#Retro360: Pumas - Atlas; Semifinal Apertura 2004
(Foto: Agencias)

Mucho se ha hablado sobre las rachas que tiene Pumas de la UNAM en la tierra del tequila y los mariachis. Aunque, si hay que contar la racha más corta, esa la tienen contra los Zorros del Atlas. La última vez que los auriazules ganaron contra los rojinegros fue en el Apertura 2004, el partido de vuelta de una de las semifinales más emocionantes en torneos cortos.

Ese fue el año de los del Pedregal. No solo consiguieron el bicampeonato en el futbol mexicano, algo que ningún equipo había conseguido hasta ese momento, sino que aseguró que el nombre de Hugo Sánchez se grabara aun más en las páginas inmortales de nuestro balompié. Sin duda, el “pentapichichi” logró conformar a un equipo de ensueño para lograr sus metas.

2004: Olímpicos y maremotos

Foto: Agencias

Fue el año del regreso del evento deportivo mundial más importante a su hogar. Atenas atrajo la atención del mundo al organizar los Juegos Olímpicos, aunque muchos de sus resultados dejaron bastante que desear. Ana Guevara puso todo su esfuerzo como campeona del mundo, pero lesiones y bajas de rendimiento le hicieron solo ganar la presea plateada, dejando prácticamente una era en el deporte mexicano. Argentina se corona campeón olímpico en futbol, lo que no conseguía en toda su historia.

Las muertes de Ronald Reagan, Marlon Brando y Ray Charles entristecieron al mundo entero. Arcade Fire presenta su disco “Funeral”, con lo que reafirma el banderazo de la escena independiente en la música alternativa. La cinta “Million Dollar Baby” del director estadounidense, Clint Eastwood, crea un fanatismo otra vez a las historias de deportes dramáticas.

Aunque fue un año de tragedias terribles. Sobre todo, casi al finalizar, un terremoto en el océano Índico provoco un tsunami de proporciones destructivas que arraso con varias poblaciones de Indonesia, Sri Lanka y Tailandia, provocando la muerte de más de 288,000 personas, muchos de ellos turistas que estaban en la zona por el periodo vacacional.

Hugo y la reafirmación de su reinado

El nombre de Hugo Sánchez estará ligado siempre a los Pumas. Nació y creció futbolísticamente en el seno universitario y su llegada al banquillo era cuestión de tiempo. A pesar de que su primera etapa no fue lo esperado, su regreso dos años después necesitaba un buen golpe de autoridad. Tuvo la confianza de los directivos y la afición hasta conformar el equipo que el quería y con el funcionamiento más integral a sus ideas.

Foto: Agencias

Para el Clausura 2004, los felinos demostraron ser superiores en todas las líneas y ganaron en una de las finales más vistas de la historia a las Chivas del Guadalajara. El reto que siempre se les ponía a los equipos que ganaban en los torneos cortos era el volver a repetirlo, pero desde su instauración en el año 1997, nadie pudo hacer la hazaña.

El Apertura 2004 tuvo varias bajas en el plantel del Pedregal. La más sensible fue la de Bruno Marioni, quien partió después de ser campeón de goleo. La llegada de Agustín Delgado y Diego Alonso trataron de compensar la baja en un equipo que ya estaba acostumbrado a la intensidad del “Barullo”. Un equipo que perdió ocho partidos y ganó siete sufrió para calificar pero se instaló con el último boleto para estar en la fiesta grande.

El duelo de las mejores canteras

Pumas tuvo que eliminar al superlíder Veracruz de Cuauhtémoc Blanco y Braulio Luna sorpresivamente. Atlas se impuso en el clásico tapatío ante Guadalajara. Un duelo de potencias ofensivas con estilos juveniles se daría en esa semifinal llevada a cabo el 2 de diciembre. Los dirigidos en aquel entonces por Sergio Bueno tenían un historial similar en el torneo, puesto que quedaron octavos de la tabla y eran los caballos negros.

Foto: Agencias

El Estadio Olímpico Unversitario se vistió de gala para la fiesta. El partido fue movido de principio a fin. Pero Pumas pegó primero al 9’ con un certero disparo de Francisco Fonseca que batió al “Poeta” Pérez. Al 12’, los felinos mojarían de nueva cuenta con gol de Joaquín Botero y la afición visitante no podía creerlo. Los capitalinos eran un vendaval de ofensiva y buenos goles. Únicamente el gol del “Loco” García callaba un poco la alegría local.

Para el segundo tiempo, la intensidad seguía siendo la misma. El júbilo volvió a explotar para los universitarios con el segundo gol de Botero en el partido con disparo bombeado. Pero los rojinegros no quería ceder ni un palmo y Daniel Osorno conectó un balón que pareció misil de bazuca y venció a Bernal. Para poner más emoción, un penal marcado a los 62’ es bien cobrado por el internacional Robert de Pinho y el encuentro se ponía en igualdad.

Aunque la suerte estaba en todo momento del lado auriazul. Centro que saca Israel Castro que el uruguayo Diego Alonso conecta ganándole la marca al “Pollo” Salazar y decreta la victoria de los universitarios. Una victoria clara y una venganza de aquella goleada que le propinaron los Zorros unos años antes de 6-0.

El partido de vuelta quedaría 2-1 con goles de Osorno por los tapatíos y del lado universitario de Fonseca y José Luis López, la última vez que ganó en el Estadio Jalisco con cualquier rival. Pumas llegaría a su segunda final consecutiva y obtendría el ansiado bicampeonato, la demostración de mentalidad ganadora que Sánchez siempre tuvo en su vida, y que ahora le podía transmitir a toda una nación auriazul que lo coreaba como su único líder.

VAVEL Logo