Diego Latorre y su paso 'Dorado'

Hace algunos ayeres, militando en el Ascenso -antes llamada Primera A-, Dorados de Sinaloa apostó por concretar un fichaje 'bomba', en la figura del argentino Diego Fernando Latorre. Esta no era la primera aventura del sudamericano en el futbol mexicano, ni tampoco en la división de plata, puesto que anteriormente jugó con Cruz Azul en Primera y con Celaya.

Forjado en Boca Juniors, club argentino donde jugó la mayor parte de su carrera y con quien es más identificado, fue a Europa formando parte de escuadras como la Fiorentina, CD Tenerife y Salamanca, para después volver a otro grande en Argentina, como Racing Club de Avellaneda. Entre su palmarés destacan: Supercopa SudamericanaRecopa Sudamericana y Copa Master de Supercopa, todos éstos con Boca Juniors, pero el más importante en su carrera fue sin duda la Copa América de Chile en 1991 con la Albiceleste

Junto con Gabriel Batistuta, logró una química que se puede decir ha sido una de las mejores duplas en el futbol argentino, muy temida por cualquier defensa en ese entonces, que ayudó mucho en su carrera tanto a uno como a otro. A Batistuta lo catapultó hacia el futbol europeo, en tanto a Diego para llegar a la Selección;, tal vez 'Batigol' fue el hombre con quien mejor se llevó dentro del campo.

En el 2003 fue fichado por Dorados de Sinaloa a la edad de 29 años, una edad considerada en el medio como la de 'madurez futbolística', aunada a la calidad en los botines que, sin duda, le quedaba por entregar. Sería considerado ídolo por la afición 'culichi', dicho por él mismo: "En Culiacán dejé una imagen bárbara, allá todo es béisbol y en el primer campeonato ganamos el ascenso y yo terminé segundo goleador. Mira si me querrán que en la semifinal erré un penal y la cancha llena me ovacionó".

Y cómo no serlo, si fue hombre clave en la final, al poner servicio de gol, motivando a los jugadoresdejando todo en la cancha  para ir al alargue, donde Guadalupe Castañeda anotaría gol con el que posteriormente Dorados se impuso a las Cobras de Ciudad Juárez para ganarse un cupor en Primera. En esta campaña, Diego anotó 11 goles.

En Celaya es donde el argentino vivió sus mejores momentos dentro de esta liga, anotando 27 goles y convirtiéndose en el tercer mejor anotador en la historia del club por debajo Emilio Butragueño y Carlos Pavón. Después de Dorados, Diego partió a Guatemala y después volvería a México para retirarse con los Alacranes de Durango.

VAVEL Logo