampeta y Zé Roberto para jugar por los costados y Beto para conectar con Álex y un ilusionante Ronaldinho.

La primera parte transcurrió con un dominio abundante de México con un Cuauhtémoc Blanco muy activo y punzante activado por trazos largos tanto de Pavel Partdo como de Miguel Zepeda. Por su parte, la dupla ofensiva Palencia-Abundis se caracterizó por pelear cada balón que tenían los centrales brasileños y complicaron en demasía la salida del balón que tenía planeada Vanderlei Luxemburgo con Serginho. Pronto, una combinación entre Pavel Pardo y Cuauhtémoc Blanco dejó a Miguel Zepeda con la posibilidad de disparar, lo hizo y, gracias al error de Dida, el atlista anotó el 1-0. A Brasil le costó adaptarse al todo lo que implica el Coloso de Santa Úrsula desde la altura de la ciudad hasta el apoyo de la gente.

Impresionante duelo entre Ronaldinho (19 años) y Rafa Márquez (20 años). Esos trazos largos de Pavel Pardo y la movilidad de Blanco en el ataque dieron resultado. Un pase filtrado -elevado- del Bebé fue rematado por Cuauhtémoc de cabeza y puso el 2-0 pero el asistente consideró que había fuera de juego (no lo había) e invalidó el gol. Después vino el gol de José Manuel Abundis con asistencia de Blanco que atrajo la marca de Joao Carlos para dejar solo a Abundis. Ronaldinho fue un dolor de cabeza para la defensa mexicana, incluso provocó la amonestación de Rafael Márquez muy temprano en el partido. Poco antes de terminar el primer tiempo, Ronaldinho provocó un penalti que ejecutó muy bien Serginho para irse al descanso con el 2-1 en contra. Ese duelo entre Ronaldinho (19 años) y Rafael Márquez (20 años) sería un gran avance de lo que serían sus carreras, impresionante mano a mano de ese par de jóvenes talentos.

Para la segunda parte, Luxemburgo sacó a Beto para darle entrada a Roni, él iría a acompañar a Ronalinho en el ataque para retrasar un poco al número 10, Álex. Un pase largo a la espalda de Ramón Ramírez habilitó a Ronaldinho para poner un balón en el centro del área. Roni hizo efectivo su cambio aprovechando la asistencia del joven de Gremio. El parido se igualó respecto a lo que venía siendo la primera parte, no sólo en el marcador sino en la posesión y posición del balón. Ocho minutos más tarde, una jugada con varios rebotes entre Palencia, Abundis y los centrales brasileños terminaron con un tiro de Miguel Zepeda de máxima precisión con lo que logró marcar el tercer gol.

Un error tremendo de concentración de Brasil en el cobro de un tiro libre terminó regalándole un balón a Germán Villa quien inicio un contragolpe mexicano. Villa, rápidamente le dio la pelota a Márquez a la espalda de Vampeta. Rafa, con un cambio de juego asistió a Cuauhtémoc quien recortó Odvan y venció a Dida. Un golazo que ponía el 4-2 para México. Pero en la jugada siguiente, una excelente jugada entre Vampeta, Álex y Roni dejó a Zé Roberto empujar, solo, un balón frente a Jorge Campos. El partido se ponía 4-3.

Los últimos minutos transcurrieron con un gran manejo de partido de los mexicanos y lograron quedarse con el triunfo que dio el único título que tiene el futbol mexicano en torneos organizados por la FIFA a nivel mayor.

El partido por el tercer lugar se lo ganó Estados Unidos a Arabia Saudita 2-0. El Balón de Oro del torneo fue para Ronaldinho, el de plata para Cuauhtémoc Blanco y el de bronce para el saudí Marzouq Al-Otaibi. Mismo orden hubo en la Bota de Oro y subsecuentes.

VAVEL Logo