Botta y Urretaviscaya, los efectivos refuerzos 'Tuzos'
(Foto: Agencias).

No es fácil elegir a los extranjeros con los cuales reforzarás a tu club. Y no se necesita ser directivo de un equipo para saberlo, basta con jugar un simulador como Football Manager para conocer todos los factores que influyen en la alta de un extranjero. Desde cosas obvias como el idioma, hasta detalles finos como la personalidad o el gusto alimenticio de cada jugador puede influir en su desempeño futuro.

Durante su época de oro, Pachuca destacó por tener un gran ojo para los refuerzos extranjeros, ya fuera que llegaran desde lejos de las fronteras, o incluso, que ya tuvieran experiencia en el país pero que mantuvieran un cartel bajo. Como claro ejemplo podemos mencionar al equipo campeón de la Copa Sudamericana, donde la base incluía a extranjeros como el legendario Miguel Calero (QEPD), Gabriel Caballero (cuyo país natal es Argentina), Aquivaldo Mosquera, Andrés Chitiva, Christian Giménez y Damián Álvarez (otro pampero naturalizado). Todos y cada uno de ellos marcó época en el club, sobre todo por su rápida adaptación. Y antes de ellos, hombres como Nelson Cuevas, Richard Núñez o el mismo Walter Silvani, destacaron por ser extranjeros de rápida explosión en la 'Bella Airosa'.

Malas experiencias

Sin embargo, no todo dura para siempre. Tras dichas  glorias, llegaron a 'Tuzolandia' varios jugadores extranjeros que pasaron con muchas penas y nada de gloria, sin importar que costaran tres pesos o tres millones. Hombres como el español Raúl Tamudo, el colombiano Yulian Anchico o el paraguayo Julio Manzur no desquitaron ni un centécimo de lo que cobraron en la 'Bella Airosa'.

En todo caso, el mejor escenario se ha presentado con extranjeros que tras un comienzo dudoso terminan por funcionar correctamente con el equipo. En el plantel actual podemos mencionar a dos hombres que cumplen con lo anterior.

El primero es Cristian Penilla; tras primeros partidos donde no se le notaba cómodo en el campo, el cafetalero, apoyado por la lesión de Jürgen Damm, supo ganarse la titularidad al final de la temporada y ser parte vital de Pachuca para calificar a la Liguilla y, posteriormente, dejar fuera al América en cuartos de final.

El otro ejemplo es Darío Cvitanich. En su primera etapa con los 'Tuzos' permaneció durante todo el 2010. Tras un primer torneo débil, en el segundo mostró su mejor fútbol que lo llevó a haber anotado 16 goles durante su año de cesión, incluyendo dos en el Mundial de Clubes. Su rendimiento correcto lo llevó a Boca Jrs. para después recalar en el Nice francés, de donde volvió para el Clausura 2015. En este último certamen, sufrió una dura lesión que lo alejó por meses de las canchas, sin embargo, volvió para anotar goles fundamentales para la causa albiazul, tantos que calificaron a Pachuca a Liguilla y luego a cuartos de final.

Además, se puede resaltar el caso de Nahuelpán, quien de llegar en calidad de "petardo" al equipo, se ha convertido en uno de los consentidos de la afición.

'El Demonio' y 'El Rayo', las luces

Hoy, la afición de Pachuca duerme esperanzada de haber encontrado dos hombres de acuerdo a sus necesidades. A pesar de tener un cartel alto para el fútbol mexicano, Botta procedente del Inter de Milán y 'Urreta', catalogado como el mejor futbolista de la Liga Uruguaya de la pasada temporada: los sudamericanos no han decepcionado en sus primeros minutos en el país.

Rubén Botta saltó al campo como titular en la victoria 2-1 sobre Xolos, esto en la jornada inaugural de la Liga Bancomer; 'el Demonio' destacó por su movilidad y clase para tocar el balón, aspecto que utilizó para asistir el primer gol de Ariel Nahuelpán.

Por su parte, Jonathan Urretaviscaya ingresó de cambio para revolucionar el ataque 'tuzo' que no hallaba cómo perforar la zaga tijuanense; el uruguayo hizo gala de su velocidad y desmarque para aprovechar un pase preciso del mismo Nahuelpán, con el que le dio el triunfo a su equipo, además, también anotó el tanto del empate entre Pachuca y Atlante por la Copa MX. Su camino al buen andar inició en la pretemporada, donde el trabajo de Diego Alonso apoyó a su rápida integración con el plantel. Ahora, se espera que sus buenas actuaciones no sean casualidad y su rendimiento se mantenga por el resto de la temporada. De ser así, Pachuca puede soñar de nueva cuenta con competir en busca de su sexta estrella de Liga.

VAVEL Logo