El desempeño individual de Pumas en el Apertura 2015
(Foto: Club Universidad)

Alejandro Palacios: Titular indiscutible en el esquema de Memo Vázquez y clave para que Pumas consiguiera el liderato general. Disputó 22 partidos, todos como titular, recibió 28 goles y fue amonestado tres veces. En total tuvo 1,975 minutos sobre el terreno de juego. El Clausura 2016 será vigesimosexta temporada con el club, aunque fue en 2011, tras el retiro de Bernal, cuando se afianzó en el once inicial.

Alfredo Saldívar: Luego de todo un torneo como titular debido a la lesión del ‘Pikolín’, en el Apertura 2015 sólo jugó dos partidos el campeonato, su oportunidad se presentó cuando Alejandro Palacios fue expulsado ante Santos en la J7, donde los felinos triunfaron 4-3 en el TSM; repitió en el arco en la J8 ante Veracruz, encuentro que también ganó Pumas, aquella vez 3-0 en Ciudad Universitaria.

Darío Verón: El capitán de Universidad sigue siendo un pilar de la defensa, cada torneo se dice que es el último que estará, pero su desempeño deja claro que aún tiene piernas y mucho corazón por delante. Disputó 19 partidos, 17 completos, para un total de 1,641 minutos, anotó un gol y recibió cinco tarjetas amarillas.

Gerardo Alcoba: Cerró el año con su renovación por tres años más con Pumas. Jugó todos los minutos del torneo, desde la J1 hasta la Final. Vio actividad en 2,070 minutos del Apertura 2015 y marcó tres goles, dos de ellos momentos importantes como en la Semifinal ante América y en la Final contra Tigres.

Josécarlos Van Rankin: El seleccionado nacional sub-22 tuvo un torneo lleno de contrastes. Josécarlos se perdió las primeras jornadas del campeonato debido a que formó parte del combinado nacional que representó a México en el torneo preolímpico de la CONCACAF. A su regreso volvió a la titularidad, sin embargo, perdió ese puesto durante las últimas jornadas. En total, disputó 1,017 minutos en 14 partidos, todos como titular, además de participar en un partido en el torneo de copa; vio en una ocasión la tarjeta roja.

Luis Fuentes: Sin duda alguna vivió uno de los mejores, si no es que el mejor de su carrera. Su rendimiento en el cuadro felino fue tan destacado que incluso fue convocado por primera vez a selección nacional, además de lograr ser reconocido por la propia liga como el mejor lateral derecho del torneo. El saldo de su desempeño fue de 2,070 minutos en 23 partidos, todos como titular, junto con Gerardo Alcoba fueron los únicos elementos que disputaron todos los minutos del Apertura 2015.

Luis Quintana: El joven defensor central se consolidó durante el pasado torneo como un cambio de lujo para el DT de los auriazules, pues cuando las lesiones se hicieron presentes, Quintana respondió de la mejor manera. En el torneo participó en 10 juegos, 5 de liga y 5 de copa, y se hizo presente en el marcador en dos ocasiones.

Marcelo Alatorre: La llegada del jugador a CU no fue de las mejores, pues tras descender con los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, gran parte de la afición auriazul reprobó esta decisión. Sin embargo, su desempeño y aptitudes mostradas lo hicieron no sólo convertirse rápidamente en uno de los consentidos de la grada, si no que se adueño de la lateral derecha del cuadro felino, logrando colaborar de manera importante con los éxitos conseguidos. Los números de Alatorre en el último semestre arrojan un total de 5 participaciones en el torneo de copa con un total de 354 minutos, mientras que en el torneo liguero tuvo actividad en 1,221 minutos en 16 juegos, 12 de ellos como titular.

Alejandro Castro: A pesar de las dudas que generó en propios y extraños la incorporación del ex jugador de Cruz Azul, Casto se integró rápidamente al equipo de Pumas y supo ganarse un puesto en el once titular de Guillermo Vázquez, técnico que ya lo conocía a su paso por ‘La Máquina’ y que le brindó la confianza que le permitieron dar un torneo en el que superó las expectativas en el centro del terreno de juego junto a Cortés y Fidel Martínez. El orden dentro del campo y la buena ubicación del mediocampista fueron fundamentales para establecer enlaces entre la defensa y la luna de ataque para dar un equilibrio certero para Pumas, quien a pesar de no contar con un gran número de aproximaciones, supo capitalizar sus acercamientos al arco rival gracias a la precisión, en gran parte, de los pases del jugador capitalino.

David Cabrera: Contrario a lo que se pensaba en a pretemporada del Apertura 2015, fue relegado a la banca durante gran parte del torneo debido a un par de ‘problemas de vestidor’ que incluso le arrebataron la capitanía que Guillermo Vázquez había anunciado en sucesión al histórico Dario Verón. Sin embargo, cuando Cabrera ingresó al campo supo distribuir el esférico por las bandas y ejerció presión a la hora de recuperar balones, algo que sin duda no pasará por alto el técnico para el próximo semestres en el que Pumas tendrá más partidos de los habituales.

Javier Cortés: Si comparamos la temporada que tuvo Javier en el Apertura 2015, en donde llegó a la gran final, con el Clausura 2015 cuando ni siquiera lograron la clasificación a la Liguilla, podemos ver una amplia mejoría, en tanto a lo individual, como a la colectivo. El camiseta número 7 de Pumas logró anotar en 4 ocasiones; frente a Pachuca, Cruz Azul, León y América y dio 3 pases para gol, siendo esta una de las temporadas que mejor ha rendido en cuanto a números, pues su mejor torneo ha sido el Clausura 2013, en donde consiguió marcar 7 tantos y asistir 3 ocasiones.

Fidel Martínez: Después de un paso agridulce por Leones Negros y no conseguir la salvación del equipo tapatío, el jugador ecuatoriano se sumó a los refuerzos de Pumas a la mitad del 2015 con la encomienda revolucionar la media y la ofensiva del Club Universidad Nacional. El buen trabajo realizado día con día le permitió jugar 22 de los 23 partidos del Apertura 2015, la mayoría de ellos como titular. A pesar de que las jugadas mano a mano que fueron su sello característico con Leones Negros no se presentaron en gran cantidad, el jugador sudamericano aprovechó los espacios por la banda y dinamitó el ataque de los felinos con asistencias y también con goles que le valieron sortearse el cariño de una de las aficiones más exigentes en el futbol mexicano.

Ismael Sosa: El jugador argentino cada vez luce más acoplado al equipo y ya tiene tintes de ídolo en Ciudad Universitaria. Jugó 23 partidos, completó 13 de ellos y marcó 11 goles. En total disputó 1,962 con la camiseta auriazul. El Clausura 2016 será su quinto torneo en México, todos ellos con los de la UNAM.

Eduardo Herrera: El centro delantero que por mucho tiempo estuvo buscando Pumas. Desde que regresó de Santos se ha visto su evolución como futbolista. En el último semestre fue fundamental para que Universidad llegara a la Final. Anotó 11 goles y jugó 23 partidos, completó 11 de ellos para un total de 1,944 minutos.

Matías Britos: Tras dos torneos inciertos, donde le aquejaron las lesiones, Britos despegó en el Apertura 2015 y se ganó el cariño de los aficionados. Anotó siete goles y jugó 23 partidos, de los cuales completó seis y disputó 1,648 minutos.

Dante López: Criticado por muchos, Dante se volvió el revulsivo nato en el ataque al final de la temporada. Jugó 18 partidos, aunque sólo tuvo 210 minutos y no anotó goles. 

VAVEL Logo