El Coloso de Santa Úrsula volvió a sonreír
(Foto: Club América)

El Coloso de Santa Úrsula volvió a sonreír

América e Ignacio Ambriz se quitaron un peso de encima luego de vencer a Santos Laguna como locales.

JesseEspitia
Jesús Barrientos Espitia
AméricaMuñoz, Aguilar, Goltz, Aguilar, Mares, Martínez, Da Silva (Guerrero, min. 82), Sambueza, Arroyo (Andrade, min. 70), Quintero (Benedetto, min. 60) y Peralta.
Santos LagunaMarchesín, Ibáñez (Álvarez, min. 18), Izquierdoz, Araujo, Villafaña, Molina, González, Rabello, Dávila (Mendoza, min. 46), Rentería y Djaniny (Bravo, min. 71).
MARCADOR1-0, min. 42, Peralta. 2-0, min. 92, Andrade.
ÁRBITROErick Yair Miranda. Amonestó a: Araujo (min. 7), Da Silva (mn. 35), Djaniny (min. 70), Goltz (min. 87).

Cuatro meses después, el americanismo celebró de nuevo un triunfo de su equipo en el Estadio Azteca en fase regular de campeonato. Este sábado, las Águilas volaron nuevamente en el Coloso de Santa Úrsula tras superar en un partido competido sobre Santos Laguna. El regreso de Paul Aguilar terminó siendo determinante para que los cremas se impusieran y llegaran a su tercera victoria en la competencia, rompiendo con la racha de los Guerreros, quienes hilaban tres conquistas de manera consecutiva.

La primera media hora del partido se desarrolló en la mitad del campo. América tenía control del balón pero cuando pisaba territorio enemigo, como ha sido a lo largo del torneo jugando en casa, el cuadro azulcrema sufre para abrir las defensivas rivales y generar verdaderas ocasiones de peligro. Un disparo de Rubens Sambueza que se fue elevado significó el único aviso de las Águilas

Partido trabado y constantemente interrumpido por faltas de ambos equipos sucedió durante gran parte del primer tiempo. Santos Laguna pudo abrir el marcador al minuto 25 pero Andrés Rentería no logró darle dirección a su disparo y la redonda pasó a un costado del marco defendido por Moisés Muñoz. Fue hasta el minuto 35 que llegó el vendaval americanista. Oribe Peralta logró cabecear un servicio pero la esférica salió a la humanidad de Agustín Marchesín. Enseguida, Darwin Quintero se enfiló al área lagunera y definió picado ante el rápido achique de Agustín Marchesín, quien alcanzó a impedir el tanto del atacante colombiano.

Instantes más tarde, otra vez Quintero dejó ir la ventaja para los suyos. El cafetero trató de clarear a Marche pero su definición se fue por arriba del arco visitante. Luego fue turno de Michael Arroyo; Miky Jr. se abrió el espacio y sacó un potente disparo que pegó en la red frontal. Santos Laguna no gozó con total fortuna y en la quinta aproximación se concretó la anotación emplumada. Paul Aguilar realizó una extraordinaria jugada individual por el sector derecho dejando sembrado a un elemento albiverde y lanzó un servicio que remató Oribe Peralta con la testa. Néstor Araujo alcanzó a desviar la trayectoria del balón y Agustín Marchesín no pudo impedir el gol de los capitalinos.

El complemento inició con un aviso de Michael Arroyo. El ecuatoriano recortó hacia el centro y disparó con fiereza pero la redonda se fue abriendo marchándose por un costado. Al minuto 56, Moisés Muñoz le arrebató la igualada a Andrés Rentería, quien se tiró de palomita y remató con la cabeza; el guardameta americanista atajó el envío del jugador sudamericano. Rebasada la hora del juego, Pablo Aguilar se encontró con un balón dentro del área y sin pensarlo dos veces cabeceó a portería; no obstante, el encargo fue débil y sin colocación.

Entre los minutos 70 y 80, América quiso duplicar su ventaja en la pizarra mediante tiros lejanos por conducto de Osvaldo Martínez y Andrés Andrade; el disparo del paraguayo fue detenido por Agustín Marchesín y la descarga del Rifle no descendió lo suficiente para incrustarse en la cabaña lagunera.

La oncena de Ignacio Ambriz quiso proteger su victoria y en la recta final del encuentro se dedicó a defenderse de los embates visitantes, mismos que en su mayoría no incomodaron al arquero azulcrema. Con unos Guerreros buscando el empate fue como se originó la segunda diana emplumada. Rubens Sambueza condujo el cuero, ingresó al área y asistió a Andrés Andrade, quien llegó de atrás y con un toque sutil finiquitó el triunfo águila.

VAVEL Logo