Una final soñada de la mano de una gran afición
(Foto: María Luisa Chagoya | VAVEL México)

Una final soñada de la mano de una gran afición

En el Alfonso Lastras se vivió una auténtica fiesta, los potosinos derrotaron a Correcaminos y son finalistas del Ascenso MX.

marialuisachagoya
María Luisa Chagoya

En el Alfonso Lastras todo estaba listo, dieron las cinco de la tarde y el inmueble abrió las puertas para sus aficionados, la cita era en punto de las diecinueve horas, el ambiente era de confianza pero a sabiendas de la difícil tarea que enfrentaría el Atlético San Luis.

Los seguidores potosinos comenzaron a llenar las gradas del Lastras, veinte mil playeras blancas regaladas por la directiva con el lema "Todos somos San Luis", el mensaje era claro, solo la unidad habría de renacer la esperanza de una final, el ambiente de fiesta dio inicio, los globos azules y amarillos invadían la cabecera norte y los cánticos comenzaron sin parar.

Al momento de las alineaciones todos los asistentes corearon el nombre de sus once guerreros junto a su técnico y el partido dio inicio, pronto Leandro Carrijo hizo estallar el gol desde el minuto nueve y la esperanza estaba más viva que nunca, el grito de gol abrió aún más la garganta de los potosinos.

Ya en el segundo tiempo el silencio comenzó a hacerse presente por unos minutos, a pesar de esto la afición reaccionó rápidamente y siguieron alentando con todo su ser hasta que Orlando Pineda anotó el segundo tanto, la banda sonó fuertemente en la zona VIP y las gargantas de los potosinos estallaron de una manera que solo los que estábamos ahí podemos entenderlo.

El árbitro indicó que se agregarían cinco minutos más, la afición de San Luis Potosí se unió a su equipo en un solo cántico, los gritos de "ya pítale árbitro" no se hicieron esperar, todos los asistentes hondeaban sus playeras blancas, gritaban, saltaban y cantaban de forma impresionante.

Es que estoy convencida que la afición de San Luis Potosí es única, qué manera de entregarse a su equipo, de hacer enchinar la piel de cualquiera que los vea, sus gritos y su vibra fortalecen a cualquiera.

Finalmente el partido culminó y todos los reunidos en el Alfonso Lastras festejaron junto a sus guerreros, es que en San Luis no hay jugadores, hoy estoy convencida que estos son hombres, hombres hechos de garra, una garra inculcada por Raúl Arias, una mentalidad imbatible.

VAVEL Logo
CHAT