La sexta estrella de Universidad
(Foto: lospumasunam.com.mx)

El 2009 fue un año donde la magia volvió al cuadro de Pumas de la UNAM, ya que el sexto título llegó para quedarse y recordarse con una de las finales con más emoción para la afición felina. La garganta de los aficionados gritaron el gol cuando Pablo Barrera entendió que era el momento de despegar y regalarle el campeonato del Clausura 2009 al cuadro felino.

(Foto:lospumasdelaunam.com.mx)

En aquella noche de mayo 2009, la escuadra dirigida por el hoy técnico de Tigres, Ricardo "Tuca" Ferretti, saltó al campo del Estadio Hidalgo con la misión de ganarle a Pachuca y llevarse a sus vitrinas el título de dicho torneo. Un partido donde los dos equipos presionaron en media cancha y las sonrisas de la gente que apoyó a Pumas se convirtieron en silencio al 32', cuando Efraín Juárez cometió uno de los peores errores de la Liguilla para Pumas y regaló un penal para que el actual jugador de Cruz Azul, Christian Giménez decretara el primero para el cuadro local.

(Foto:globedia.com)

Luego del gol, el cuadro tuzo siguió presionando a Universidad, los felinos tuvieron que defenderse con mucha inteligencia y sólo esperaron el silbatazo para que finalizara la primera mitad de la final del Clausura 2009. El cuadro ,local salió confiado en la segunda parte del partido y al 52', Paul Aguilar metió un centro que rebotó en Íñiguez y tomó dirección al arco felino, pero el arquero Bernal estuvo atento y se quedó con el esférico.

El gol unamita cayó de la mano de Dante López al 62', cuando el hoy ex futbolista mexicano, Juan Francisco Palencia mandó un centro al área rival y el paraguayo remató de media vuelta para poner empate en el marcador y global a favor de Pumas.

(Foto:100x100fam.mx)

Los del Pedregal sólo tenían que esperar el silbatazo final para que la sexta estrella quedara grabada en su camiseta, pero al minuto 78, Giménez se volvió a encontrar con el gol y puso a temblar a la afición felina con el 2-1 en el marcador. Los minutos transcurrieron, las atajadas de Calero se hicieron notar y sólo quedó en el silbatazo final para que el encuentro se fuera a los tiempos extras.

Pachuca ya no tenía piernas y la afición local se comenzó a preocupar, el llanto apareció en sus rostros cuando Pablo Barrera sentenció la final en el Estadio Hidalgo y la gente vestida de azul y oro comenzó a llorar de emoción por la sexta estrella en la historia de Club Universidad. No había más, Pumas se coronó campeón del Torneo Clausura 2009.

VAVEL Logo