Oscar, ilusiones al volante

Mi primer día en suelo chileno encontró sentido en uno de los temas que más me apasiona e ilumina la mirada cuando se habla de futbol: Marcelo Bielsa. Y si algo me ha quedado profundamente claro, aparte del sazón que los sudamericanos imprimen a las tertulias futboleras, es el cariño que los chilenos le tienen a El Loco.

Es impresionante la manera en que se les saltan los ojos cuando hablan del famoso búnker donde Marcelo prefirió vivir, anteponiéndolo a una casa lujosa, entre otras cuantas prestaciones; sin embargo, la gracia y admiración por Marcelo recayeron, a manera de herencia, en otro argentino de formas peculiares que, al día de hoy, comanda la misma ilusión que Bielsa en sus inicios en estos lares: Jorge Sampaoli.

Hubo un partido donde iba ganando por cuatro, de visita y campo brasileño… ¡faltando menos de diez minutos seguía en la banda, gritando como energúmeno y presionando a los jugadores!

Las historias a bordo de un taxi suelen parecerme tan fantásticas como exageradamente recurrentes, al punto de que, en cierto momento, llegan a convertirse en un simple cliché; sin embargo, lo sucedido la tarde de este martes me ha dejado un grato recuerdo. El protagonista se llama Óscar, no rebasa los cuarenta y es chef, pero la comida no paga bien en Chile. 

El camino por la Alameda, avenida principal de Santiago, se llenó de anécdotas sobre otros temas. Ojalá que Óscar vuelva a aparecerse nuevamente en esta aventura y con otras ilusiones al volante. 

La cobertura de VAVEL México en la Copa América Chile 2015. 

VAVEL Logo