Christian Giménez, del desprecio a la gloria
Foto: El Universal Online

Es muy usual en la Liga Bancomer MX ver llegar a jugadores que pasan por su mejor momento al conjunto americanista, y después, simplemente pierden brillo, no son las figuras que eran antes en sus antiguos equipos y los vemos apagarse sin razón alguna, pero hay un caso diferente, un jugador que necesitó el rechazo del conjunto de Coapa para poder despegar y convertirse en uno de las máximos ídolos del futbol mexicano.

Christian 'Chaco' Giménez, llegó a México en el 2004 para los Tiburones Rojos del Veracruz, jugó dos torneos, acompañado de su amigo Cuauhtémoc Blanco llevaron a un liderato general a los “escualos”, algo que no pasaba desde hace mucho tiempo, su buen golpeo de pelota y olfato goleador llevaron a Giménez a vestir la camiseta azulcrema en el 2005 para iniciar una verdadera pesadilla.

A pesar de que fue fundamental para conseguir la Copa de Campeones de la CONCACAF en el 2006 jugando todos los partidos para el conjunto americanista, la directiva que encabezaba Guillermo Cañedo White consideró que 'Chaco' no tenía las herramientas suficientes para continuar con las Águilas del América, Giménez se fue muy molesto con el club y en repetidas ocasiones ha declarado ante los medios que no volvería al nido de Coapa bajo ninguna circunstancia, comentó que se siente traicionado por cómo se manejó su salida.

Christian Giménez tuvo un paso fugaz en el América, sólo jugó dos torneos, el apertura 2005 y el clausura 2006, aunque en ambos consiguió un título, en el primero fue el Campeón de Campeones contra el equipo de Pumas, y en el segundo, la Copa de Campeones de la CONCACAF; fue titular indiscutible pero sólo anotó cinco goles en total durante su estancia con los “azulcremas” motivo suficiente para su salida del club.

Pachuca, consagración de Giménez en el futbol mexicano

Cuando las cosas parecían no mejorar para el 'Chaco' Giménez, los Tuzos del Pachuca comandados por Enrique Meza, que en ese momento, eran los actuales campeones del torneo, fueron al rescate del mediocampista argentino, lo recibieron con los brazos abiertos, y fue ahí, donde empezó a formar una dinastía ganadora de títulos para consagrarse como un verdadero ídolo en el futbol mexicano.

Desde su llegada, Christian se sintió cómodo con sus nuevos compañeros y tuvo mucha empatía con la afición hidalguense, el primero título para el argentino no tardó en llegar, en el periodo agosto-diciembre del 2006, Pachuca participaría por primera vez en su historia en la Copa Sudamericana, llegando a la final en su primer intento contra el Coco-Colo, del entonces, 'Chupete' Suazo; El Estadio Hidalgo vivió la final de ida con un agónico empate a un gol, resultado que obligaría a los Tuzos a conseguir la victoria en Santiago de Chile, el panorama estaba ideal para la hazaña del conjunto mexicano, en el medio tiempo de la final de vuelta, Humberto Suazo anotó el gol que tendría momentáneamente a los chilenos adelante, pero el segundo tiempo fue inolvidable para el Pachuca y remontarían el marcador con goles de Christian Giménez y Gabriel Caballero. Los Tuzos, en el Estadio Nacional de Chile celebraron el primer título que consigue un equipo mexicano en un torneo organizado por la Conmebol.

Si el 2006 fue exitoso para el Pachuca comandado por Giménez, el 2007 no sería diferente, ahora con la playera de los Tuzos, volvería a conquistar la Copa de Campeones de la CONCACAF, que además, le daría el boleto a la Copa Mundial de Clubes de la FIFA celebrada ese año en Japón.

En el Torneo de Clausura del 2007, el futbol le daría una revancha a Christian Giménez, Pachuca llegaba a la final contra el equipo que le había cerrado las puertas y que lo había traicionado. Los Tuzos y el América disputaban el campeonato, la ida en el Estadio Azteca, terminaba con un marcador de 2-1 favorable a los hidalguenses, aunque América no pudo conseguir ganar en el Estadio Hidalgo y con un empate a un gol en el partido de vuelta, Pachuca se convertiría nuevamente en campeón del futbol mexicano consiguiendo el cuarto título en la historia de los Tuzos.

Christian Giménez vivía un momento dorado con el Pachuca y los títulos no dejaban de llegar, consiguieron la Súperliga Norteamericana 2007 contra el Galaxy de David Beckham y Landon Donovan, partido que disputó en calidad de visitante en el Home Depot Center en los Ángeles California. El héroe del partido fue el portero colombiano Miguel Calero (Q.E.P.D) quien le atajaría un penal a Donovan para seguir con la racha de títulos internacionales.

El mote de “Equipo de México” lo tenía bien justificado el equipo de Pachuca, en el 2008 volvería a conseguir la Copa de Campeones de la CONCACAF contra el Saprissa, esta vez, la final de vuelta sería en el Estadio Hidalgo, Christian Giménez se haría presente en el marcador final de 3 a 1, con esto, Pachuca sumaría a su vitrina, otro título internacional.

En el torneo Clausura 2009, Pachuca llegó nuevamente a una final del torneo mexicano, en esta ocasión el rival en turno eran los Pumas, el partido de ida le dio la victoria a los de ciudad universitario con un solitario gol de Dante López, el partido de vuelta en Hidalgo, parecía estar servido en bandeja de plata para ver a los Tuzos alzar nuevamente la Copa, pero a pesar de una extraordinaria actuación de 'Chaco' Giménez, quien anotó en dos ocasiones, no pudieron retener el título y sería el conjunto felino el encargado de levantar el trofeo.

En el Torneo Apertura 2009, Pachuca contrató a Guillermo Rivarola tras la salida de Enrique Meza, fue un mal torneo para los Tuzos y en base a los resultado actuales, Christian Giménez saldría para buscar nuevos aires de grandeza, fue así, como el 19 de diciembre del 2009 llegaría como el nuevo flamante refuerzo de la “Máquina” del Cruz Azul.

Desde que llegó a tierras hidalguenses, Christian Giménez logró obtener títulos importantes para el club, se convirtió en el referente al ataque de esos Tuzos que parecían imbatibles, con el Pachuca ganó el balón de oro como mejor jugador del Torneo Clausura 2009.

Después de pasar una pesadilla y sufrir el desprecio del conjunto americanista, escribió su nombre con letras de oro en la historia del Club Pachuca, hasta la fecha, los aficionados Tuzos le guardan un cariño especial y un agradecimiento profundo por su gran entrega vistiendo la playera hidalguense, actualmente, con 45 goles, es considerado el tercer mejor anotador de la historia del Pachuca.

VAVEL Logo