Santa resurrección en Concachampions

Noche mágica la vivida este martes en el Estadio TSM. Última jornada de la Fase de Grupos de la Concacaf Liga de Campeones; Santos Laguna y Saprissa decidirían en 90 minutos quién avanzaría a Cuartos de Final. Los Guerreros necesitaban un triunfo para instalarse en la siguiente ronda; en cambio, El Monstruo Morado viajó a Torreón con el requerimiento de no perder, dado que un empate les garantizaba el boleto a la ronda de eliminación directa. La Casa del Dolor Ajeno, mote como también se le conoce al hogar del cuadro verdiblanco, ha sido en este semestre un suplicio para Santos Laguna, ya que solamente ha ganado un partido de ocho disputados en casa. Este hecho vaticinaba un emparejamiento complejo y enredado entre albiverdes y morados, sin embargo, la historia iba a ser distinta. 

La afición del actual monarca mexicano castigó al equipo e hizo acto de presencia en las gradas en cantidades pequeñas. El duelo comenzó rebasada la hora pactada y Andrés Rentería fue quien generó los primeros suspiros; el cafetero ingresó al área, recortó a un defensor y de pierna izquierda disparó pero el balón pasó por un costado de la portería. El cotejo no tuvo mucha acción en las áreas hasta el minuto 38, instante donde se abrió la lata. Luego de una gran jugada individual por el sector derecho, Luis Ángel Mendoza envió un centro que fue rematado de palomita por Bryan Rabello, dejando sin oportunidades a Danny Carvajal. El conjunto local intentó duplicar la ventaja con un disparo lejano de César Ibáñez que desvió oportunamente el arquero tico.

Los laguneros estaban consiguiendo el resultado que les permitiría seguir con vida en la competencia; no obstante, iniciado el segundo tiempo llegó la respuesta visitante. Antes de cumplirse el minuto 50, Mynor Escoe a base de velocidad le ganó la espalda a César Ibáñez y ante la salida de Agustín Marchesín, picó el balón para introducirlo en la meta verdiblanca. Silencio absoluto en el TSM. Los Guerreros no decayeron y tres minutos después, Djaniny Tavares le regresó la ventaja al cuadro mexicano. El caboverdiano mató con el pecho una pelota que enseguida impactó con pierna derecha, cruzando la redonda y batiendo al guardavallas.

Duro golpe haberse ido nuevamente abajo en el marcador para el Saprissa, puesto que tras la anotación de Djaniny, la oncena que se ubicaba en la cancha se desmoralizó. El tercer gol santista fue obra de Luis Ángel Mendoza; El Quick se quitó a Danny Carvajal y sin tener un control absoluto de su cuerpo logró empujar la redonda al fondo del arco. El juego terminó por inclinarse a favor de los locales al minuto 69, momento del cuarto tanto guerrero. Bryan Rabello lanzó un servicio que halló a Carlos Izquierdoz; el argentino cabeceó la esférica dirigiéndola a las redes. 120 segundos después, Diego González colocó su nombre en la pizarra. El Pulpo trató de servir un balón por aire pero éste agarró dirección a portería, algo que sorprendió al cancerbero costarricense, quien también contribuyó para que el cuero rebasara la línea de gol.

Finalmente, la media docena de anotaciones fue patentada por Alonso Escoboza en tiempo cumplido, quien se tiró para rematar de media tijera un centro de Javier Orozco. Fue así como Santos Laguna finiquitó la obra y se metió entre los mejores ocho equipos de la Concachampions 2015-16. Este miércoles conocerá a su próximo rival, al cual enfrentará hasta febrero del siguiente año.

VAVEL Logo