Franja preparada para campeonar
(Foto: Alan Núñez - VAVEL)

A pesar de que es una mañana de domingo en verano, el suburbio de Frisco se encuentra despierto y ávido de fútbol mexicano. Con cuatro equipos de Liga MX hospedados en la ciudad tejana, la afición tanto americana como mexicana vive con emoción el día previo a la final de la Supercopa MX y el Campeón de Campeones.

En los campos aledaños al recinto donde rodará la pelota el día de mañana, el Toyota Soccer Stadium, se han programado las horas para entrenamiento. El Puebla FC es el primero de la lista y puntualmente arriban al Toyota Soccer Center. Con botines en mano, el renovado plantel de la Franja pisa la alfombra verde de la cancha #2; comienza el calentamiento y, con ello, la última sesión para pelear por un trofeo más.

El clima veraniego del estado sureño debiera agobiar a los jugadores, pero el trabajo de pretemporada actúa de contrapeso. Con la cancha dividida en dos partes, el cuadro titular para el duelo copero ultima detalles bajo la intensa mirada de Pablo Marini y su silbato. En la otra fracción de la cancha, jugadores como Ezequiel Rescaldani e Isaac Díaz trabajan en ejercicios específicos para recuperar la falta de matchplay

"Es el Hobbit, papá"

Para este Apertura 2015, la directiva optó por armar un grupo de jugadores que buscan una revancha personal, un segundo aire. Tales como Christian Hobbit Bermúdez, Patricio Araujo, David Toledo, entre otros.

Es por eso que, cuando un señor grita con su hijo "Hobbit, Hobbit", el ex América deja hablando a un compañero, firma la playera azulcrema y se despide con un "no, de qué. A ustedes". También es por eso que aún después de que Marini da el pitazo final de la práctica, el ex Chivas, Patricio Araujo, se coloca boca abajo en el piso y comienza a hacer trabajos de abdominales y lagartijas.

El tiempo no perdona y, mañana, el fútbol puede darles un pedacito de ese pastel llamado revancha personal.

VAVEL Logo