Póker de errores
(Foto: Agencias)

Póker de errores

En el duelo que cerraba la jornada y prometía, no sólo por dos equipos que se encuentran en zona de descenso, sino también por todo lo que se habló durante la semana, terminó por decepcionar y causar el descontento de los casi 31 mil aficionados que se dieron cita.

carlos-aviles
Carlos Avilés

En el duelo que cerraba la jornada y prometía, no sólo por dos equipos que se encuentran en zona de descenso, sino también por todo lo que se habló durante la semana, terminó por decepcionar y causar el descontento de los casi 31 mil aficionados que se dieron cita.

El conjunto de Veracruz fue quien inició proponiendo el partido y apenas a los cinco minutos, Daniel Villalva encontraría las redes, pero el juez de línea estuvo correcto al señalar la posición adelantada del atacante escualo.

Los jarochos siguieron hacia el frente, presionando al chiverío desde la salida y generando jugadas de peligro, haciendo parecer que ellos eran los locales, mientras el Rebaño sólo corría detrás de la pelota.

Chivas buscaba tratar de inclinar la balanza, pero carecía de claridad y no eran capaces de llegar al área con pelota controlada. La más clara para ellos en la primera mitad fue un centro de Raúl López que rechazó con complicaciones la defensiva rival.

La primera mitad terminó con un equipo de Veracruz muy superior a los rojiblancos, quienes sólo deseaban que terminara el primer lapso para poder organizarse en los vestidores.

Iniciado el complemento, un buen centro de López llegó para Giovanni Hernández, quien mandó a guardar el esférico, pero el central señalaría una aparente falta del atacante sobre Paganoni, desatando la polémica con una jugada que se puede definir como 'de apreciación'.

El estratega José Manuel de la Torre mandó a Aldo De Nigris al campo para tratar de ganar las pelotas por arriba y hacer reaccionar al cuadro local, pero el estratega no pudo ver cómo funcionaba su modificación toda vez que se fue expulsado por reclamar una decisión arbitral.

El cuadro jarocho perdío intensidad y el equipo tapatío comenzó a ser más peligroso y a hacerse del balón, aunque seguían bastante imprecisos en la última zona.

La más clara de la segunda mitad llegó en la recta final del partido, cuando el recién ingresado David Ramírez desbordó por la banda de la izquierda y sacó un disparo que amenazaba con meterse a las redes, pero Melitón Hernández hizo una espectacular atajada para enviar a tiro de esquina.

El partido finalizó y el público abucheó a unas tristes Chivas y Tiburones que decepcionaron en un duelo que prometía para más por lo que ambos equipos se juegan.

Con este resultado, Guadalajara llegó a 8 unidades y se mantiene en la décima posición, por su parte, Veracruz llegó a 10 puntos y se ubica en la quinta posición general.

VAVEL Logo
    CHAT