Desempeño sinaloense
(Foto: VAVEL)

Estrenando técnico, Dorados de Sinaloa no pudo ponerlo a prueba por la suspensión del cotejo frente a Veracruz en el Banorte tras intensa lluvia que dañó el campo, por lo que tomaremos en cuenta la era de Carlos Bustos en la Liga Bancomer MX, un director técnico que entra definitivamente a la historia de los 'culichis'.

Esta nueva experiencia empezó con movido empate a ceros ante Jaguares, ambos pudieron llevarse el triunfo y Luis Michel fue el héroe del capítulo. Para la segunda fecha, en un juego que inició de ida y vuelta, Dorados terminó por sacar tres puntos valiosos del Caliente gracias a Mauricio Romero y Héctor Mancilla quien tenía revancha en Liga. En la tercera fecha, Querétaro visitó Culiacán, el encuentro quedó en tablas, los norteños lo dejaron escapar, pues en los últimos 10 minutos, Nurse marcó el triunfo parcial, pero Miguel Martínez arruinó la fiesta.

Para la siguiente fecha, Dorados visitó el Azteca y se llevó una "tunda", que de milagro no fue más grande, el marcador se inauguró con un autogol de Chávez, de ahí siguió la cascada de tantos que culminó con un 4-0. Nuevamente en el Coloso del Humaya, Monterrey fue a faltar el respeto a los locales con una soberbia actuación del colombiano Edwin Cardona, marcador final: 1-4. De vuelta al DF, esta vez en el Universitario, perdieron ante los Pumas por 2-0, Marcos Caicedo fue expulsado y eso perjudicó en lo anímico al conjunto. 

Todo este mal augurio que vivieron por semanas terminó en Sinaloa, la víctima fue Puebla, con un partido redondo, consiguieron el 1-0 que pudo ser más, pero Campestrini salvó a los camoteros, Guillermo Rojas fue clave y Christian Suárez el que se llevó los aplausos de la gente por su diana, era la primera victoria como locales. Con mayor confianza viajaron a Jalisco a enfrentar a Atlas, con un pésimo arbitraje y que afectó completamente al 'Gran Pez', se sumó otra derrota, esta vez 3-2.

Posteriormente, disputaron dos jornadas como locales, iniciaron ganando en los dos, pero Pachuca y Toluca remontaron lo adverso, lo que significó el enojo de los dueños del club y el despido del argentino Bustos. Omar Briseño tomó las riendas mientras encontraban un nuevo estratega, y en su visita a Torreón empataron a uno frente a los laguneros con un magistral cobro de tiro libre de Walter Ayoví que se direccionó por debajo de la barrera y fue imposible para Marchesín.

Como conclusión, podemos decir que los jugadores de Dorados no se ven al cien por ciento comprometidos, esto se puede observar en la falta de intensidad. Los equipos con situación de descenso deben tener muy encuenta que el partido dura noventa minutos, dado esto, es obligatorio enfocarse, primero individualmente para después colectivamente comprenderse.

Los errores en zona defensiva han costado caro en los resultados, algo que no debería suceder tan a menudo, puesto que cuentan con zagueros experimentados. Desde luego que ha faltado la confianza y entender que no ha todos los equipos se les puede jugar igual, habrá que variar esquemas, tácticas, renovar ideas entre otras cosas. Algo que intentaba Bustos era la línea de cinco, pero no era eficiente por una simple cuestión, ni Vidrio, ni Arreola tienen vocación ofensiva y la proyección no era lo que se pretendía, por lo que se perdía mucho al ataque. Será clave intentar opciones por las bandas para aprovechar a Nurse y Mancilla, hombres de raza goleadora en área chica.

Por lo pronto Luis Fernando Suárez debutará versus Cruz Azul y se espera un muy buen trabajo del dos veces mundialista.

VAVEL Logo