Al Estadio do Dragão se llegó por la Sultana del Norte
(Fotomontaje: Alan Núñez - VAVEL)

El día del cierre global de fichajes, México fue testigo de un movimiento de mucho dinero en el que el protagonista fue Jesús 'Tecatito' Corona. El FC Porto pagó 10.5 millones de euros al FC Twente para contratarlo por cinco años, y por si fuera poco, lo blindó con una cláusula de rescisión de 50 millones de euros. Con 22 años de edad y comprado por uno de los equipos que mejor forman a los jugadores jóvenes en el mundo, su futuro parece extraordinario.

Nació el 6 de enero de 1993 en Hermosillo, Sonora, tercer hijo del matrimonio entre Martha Eleana Ruíz y Narciso Corona. El gusto por el fútbol llegó a muy temprana edad, pues a los seis años le confesó a sus padres que quería seguir los pasos de su hermano mayor, Narciso Iván, y les pidió que lo inscribieran en un equipo, y fue así que llegó a una liga local con el equipo Pumas.

Mientras Corona crecía, su habilidad y su rendimiento en el campo también lo hacían, y a los 15 años formó parte del equipo de la escuela secundaria 6 Luis Donaldo Colosio, donde ganó la Copa Coca Cola en cinco categorías diferentes, municipal, estatal, regional, nacional e internacional, y fue en esta última donde los cazatalentos lo conocieron y comenzaron su batalla por integrarlo a su equipo.

En una entrevista al periódico Excelsior, el padre de Jesús expresó que fue el mítico equipo brasileño Santos el que estuvo muy cerca de firmar a Tecatito: "Nos empezaron a hablar todo mundo, nos llegó esa oferta de Brasil y la verdad es que nosotros queríamos que se quedará aquí, en casa, unos años más. Nada más tenía 15 años, pero él estaba muy ansioso, se quería ir, quería jugar y nosotros estábamos muy indecisos. Rayados nos ofreció muy buenas cosas para él; no sólo jugar, también la escuela, y la verdad es que nos dieron mucha confianza".

Se integró a las fuerzas básicas de los Rayados de Monterrey en 2008. Su creatividad, velocidad y agilidad llamaron la atención de José Luis González China, entrenador del Tri Sub-17, quien lo hizo parte en todo el proceso clasificatorio para el Mundial de la categoría que se celebraría en Nigeria un años después, sin embago, días antes de celebrarse la justa, González China lo dejó fuera de la lista final de convocados, algo que hizo que Jesús Corona considerara dejar el fútbol.

Regresó a los entrenamientos con las fuerzas juveniles de Rayados y dos años después, a la edad de 17 años, Victor Manuel Vucetich lo convocó al primer equipo debutándolo el 7 de agosto de 2010 como titular en la jornada 3 del Apertura 2010, en un juego ante Atlante. En ese año futbolístico solo logró participar en tres encuentros y no pudo anotar en ninguna ocasión, pero al estar registrado en la plantilla del primer equipo, oficialmente formó parte del campeonato obtenido por los regios en el Apertura 2010 y el primer título de la Liga de Campeones de la CONCACAF en 2011.

La siguiente temporada sus participaciones aumentaron y fue considerado en 10 partidos de la Liga MX, donde marcó un gol, además de disputar tres juegos de la Liga de Campeones.

Su mejor temporada con los Rayados fue en la temporada 2012-2013, participando en un total de 37 partidos (contando Liga MX, CONCACAF y Mundial de Clubes), anotando cinco goles y otorgando cinco asistencias. En el Mundial de Clubes celebrado en Japón tuvo una actuación muy destacada, jugando tres partidos y convirtiéndose en el goleador de los regiomontanos en aquel torneo, por lo que muchos equipos europeos lo buscaron para hacerse de sus servicios, pero fue hasta terminar el Mundial Sub 20 en Turquía, cuando Tecatito tomó la decisión sobre su futuro.

Jesús Corona en el Mundial Sub 20

En 2013, Jesús Corona fue el objeto de críticas por parte de la prensa y aficionados regiomontanos por la actitud que tomó el jugador para ser transferido a un equipo del viejo continente, conducta que hizo que Luis Miguel Salvador lo mandara a entrenar con la Sub-20 de los Rayados, pero con el paso del tiempo, la directiva albiazul decidió cumplir las peticiones del jugador y abrió negociaciones con el equipo holandés Twente.

En aquellos días su valor en el mercado era de 1.3 millones de euros, pero el equipo europeo pagó 3.5 millones de euros por la carta de Tecatito. Tiempo después, Corona aceptó que hubo una oferta por parte del Fútbol Club Barcelona por él, pero el mexicano la rechazó porque pensó que el Twente le sería una mejor plataforma para formarse como futbolista.

En una entrevista que Tecatito concedió a Milenio, comentó que todos los problemas con Rayados han sido borrados y que mantiene una buena relación con Luis Miguel Salvador, además enfatizó que le gustaría volver a vestir la camiseta de Monterrey en un futuro: "Creo que todo quedó atrás, pero se recuerda. Las cosas pasan por algo y me pasó porque debía madurar y lo sigo haciendo. Sigo bastante a Rayados, cuando los puedo ver los veo, cuando no, los sigo por Twitter. Si me dicen a qué equipo quisiera regresar, obviamente diría Rayados, es un club que me abrió las puertas y estoy muy agradecido con ellos".

Con los 'Tukkers' jugó 49 partidos en dos años, 13 goles y cinco asistencias fueron sus números, además fue considerado la estrella del equipo en la temporada pasada.

Ahora, Jesús Manuel Corona iniciará otra etapa importante en su carrera; jugará por primera vez la Champions League y peleará de tú a tú con Benfica por el título de la Liga Portuguesa. Ha llegado a un club grande de Europa, especialista en la economía del balompié, comprando barato y vendiendo caro, formando jugadores de la talla de James Rodríguez, Jackson Martínez, Radamel Falcao, Hulk, Héctor Herrera e impulsando la carrera cómo técnico de uno de los mejores entrenadores de la actualidad, José Mourinho.

Jesús Corona podría ser el referente número uno de la selección mexicana en el Mundial de Rusia 2018 y, por qué no, uno de los jugadores más destacados a nivel mundial. Aún falta mucho por aprender y mejorar, pero en el futuro de Tecatito no hay ninguna nube que opaque su cielo azul y claro.

VAVEL Logo