La eterna lucha por ser el 'Gigante de la CONCACAF'

Nuestra lucha constante por superarnos como nación, ser cada día mejor, y vivir a la sombra del país más poderoso del mundo, nos tiene un poco acomplejados, pues ellos en casi todo son mejores, pero había algo en lo que nosotros podíamos gritar orgullosamente nuestra superioridad, lamentablemente ya no sólo juegan football, sino también al soccer.

¿Es tan burdo seguir buscando el título de ser llamado ‘El gigante de CONCACAF’? Por qué se le denomina así solo en nuestra zona geográfica futbolística, por qué no existe el gigante de la UEFA, o de CONMEBOL, ni de Asía, África u Oceanía. Sólo la CONCACAF tiene un gigante, y es México o Estados Unidos, ni Costa Rica, ni Honduras, ni Panamá, o el resto de los países centroamericanos y del Caribe.

¿Por qué buscar autonombrarse el mejor de la zona? ¿En base a qué se otorga tal nombramiento? ¿De qué sirve? Entonces, ¿cómo podremos decidir quién es ‘El gigante de la CONCACAF’? Si nos basamos en duelos de enfrentamientos directos, México es amplio ganador, pues según datos de la FIFA, México y Estados Unidos se han enfrentado un total de 64 juegos desde 1934, con un amplio margen de victorias para los nuestros, con 32 victorias sobre las 18 obtenidas por los del ‘Tío Sam’, y 14 empates, Con 132 goles aztecas por 75 americanos.

Sin embargo, estas estadísticas tienen un punto de partida, un antes y un después; considerando el Mundial de Estados Unidos 1994 hasta la fecha, ha crecido enormidades la selección de las barras y las estrellas. Según datos por Cartografica.com hasta el 2013, durante los 31 partidos jugados entre 1934 y 1993 el dominio de México fue claro, manteniendo una efectividad de 70% o más en la mayoría de los años. Pero la efectividad de la selección nacional ha sufrido una caída constante en los 30 juegos disputados después del Mundial, pasando de 76.3% en 1994 a 57.4% en 2013. De forma paralela, la efectividad de Estados Unidos se ha duplicado en el mismo período, aumentando de 18.3% a 36.1%.

Entonces ¿México es el claro ganador? Porque evaluando los títulos conseguidos por ambas naciones, la diferencia sigue creciendo a nuestro favor, considerando títulos de la CONCACAF, México ha ganado un total de 10 campeonatos por 5 de Estados Unidos (teniendo en cuenta que de 1991 a la fecha cambió de nombre a Copa Oro). México también ostenta 1 campeonato de Confederaciones y dos finales de Copa América, situación que no presume Estados Unidos.

En selecciones menores el margen de ganancia sigue creciendo a nuestro favor, con 2 títulos sub 17, en Perú 2005 y México 2011, además de una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Estados Unidos al momento no ha triunfado en categorías menores.

Eso sí, en fútbol femenil, Estados Unidos nos supera por una abismal diferencia, ya que ellas son potencia mundial, con 3 títulos de Copa del Mundo y 4 medallas de Oro en Juegos Olímpicos. Está por demás mencionar que las mexicanas sólo han vencido una vez a las norteamericanas, por más de 30 triunfos de ellas.

Sin embargo, México podrá ser el dominador absoluto en las estadísticas, pero hay que reconocer que en los últimos años nos han vencido constantemente en suelo norteamericano, con su ya famoso ‘2 a 0’, y sin duda nunca se nos olvidará esa derrota en el Mundial de Corea/Japón 2002, cuando siendo favoritos, en los Cuartos de Final nos eliminaros ‘2 a 0’.

Pero, ¿qué más falta evaluar para definir al ‘Gigante de la CONCACAF’? ¿O realmente estamos otorgando un título sin sentido, que en otras confederaciones les tiene sin cuidado? Sí, es un clásico el México vs Estados Unidos, y lo seguirá siendo, pero seamos o no el ‘Gigante de la zona’, eso no nos dará un campeonato del mundo, si acaso, sólo elevará nuestro ego futbolístico sobre el de los ‘gringos’.

VAVEL Logo