El año del resurgimiento ofensivo de Pumas
(Foto: Imago7)

La historia cuenta que uno de los equipos tradicionales en dinámica y ataque han sido los Pumas de la UNAM. A pesar de que en algunas temporadas no calificaran a la fiesta grande del futbol mexicano, su potencial en goleo había sido importante para que se destacaran tanto canteranos como extranjeros en ese apartado. Ningún equipo escapaba del daño ofensivo de los universitarios.

Nombres como Hugo Sánchez, Cabinho, Luis García, Jesús Olalde y Bruno Marioni son nombres que acaparan las vitrinas que enmarcan los títulos de goleo que tiene el Club Universidad. Pero los hombres alrededor de ellos también fueron importantes en la consolidación de aquellos torneos. Cándido, Juan José Muñante, Ricardo Ferretti, David Patiño, Jesus Ramírez, Ailton Da Silva, Jaime Lozano y Leandro Augusto fueron sinónimo de jugadas vistosas y ofensivas.

Pero, en los últimos años, este ataque de garra y corazón fueron sustituidos por la táctica defensiva y el resguardo de un resultado positivo sin importar si había goles o no. Planteamientos que pensaban más en el bien de un lugar en la tabla que el espectáculo que se podía dar en Ciudad Universitaria. Eso ocasionó que la sequía de victorias y alegrías en el seno felino fuera bastante pobre.

El año 2014, sin embargo, será recordado como uno de los mejores en torneos cortos para los Pumas en el ámbito ofensivo. La adquisición de jugadores con calidad y probados en el futbol mexicano más el surgimiento sorpresivo de canteranos que han metido anotaciones importantes han sido la mezcla principal para este renacimiento.

Habrá que anotar que la contratación de Daniel Ludueña le dio la estabilidad como creador de jugadas que influyeron en los hombres de adelante. Para el Clausura 2014, Martín Bravo tuvo su mejor temporada en la institución felina al anotar nueve goles y estar muy cerca del título de goleo, pero sus aspiraciones se cortaron con una lesión que lo alejó de las canchas lo que restaba ese campeonato.

Aun con el trabajo táctico de José Luis Trejo donde los universitarios eran más precavidos en el ataque, el equipo consiguió 26 goles a favor, siete más que la contraparte en el 2013. Todos los delanteros inscritos tuvieron anotaciones y el canterano Daniel Ramírez se destacó como la sorpresa juvenil para los del Pedregal.

Comparación de torneos 2013/2014
Clausura 2013 19 Goles
Apertura 2013 8 Goles
Clausura 2014 24 Goles
Apertura 2014 26 Goles

Con la mano de Guillermo Vázquez, para el Apertura 2014 hubo un cambio radical en el accionar del equipo. Hombres como Ismael Sosa, quien llegó seis meses antes, se acomodó completamente al nuevo sistema y empezó a responder con anotaciones. Pero el mejor síntoma de una nueva era fue el regreso triunfal de Eduardo Herrera con la institución auriazul.

Herrera, quien no tuvo oportunidad de jugar en la era de Trejo, fue titular indiscutible con Vázquez y él respondió a las expectativas. 8 goles y la mira puesta en la Selección Mexicana. El mejor nacional en la tabla de goleo y el más efectivo en los minutos en el campo. Aunque el promedio de goles bajó a 24 en todo el torneo, la constancia no paró, si lo comparamos con el Apertura 2013 donde se tuvo la peor cosecha de anotaciones con ocho.

Todo apunta a que la llegada de Silvio Torales y Jonathan Ramis están presupuestadas para que el poderío ofensivo que ha vuelto a conseguirse no deba de bajar. Las expectativas de Pumas para el Clausura 2015 es alta, pero tanto los directivos como la plantilla parecen tener mucho más calidad para conseguir un título deseado desde hace tres años.

VAVEL Logo